28 jun. 2007

Guillermo Toledo

Guillermo Toledo

Se ha convertido en uno de los actores cómicos más de moda gracias a su trabajo en la serie Siete vidas y en películas como El otro lado de la cama y Seres queridos. Pero Willy Toledo llevaba ya una destacada carrera en el cine y también en los escenarios.

Aunque pueda parecer un recién llegado al mundo del cine, Guillermo Toledo -Willy para los amigos- lleva bastantes años trabajando para la gran pantalla, y unos cuantos más subido a los escenarios madrileños.

Su temprano interés por la interpretación le llevó a trasladarse a Estados Unidos en 1986, donde pasó una temporada estudiando en un instituto de teatro. Años más tarde, ya de vuelta en Madrid, se inscribió en la escuela de Cristina Rota: allí coincidió con otros dos futuros actores, Ernesto Alterio y Alberto San Juan, con los que poco después fundó la compañía de teatro Animalario.

Willy Toledo debutó en el cine en 1994 con Morirás en Chafarinas, y a partir de entonces ha ido apareciendo en algunos de los títulos más destacados del cine español reciente, entre ellos Insomnio, de Chus Gutiérrez; La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda; Manolito Gafotas, de Miguel Albaladejo; La mujer más fea del mundo, de Miguel Bardem, o Amor, curiosidad, Prozac y dudas de Miguel Santesmases.

Pero lo que hizo realmente famoso a Toledo fue su trabajo en televisión, y en especial su papel en la exitosa serie Siete Vidas, por el que incluso ha ganado algún premio.

Convertido ya en una cara popular entre el gran público, en los últimos tiempos hemos podido verle en las películas Intacto, de Juan Carlos Fresnadillo; Locura de amor, de Vicente Aranda; El otro lado de la cama, una comedia musical de Emilio Gutiérrez Lázaro donde se estrena como cantante, Peor imposible y la comedia Seres Queridos.

Debido al gran éxito de El otro lado de la cama, ahora se estrena la segunda parte, Los dos lados de la cama, dónde Guillermo vuelve a a interpretar uno de los papeles protagonistas.
Recientemente le hemos visto también en Crimen Ferpecto, de Álex de la Iglesia, o en El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo.

Uma Thurman

Uma Thurman

Como otras muchas, comenzó en el mundo de la pasarela soñando con dedicarse al mundo de la interpretación, y los resultados son evidentes: lo consiguió. Una nominación al Oscar por su actuación en Pulp Fiction certifica su talento como actriz.

Hija de un profesor de budismo y una psicoterapeuta sueca, Uma Thurman, cuyo nombre de pila deriva del de una diosa hindú, deseaba desde pequeña dedicarse al mundo de la interpretación. Tras encariñarse con las representaciones teatrales en su colegio, con sólo 15 años se trasladó de Boston a Nueva York para probar suerte como modelo.

La pasarela le aburría soberanamente, y su gran oportunidad le llegó al encarnar a la víctima de los tejemanejes eróticos del vizconde de Valmont en Las Amistades Peligrosas, con tan sólo 18 años. Aunque había participado en un par de películas anteriormente, fue este papel el que le hizo conocida, y su nombre empezó a estar en boca de directores y productores del Hollywood de los noventa.

Hasta que un día de 1994, Quentin Tarantino escogió a Uma Thurman para encarnar el papel de Mia Wallace en la exitosa Pulp Fiction. Su sensual baile con John Travolta aún es recordado por los cinéfilos, y la Academia estadounidense reconoció su trabajo nominándola para el Oscar a la mejor actriz secundaria.

Tras este papel, Uma Thurman compaginó su participación en películas de corte independiente con algunas de lo más comercial. Prueba de ello es su encarnación de la maléfica Poison Ivy en Batman y Robin (1997), su caracterización como una de Los Miserables (1998) de Víctor Hugo, o su actuación bajo la batuta de Woody Allen en el filme Acordes y Desacuerdos (1999).

En 2002, Uma Thurman produjo y protagonizó para la cadena de televisión estadounidense HBO el filme Hysterical Blindness, dirigido por la india Mira Nair, por el que ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de telefilme al año siguiente.

Su reencuentro con Quentin Tarantino llegó en pleno 2003, cuando el director la escogió para protagonizar las dos partes de la peculiar saga Kill Bill. En ellas, Uma Thurman exhibió su dominio de las artes marciales y encarnó a La Novia más sangrienta y vengativa del cine, consagrándose como una de las actrices fetiche del director.

Actualmente tiene varias películas pendientes de estreno, pero la primera que veremos en España es Los Productores, basada en el exitoso musical de Broadway ganador de varios premios Tony. Con este papel protagonista, Uma Thurman nos demuestra que su carrera va para largo, y que a lo largo de los próximos años su talento interpretativo va a dar mucho que hablar.

Emma Thompson

Emma Thompson

Emma Thompson es una de las actrices con más talento de la prestigiosa escuela inglesa. Una mujer que ha sabido forjar su destino alrededor de su gran pasión; el teatro y el cine.

Hija de actriz y director teatral, la vocación de Emma Thompson por la interpretación no tardó en imponerse a todo lo demás y, siendo todavía estudiante de literatura en Cambridge, se subió al escenario para no dejarlo nunca más.

Gracias a esas primeras experiencias en el teatro -y luego en la televisión-, Kenneth Branagh la llamó para un casting y acabó escogiéndola para el papel de Catalina de Francia en su oscarizada adaptación del Enrique V de Shakespeare. Ella y Branagh se casaron poco después y durante los cinco años que duró su matrimonio trabajaron en películas tan conocidas como Los amigos de Peter y Mucho ruido y pocas nueces.

Pero el impulso definitivo en la carrera de Emma Thompson llegó en 1992 gracias a su magnífico trabajo en Regreso a Howards End. Por ese papel Emma ganó el Oscar y el respeto de toda la industria.

Y siguió abriendo frentes en el cine eligiendo muy bien los papeles que interpretaba. Así, era capaz de hacer de abogada defensora de Daniel Day-Lewis en En el nombre del padre y de irse a Hollywood para cuidar a un embarazado Arnold Schwarzenegger en Junior.

Además de actriz, Emma Thompson también es una magnífica escritora. La mejor prueba de su talento con las palabras es el guión de Sentido y Sensibilidad –en la que también actuaba–. Y es que su adaptación de la novela le valió el reconocimiento de la Academia con el Oscar en 1996.

En lo personal, fue por esa época cuando se separó de Keneth Branagh y conoció a su actual pareja, el actor Greg Wise, con el que tiene una hija.

Entre las curiosidades de su biografía se puede destacar que Emma Thompson estuvo a punto de interpretar el papel de Sharon Stone en Instinto Básico y el papel de Dios en el Dogma de Kevin Smith.

En su filmografía más reciente destacan otros títulos como Primary Colors, Wit, Planeta del Tesoro de Disney, donde le dio su voz a la felina capitana Amelia, o más recientemente Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, donde aceptó el papel de la Profesora Sybil Trelawny para hacer feliz a su hija Gaia.

Charlize Theron

Charlize Theron

De bailarina a estrella cinematográfica, Charlize Theron es conocida por sus poderosas interpretaciones. Con su trabajo ha demostrado que es algo más que otra cara bonita, y hasta ha conseguido un Oscar por Monster.

Charlize empezó su carrera como modelo en su nativa Sudáfrica. Después se desplazó a Estados Unidos como bailarina del Joffrey Ballet, mucho antes iniciar su viaje hacia el mundo del cine.

Debutó en la gran pantalla en 1995 con el film de terror Children of the Corn III, pero su papel fue muy breve y su nombre ni siquiera apareció en los títulos de crédito. Su primer trabajo "en condiciones" llegó un año más tarde con Dos días en el valle. Aunque la película pasó bastante desapercibida, a Charlize le sirvió para acceder a su primer papel protagonista en el thriller y éxito de taquilla Pactar con el diablo, junto a Al Pacino y Keanu Reeves.

Poco a poco, Theron fue labrándose un nombre en Hollywood, como lo demuestra el hecho de que Woody Allen la llamara para hacer un cameo en Celebrity. Años más tarde, el prestigioso director volvería a contar con ella en La maldición del escorpión de jade.

Aunque la película que dio impulso a su carrera fue Las normas de
la casa de la sidra
, de Lasse Hallström. El film fue todo un éxito (obtuvo varias nominaciones a los Oscar y se llevó dos de ellos, a la mejor película y al mejor actor secundario para Michael Caine) y sirvió para popularizar de manera definitiva el nombre de Charlize Theron.

Entre sus últimos trabajos figuran el drama romántico Noviembre dulce, junto a Keanu Reeves; el film de acción The Italian Job, en el que comparte cartel con Mark Wahlberg y Edward Norton, y sobre todo el drama carcelario Monster, en el que interpreta a una asesina en serie por la que se llevó el Oscar 2003 a la mejor actriz.

Otros títulos de su filmografía son No pierdas el juicio, Mi gran amigo Joe, La cara del terror, Hombres de honor, Operación Reno, La leyenda de Bagger Vance, Atrapada o Juegos de mujer.

En Aeon Flux, sin duda uno de los proyectos más novedosos de la actriz, interpreta a una temible asesina que se encarga de proteger a una comunidad amenazada por un terrible virus en el siglo XXV. Este nuevo y agresivo look ha dejado de piedra tanto al público cómo a la crítica. Pero ha sido su interpretación en En tierra de hombres, la que ha abierto los ojos a los miembros del jurado, nominándola así para los Oscar de 2005.