22 jun. 2007

Natalie Portman

Natalie Portman

En poco tiempo, Natalie Portman se ha hecho un hueco entre las actrices más deseadas por el público y más respetadas por la crítica. Un éxito que no debe extrañar después de verla lucirse en cintas tan conocidas como Closer, Mars Attacks!, Beautiful Girls o Star Wars...

Aunque nació en la vieja Jerusalén (Isarel) Natalie Portman se crió desde los 3 años en EEUU. Su padre, médico de profesión, viajó por todo el país hasta que, cuando Natalie tenía 9 años, se instaló con su familia en Nueva York. Y allí empezó la fulgurante carrera de la única hija del matrimonio.

Según ella misma ha revelado, Dirty Dancing fue durante años una de sus películas preferidas y uno de los motivos que la impulsaron a dedicarse al oficio de actriz. Después de trabajar en varios teatros, su primer papel para el cine fue en El Profesional, de Luc Besson. Natalie contaba apenas 11 años y ya se codeaba con actores de la talla de Jean Reno, Gary Oldman y Danny Aiello.

Su excelente debut le abrió las puertas a Beautiful Girls en la que Natalie confirmaría todas las expectativas. Hasta el mismísimo Woody Allen se fijó en ella y la fichó para un papel en su musical Todos dicen I love you. Lo mismo que hiciera Michael Mann para Heat donde Natalie comparte cartel con pesos pesados como Al Pacino, Robert DeNiro y Val Kilmer.

Con quince añitos pero ya con muchas tablas Tim Burton le ofrece el papel de la hija del presidente en su comedia ácida Mars Attacks!. Su carrera en el cine estaba más que encaminada y Natalie decide entonces volcarse en el teatro donde se mete en la piel de la protagonista de El diario de Anna Frank en Broadway, con gran éxito de crítica.

Pero es al alcanzar la mayoría de edad, cuando Natalie subiría otro escalón cinéfilo más. Fue con su interpretación de la reina Amidala en Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma y en sus dos siguientes secuelas; El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith.

Mientras tanto, esta joven estrella ha lucido su versatilidad en la pantalla apareciendo en otras cintas tan destacadas como Cold Mountain, Algo en común o Closer, por la que fue nominada al Oscar en la categoría de Mejor Actriz de Reparto. Su último trabajo es la adaptación del cómic V de Vendetta.

Sidney Poitier

Sidney Poitier

Sidney Poitier ha sido seguramente el actor negro más famoso del siglo XX. Ahora prácticamente retirado tiene en su haber más de 50 películas y el privilegio de ser el primer actor negro en recibir un Oscar. Casi siempre encarnando al prototipo de hombre bueno, Poitier integró este papel también en su vida abanderando siempre la lucha contra el racismo.

Aunque nacido en Miami Sidney Poitier procede de una humilde familia de las Bahamas. Con dieciséis años decidió irse a luchar contra los nazis y a su vuelta empezó su carrera como actor. Su exitoso debut en Broadway en 1946 le abrió las puertas del cine: un drama racial de J.L. Mankiewicz titulado Un rayo de luz.

A partir de ahí su fama se asentó. Interpretando papeles controvertidos y con el conflicto racial siempre de fondo Poitier rueda Furtivos (que le valió la primera nominación de un actor negro a los Oscar) o Los lirios del valle (1962) que le dio por fin la preciada estatuilla. Era su época dorada y junto al nobel Martin Luther King se convirtió en referente de la minoría negra.

Rebelión en las aulas, En el calor de la noche o Adivina quién viene a cenar esta noche (primer romance interracial que no acababa en tragedia) fueron otros éxitos que le permitieron interpretar esos personajes que todo afroamericano soñaba ser: médico, abogado, profesor, científico...

Con el asesinato de Luther King y Malcolm X, Poitier recibió duras críticas de la comunidad negra por su supuesta pasividad ante la violencia interracial y, apesadumbrado, se retiró a las Bahamas.

A su regreso a la escena, a principios de los 70, se dedicó a la producción y realización pero no llegó a su éxito anterior. Como actor sólo apareció bajo su propia dirección y a cuentagotas.

Durante los últimos años Poitier vive semiretirado, escribiendo (tiene dos autobiografías), interpretando pequeños papeles o dedicado a su trabajo de embajador de Japón en las Bahamas, donde tiene su residencia habitual desde hace años.

Más que un actor Sidney Poitier es un icono de la cultura norteamericana. Siempre al servicio de la igualdad y la libertad, su compromiso y su trayectoria profesional y vital le valieron el Oscar de Honor de la Academia en el año 2002.

Brad Pitt

Brad Pitt

Dicen que le queda mucho para ser una leyenda, pero algunos lo consideran ya todo un mito viviente. Es el actor más espectacular del momento, actúa bien y además lleva una vida exenta de escándalos, aunque tiene el suficiente morbo como para que no se deje de hablar de él...

En el estado del sol y las playas se ganó sus primeros dólares desde abajo, haciendo de chofer de limusina de artistas de striptease, cargando neveras en una compañía de mudanzas y vistiéndose de pollo gigante cuando trabajaba en “El Pollo Loco”. Mientras, les decía a su familia y amigos que estudiaba arte en la Escuela de Diseño de Pasadena.

El salto cualitativo lo dio en Seven, haciendo de policía junto al sesudo Morgan Freeman. En ese rodaje conoció a Gwyneth Paltrow, con quien salió durante dos años y medio. Después de Seven, Brad Pitt ya no sería el trozo de carne sexy que era en Thelma y Louis. Aunque las revistas hayan publicado fotos suyas en pelotas, es un actor bastante maduro que ya sabe lo que se siente al ser nominado al Oscar (por su papel de psicópata en Doce Monos, junto a Bruce Willis) y al trabajar con directores de lujo, como Jean-Jacques Annaud (Siete Años en el Tíbet) o Robert Redford (El río de la vida).

Su boda con la actriz de la serie Friends, Jennifer Aniston, fue una de las más impresionantes del año 2000: ni más ni menos que un millón de dólares en gastos. Se lo pudo permitir porque el chico de oro cobra 10 millones por peli y además no le paran de caer papeles cada vez más interesantes.

Brad Pitt ha cosechado éxitos cómo El Club de la Lucha, Snatch, Spy Game, Troya, Ocean's Eleven y su continuación Ocean's Twelve, junto a pesos pesados de la pantalla como Julia Roberts, George Clooney o Catherine Zeta-Jones. A pesar de haber trabajado con actrices tan bellas como éstas, Pitt seguía manteniéndose fiel a su esposa, pero la situación cambió tras el rodaje de su última película, Sr. y Sra. Smith, interpretada junto a Angelina Jolie. Lo que al principio fue un rumor se ha acabado convirtiendo en una de las relaciones más comentadas en el mundo del celuloide; es sin duda, la pareja más guapa de todos los tiempos.

En 2006 nació el hijo biológico de ambos, Shiloh, y Brad estrenó la prometedora Babel, un thriller dramático en el que el actor se desmarcaba con una interpretación desgarradora y potente. En 2007 Brad presenta Ocean's 13, la tercera parte de la saga, en la que comparte cartel con su amigo George Clooney y un nombros grupo de actores reputados de Hollywood. Pero su ritmo de trabajo no decrece; al contrario, este mismo otoño estrenará El asesinato de Jesse James, y ya tiene más de cinco proyectos en previsión.

Joaquin Phoenix

Joaquin Phoenix está llamado, sin duda, a convertirse en uno de los grandes de Hollywood. Pese a haber crecido a la sombra de su desaparecido hermano, River Phoenix, ha demostrado que es uno de los mejores actores de su generación por méritos propios. Temperamental e imprevisible, este fumador compulsivo y enemigo de las entrevistas, derrocha talento en cada una de sus actuaciones. Los rebeldes vuelven a estar de moda.

Aunque parezca extraño, Joaquin Rafael Phoenix nació en San Juan, Puerto Rico. Sus padres, John Bottom y Arlyn Dunitz, eran miembros de la secta religiosa los Niños de Dios y se encontraban recorriendo Latinoamérica predicando sus creencias cuando Joaquin vino al mundo.

Cuando Joaquin tenía seis años, sus padres dejaron Puerto Rico y se trasladaron a Los Angeles. Una vez allí, contrataron a un representante para potenciar las dotes interpretativas de Joaquin y sus hermanos, y la verdad es que no se equivocaron. Su trayectoria profesional se inició con apariciones en anuncios publicitarios y en series de televisión. Probablemente influenciado por los exóticos nombres de sus hermanos: Rain, Liberty, Summer y el desaparecido River, Joaquin comenzó su carrera con el nombre artístico de Leaf (hoja), que cambiaría años después por su nombre original.

Joaquin Phoenix

A los diez años tuvo su primera oportunidad en el cine, con un papel en la película Spacecamp, y un año después consiguió su primer papel protagonista en el drama Russkies, en el que también aparecía su hermana Summer. En 1989, se convirtió en una estrella infantil gracias a su papel en Parenthood.

Tras una temporada alejado de la vida pública, Joaquin volvió a ser noticia debido a la trágica muerte de su hermano River, por sobredosis. Él fue la persona que marcó el número de emergencias en ese trágico suceso. Ese hecho marcó su reticencia a volver al mundo del cine, pero la insistencia de sus amigos acabaron convenciendo a Joaquin para que volviera a la interpretación.

En 1995, ya como Joaquin Phoenix, interpreta a un joven problemático en To die for. Interpretación que le valió excelentes críticas. Después vendría El secreto de los Abbots en la que conocería a Liv Tyler y con la que mantuvo un idilio de cerca de tres años.

El año 2000 marcaría un antes y un después en su carrera. Ese año interpretó al emperador Commmodus en Gladiator, papel que le supuso una nominación al Oscar y a los Globo de Oro como mejor actor secundario. Después vendrían diversas colaboraciones con el director del sexto sentido, M. Night Shyamalan's. Joaquim participó en Señales junto a Mel Gibson y en Bosque, donde interpretó al gentil Lucius Hunt.

Y por fin en 2005 llegó su papel de Johnny Cash en la película En la Cuerda Floja. Centrada en la vida de una de las grandes figuras de la música americana esta película ha supuesto la consagración de este actor como una de las estrellas más prometedoras del momento. Se ha llevado el Globo de Oro al mejor actor y además está nominado cómo mejor actor principal en los Oscar 2005. Seguro que Joaquin Phoenix seguirá dando mucho que hablar.

Michelle Pfeiffer

Michelle Pfeiffer

Talento y una belleza cautivadora son los bazas que han llevado a Michelle Pfeiffer hasta la cima hollywoodiense. Una de las actrices más respetadas de la industria del cine, su trabajo ha sido reconocido con tres nominaciones a los Oscar.

ExMiss Condado de Orange, Pfeiffer trabajó en un supermercado hasta que decidió aventurarse a Hollywood para estudiar arte dramático. En un principio le ofrecieron papeles en series como Delta House y Fantasy Island, y en pequeñas películas como The Hollywood Knights. Su primer papel importante fue en Grease 2, trabajo por el que fue nominada a un Best Young Motion Picture Actress Award.

En el papel de esposa del gangster Tony Montana en El precio del poder, de Brian de Palma, Pfeiffer impresionó al público y la crítica internacional con su despampanante look y su estilo cautivador.

Desde entonces se ha convertido en una de las actrices más respetadas de Hollywood, habiendo participado en algunas de las películas más taquilleras de los últimos años junto a colegas masculinos de la talla de Bruce Willis, George Clooney, Robert Redford, Jack Nicholson y Sean Connery.

Entre otros créditos de Michelle Pfeiffer destacan Historia de lo nuestro, Cómo ser John Malkovich, El sueño de una noche de verano, Un día inolvidable, Íntimo y personal, Mentes peligrosas, Lobo, Batman vuelve, Las brujas de Eastwick, Conexión Tequila, Dulce libertad y Lady Halcón.

Ha sido nominada al Oscar en tres ocasiones: dos a la mejor actriz, por su papel de ama de casa tejana en Por encima de todo y por dar vida a una sexy cantante de nightclub en Los fabulosos Baker Boys, y una tercera a la mejor actriz secundaria por su papel de la sufridora Madame de Tourvel en Las amistades peligrosas.

Además, ha ganado el Globo de Oro a la mejor actriz por su trabajo en Los fabulosos Baker Boys y recibió nominaciones a otros Globo de Oro por sus actuaciones en La edad de la inocencia, Por encima de todo, Frankie y Johnny, La casa Rusia y Casada con todos.

Recientemente, Pfeiffer ha protagonizado la aclamada producción Yo soy Sam, junto a Sean Penn, y el superéxito veraniego Lo que la verdad esconde, junto a Harrison Ford. También la hemos visto en el drama La flor del mal, con Renée Zellweger y Robin Wright Penn.

Sean Penn

Sean Penn

Actor y director cinematográfico de misteriosa e inquietante mirada, Sean Penn se ha ganado a pulso el respeto y cariño de la crítica y el público en general. Su capacidad de ponerse en la piel de sus personajes es tal que, en algún rodaje, más de un miembro del equipo no ha podido contener las lágrimas ante las emotivas interpretaciones de Penn.

Sean Penn nace en el seno de una familia dedicada por entero al espectáculo. Este entorno familiar provoca que de pequeños, Sean y sus hermanos dediquen parte de su tiempo libre a grabar numerosos cortos amateurs en Super-8. Y es que lo lleva en la sangre: su hermano mayor Michael decide dedicarse a la música y, más tarde, a la dirección cinematográfica. Su hermano pequeño Chris también se sube al carro del mundo artístico y se hace actor. Sean se decanta por la carrera de actor y director cinematográfico.

En su adolescencia participa activamente en teatros locales y, en lo que a estudios se refiere, primero piensa en aprender leyes, pero cambia de opinión y decide formarse como actor en una escuela de interpretación de Los Angeles. Además, combina sus estudios con pequeños trabajos en rodajes de películas.

Después de su debut profesional en una serie de televisión, se muda a Nueva York, donde pronto consigue un papel para Heartland, una pieza teatral de Broadway. Su trabajo en esa obra le lleva a debutar en el cine con el papel de un joven cadete militar en Taps (1981).

Dos años más tarde, con su espléndida actuación en el film Bad Boys pasa a conseguir interesantes papeles principales y va ganándose el respeto de la crítica. Su fama y popularidad llegan con Shangai Surprise, film en el que actúa junto a la cantante Madonna con quien por aquel entonces mantenía una relación sentimental.

En 1991 debuta como director con Extraño vínculo de sangre. Y a este título le siguen Cruzando la oscuridad y El juramento, ambas protagonizadas por su tan admirado Jack Nicholson.

Penn ha sido nominado cuatro veces al Oscar como mejor actor; Pena de muerte, Acordes y desacuerdos, Yo soy Sam y Mystic River. Por esta última se llevó el premio de la Academia en los Oscar 2003.

Además de los títulos ya citados, en su filmografía también destacan
El clan de los irlandeses, Atrapado por su pasado, La delgada línea roja o 21 gramos. Recientemente ha participado en La intérprete y Todos los hombres del rey.

Elsa Pataky

Elsa Pataky

En los últimos tiempos, esta bella actriz de ascendencia rumana no ha parado de trabajar y los resultados son cada vez más buenos: tras su triunfo en la serie televisiva Al salir de clase, Elsa Pataky da el salto a la gran pantalla y se convierte en un rostro habitual del cine español.

Elsa Pataky nació en Madrid, pero debe su nombre y ese fisíco nada latino a la familia de su madre, de origen rumano. También de esta parte de la familia le viene la vena artística: fue su abuelo materno, actor de profesión, quien le hizo descubrir su pasión por la interpretación. En honor a él, Elsa adoptó el apellido de su madre para lanzarse como actriz.

Durante años compaginó los estudios de arte dramático y periodismo. Sus primeras apariciones en escena llegaron a través del Centro Cultural Las Rozas y de la compañía de Ángel Gutiérrez. Del teatro pasó a la televisión: su participación en la serie juvenil Al salir de clase, en la que debutó en 1997, la hizo popular y le abrió las puertas de la gran pantalla.

Se estrenó en los largometrajes con un telefilm, Clara, que rodó en 1999. Ese mismo año apareció en Tatawo, de Jo Sol, y poco después llegó su primer gran éxito, el thriller juvenil de Álvaro Fernández Armero El arte de morir, que protagonizó junto a otros jóvenes actores de moda como Fele Martínez o Gustavo Salmerón.

Con todo, la mayoría de las películas en las que ha trabajado Elsa son comedias: Menos es más, de Pascal Jongen; Noche de Reyes, de Miguel Bardem; Sin noticias de Dios, de Agustín Díaz Yanes, o la disparatada Peor imposible, de David Blanco y José Semprún.

El verano 2003 se convierte en el verano de Elsa. Nada más y nada menos que tres estrenos simultáneos en cartelera: El furgón, Atraco a las 3... y media y Beyond Re-Animator.

Aunque su carrera parece centrada ahora en el cine, Pataky no ha dejado de colaborar en otros campos. Volvió a la televisión para participar en la serie Tío Willy, y también ha intervenido en una producción televisiva canadiense llamada Queen of Swords y en Los Serrano. Además, hemos podido verla en Se busca un cadáver, un proyecto exclusivo para Internet, e incluso en un vídeo musical.

Sus trabajos más recientes en la gran pantalla son Romasanta, un film español de terror entorno a la leyenda de un licántropo, y dos películas de José Luis Garci: Tiovivo c.1950 y Ninette.

Sarah Jessica Parker

Sarah Jessica Parker

Gracias a su papel de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York, Sarah Jessica Parker se ha convertido en un auténtico fenómeno social, en el icono del glamour, en la cosmopolita ideal admirada por las mujeres y deseada por los hombres. Pero además de ser la actriz de moda en la televisión norteamericana, Sarah Jessica está volviendo a abrirse camino en la gran pantalla y todo apunta a que su éxito va a ser imparable.

Sarah Jessica nació en Nelsonville, junto a sus otros 7 hermanos, pero fue criada en Cincinnati. Desde muy pequeña empezó a bailar con el Ballet de Cincinnati, pero en 1977 su familia tuvo que mudarse a Englewood, en Nueva Jersey, y ella decidió continuar sus clases de ballet con el American Ballet Theatre. Esto le dio la oportunidad de mejorar su técnica y apareció en obras tan importantes como El Cascanueces. De esta forma comenzó su carrera encima de los escenarios, y tras participar en varias obras, consiguió su primer papel protagonista con Annie en 1979.

Tras los elogios de la crítica que obtuvo como actriz de teatro, Sarah Jessica Parker, abandonó temporalmente los escenarios para dedicarse a la pequeña y a la gran pantalla. Por aquel entonces, y con solo 19 años, Hollywood ya le había puesto los ojos encima, y le dieron la oportunidad de protagonizar su primera película junto a Kevin Bacon, en Footloose, un drama musical para adolescentes que resultó ser un gran éxito de taquilla.

Pero esta película marcaría indudablemente su futuro. Ya que para muchos era la nueva estrella adolescente, a Sarah no le pararon de llover ofertas como Girls Just Want to Have Fun, L.A. Story o Luna de miel en las Vegas, todas ellas películas de desigual éxito, con la excepción de Ed Wood, Miami y Mars Attack. Esto produjo que su carrera fuera igualmente desequilibrada y poco a poco fue quedándose sin ofertas cinematográficas.

Este pequeño resbalón en Hollywood, le hizo volver al mundo del teatro y una vez allí, Sarah Jessica recuperó de nuevo su pasión por la profesión. Demostró que podia volver a triunfar interpretando obras como Sylvia, How to Succeed in Business Without Really Trying o Once Upon a Mattres.

Aunque a Sarah Jessica se le brindara otra nueva oportunidad para triunfar, su momento estelar no vino de la mano del teatro, sino de la televisión. Sexo en Nueva York, fuera la serie que revolucionó la pequeña pantalla norteamericana y que además llevó a la actriz a lo más alto. Esta serie, que contaba las vidas y escapadas sexuales de cuatro mujeres de Manhattan le ha convertido, no solo en el referente de miles de mujeres, sino en un símbolo de glamour, en un ejemplo a seguir en la moda, y sobretodo en una gran actriz.

La serie duró seis temporadas, reflotando su carrera y convirtiéndola en la imagen de la mujer actual. Así que con esta nueva imagen, era imposible que Hollywood no retomase la confianza en ella, y poco después entró otra vez por la puerta grande en el mundo del celuloide. Su primera actuación en el cine, tras Sexo en Nueva York, fue La Joya de la familia, en la que interpreta a una mujer de éxito de Manhattan que recibe una fría acogida por parte de la familia de su novio. Posteriormente, su último trabajo ha sido Novia por contrato y tiene en proyecto otras dos películas.

Gwyneth Paltrow

Gwyneth Paltrow, hija del director Bruce Paltrow y de la actriz Blythe Danner (vista en varias películas de Woody Allen), es una de las actrices jóvenes de mayor prestigio en Hollywood. Con sus poderosas interpretaciones ha demostrado que no es sólo otra cara bonita y ha ganado un Oscar y un Globo de Oro a la mejor actriz por su papel en Shakespeare enamorado.

Después de haber tomado clases de interpretación desde los once años, Gwyneth debutó en la gran pantalla en 1991 con la película Grita, donde compartió reparto con John Travolta. Más tarde, interpretó papeles secundarios en títulos como Hookde Steven Spielberg, Malicia o La Señora Parker y el círculo vicioso.

Los críticos destacaron su talento en 1993 por su retrato de una timadora en Flesh and Bone. Gwyneth Paltrow parecía estar ya lista para los papeles protagonistas, pero optó por los de reparto y rodó seis películas en tres años.

Pero no fue conocida hasta su aparición en las películas Seven (1995), junto a Brad Pitt y Morgan Freeman y Emma. En cambio, fue con Shakespeare enamorado cuando Paltrow saltó definitivamente a la fama. Con este papel consiguió el Óscar y el Globo de Oro a la mejor actriz por su interpretación de Viola de Lesseps.

Desde entonces, la filmografía de Paltrow se ha disparado: participó en la aclamada película dirigida por Wes Anderson Los Tenenbaums: Una familia de genios, en la que compartió cartel con Gene Hackman, Anjelica Huston y Ben Stiller. También protagonizó la comedia Amor ciego y actuó en The Anniversary Party. Además, compartió reparto con Ben Affleck en Algo que contar y en la película A dúo.

Paltrow ha aparecido además en la película El talento de Mr. Ripley, con Matt Damon, Jude Law y Cate Blanchett, y en el éxito Un crimen perfecto, con Michael Douglas y Viggo Mortensen, así como en el éxito internacional de público y de crítica Dos vidas en un instante.

Sky Captain, junto a Angelina Jolie y Jude Law ha sido uno de sus papeles más ambiciosos. Recientemente la hemos visto también en Proof, que protagoniza con Jake Gyllenhaal. En la actualidad baraja decenas de proyectos y es una de las actrices jóvenes con mayor proyección de Hollywood.

Al Pacino

Al Pacino

Si tuviéramos que elaborar un ranking con los mejores intérpretes de la historia, sin duda Al Pacino figuraría en él. Nominado al Oscar ocho veces -aunque sólo una de ellas se hizo con la estatuilla-, este veterano actor es ya una leyenda en Hollywood: todo un ejemplo a seguir para los jóvenes que dan sus primeros pasos en el mundo de la interpretación.

Este neoyorkino de ascendencia italiana empezó a actuar en funciones de su colegio, como vía de escape a las aburridas jornadas escolares. Su interés por la interpretación le llevó más tarde a inscribirse en la afamada High School of the Performing Arts; por aquel tiempo compaginaba las clases con su trabajo de acomodador en un teatro.

Tras estudiar con Herbert Berghof y luego con Lee Strasberg en el Actors Studio, debutó profesionalmente en el circuito periférico del off Broadway. Intervino en varias obras y no tardó en labrarse una reputación en escena que le llevó a ganar un Tony -una especie de Oscar del teatro- por su trabajo en Does a Tiger Wear a Necktie?

Al Pacino saltó a la gran pantalla en 1969 con Me, Natalie, aunque su nombre no empezó a ser conocido hasta tres años después, cuando interpretó a Michael Corleone en El Padrino. Lo suyo le costó obtener el papel, porque los productores preferían a alguien más popular como Robert Redford, Jack Nicholson o Warren Beatty. Pero el director, Francis Ford Coppola, confió en aquel joven todavía desconocido, y no se equivocó: Pacino obtuvo excelentes críticas y se llevó su primera nominación al Oscar como secundario.

En los siguientes años participó en varios films importantes que fueron consolidándole como actor de prestigio y le valieron tres nominaciones consecutivas más a los Oscar, esta vez como actor principal: Serpico, El Padrino II y Tarde de perros. Si sumamos sus otras tres candidaturas al Oscar por Justicia para todos, Dick Tracy y Glengarry Glen Ross, Al Pacino fue nominado en siete ocasiones antes de alzarse finalmente con la codiciada estatuilla, en 1993, por su papel del militar retirado ciego de Esencia de mujer.

En su filmografía destacan todo tipo de títulos siempre interesantes, desde thrillers como Melodía de seducción a dramas policiales como Atrapado por su pasado, Heat o Donnie Brasco; desde films experimentales como Looking for Richard -que él mismo concebió y dirigió- a historias románticas como Frankie y Johnny.

En los últimos tiempos ha intervenido en Un domingo cualquiera,
de Oliver Stone; El dilema, un film de denuncia contra la industria tabacalera donde actúa junto a Russell Crowe; Pactar con el diablo, con Keanu Reeves y Charlize Theron; la comedia fantástica Simone; Insomnio, un thriller dirigido por Christopher Nolan; y el drama sobre escándalos políticos Relaciones confidenciales.

Nick Nolte

Nick Nolte

Excéntrico y polémico se puede decir que Nick Nolte ha vivido más intensamente que muchos de sus personajes. Enemigo de los clichés y del lujo, Nolte se ha convertido con los años en todo un camaleón del celuloide. Un actor controvertido y a la vez respetado que ya ha sido nominado dos veces al Oscar.

Nick Nolte saltó a la fama con la serie de televisión Hombre rico, hombre pobre y a partir de ahí empezó una carrera atípica. A caballo entre el éxito y el fracaso, intercaló papeles en cintas menores con apariciones en grandes superproducciones. Rechazó "caramelos" como Superman o Indiana Jones para irse a rodar cintas que pasarían por las salas sin pena ni gloria. Y así se fue construyendo una filmografía a su medida, llena de altibajos y rarezas.

De esta primera época destacan títulos como Límite: 48 Horas (la más exitosa de esta etapa), Bajo el Fuego, Teachers, Un Loco suelto en Hollywood, Hombres marcados, Adiós al Rey o el capítulo dirigido por Martin Scorsese en Historias de Nueva York.

Con la llegada de los '90 la versatilidad se convirtió en su sello y empezó a elegir mejor sus proyectos. Su interpretación del brutal policía Mike Brennan en Q&A le valió el mejor piropo de Marlon Brando: “Es lo que más miedo me ha producido en mi vida”. Luego vinieron Aflicción y El Príncipe de las Mareas (por las que fue nominado al Oscar), El Cabo del Miedo, Lorenzo's Oil: El Aceite de la Vida y La Delgada Linea Roja. Todas ellas películas de notable éxito que lo catapultaron definitivamente al estrellato.

Un éxito que sólo ha podido empañar su polémica adicción a las drogas y al alcohol. La misma adicción que crece en las épocas en que no tiene trabajo y que el propio Nolte reconoce. La faceta más oscura de una vida de película que no le ha impedido demostrar su innegable talento en trabajos más recientes como El Desayuno de los Campeones, La Copa Dorada, El Buen Ladrón o Hulk.

Najwa Nimri

Najwa Nimri

Si hay una mujer mágica y especial, ésa es Najwa. Actriz y cantante, con formación en interpretación, canto y ballet, la polifacética artista ha encandilado a los más importantes directores de cine con su enigmática mirada y delicadas maneras.

De madre vasca y padre jordano, la pequeña Najwa se crió con la multiculturalidad y amplitud de miras de una familia tan peculiar. Estudió arte dramático en la Escuela William Layton e hizo sus pinitos en la gran pantalla de la mano del director Daniel Calparsolo, con quien debutó en "Salto al vacío" (1995), y tanto debió gustarle que repitió en "Pasajes" (1996) y "A ciegas" (1997). Alejandro Amenábar reparó en su talento contenido y le dio una oportunidad con el papel de la misteriosa Nuria en "Abre los ojos" (1997).

Esta breve aparición en el segundo largo de Amenábar le abrió las puertas a los grandes papeles, como los que representó en "Los amantes del Círculo Polar" (1998), de Julio Médem y "Asfalto" (2000) de Carpasolo.

Apareció fugazmente en la cruda biopic del novelista y poeta cubano Reinaldo Arenas, "Antes de que anochezca" (2000), protagonizada magistralmente por Javier Bardem. De ahí a su espectacular interpretación en "Lucía y el sexo" (2001), de Médem, fue sólo un paso, cuyas consecuencias no podía imaginar…

Consagrada como una de las más importantes y peculiares actrices del panorama nacional, Najwa no se ha vendido al facilón pero lucrativo círculo de cine comercial. A pesar de recibir decenas de ofertas, ha seleccionado muy bien sus papeles y aparecido en obras poco típicas, como "Fausto 5.0" (2001), "Piedras" (2002), "La reina del bar Canalla" (2003), "Utopía" (2003), "Agents secrets" (2004), "A+ (Amas)" (2004) y "20 centímetros" (2005).

Pero el 2005 le devolvería al primer plano de actualidad con una película que hizo mucho ruido. Dirigida por Marcelo Piñeyro, "El Método" (2005), adaptación cinematográfica de una obra teatral, revolucionó la conciencia social por la ácida crítica que hacía a los a veces absurdos e inhumanos sistemas de selección de las empresas. El reparto lo completaba una larga lista de grandes actores: Eduardo Noriega, Ernesto Alterio, Natalia Verbeke, Adriana Ozores, Carmelo Gómez y Eduard Fernández.

Alternando sus trabajos cinematográficos con lanzamientos en la industria musical (Carefully, Mayday y Walkabout), la actriz navarra despidió el 2006 con "Trastorno", una inquietante e interesante película que anticipa el estreno en el 2007 de "Las vidas de Celia", junto a Luis Tosar y Álex Casanovas.

También para el 2007 se prevé el estreno de sus dos últimos trabajos, actualmente en proceso de post-producción: "Mataharis" y "Oviedo Express".

Paul Newman

Paul Newman

He aquí una auténtica leyenda cinematográfica. Paul Newman se ha mantenido durante cinco décadas como uno de los guapos con más carisma de Hollywood, y también como una de las figuras más respetadas de la industria. Actor prolífico, ha sido nominado al Oscar en nueve ocasiones. Además dirige, produce y es un reconocido filántropo.

Paul Newman comenzó su carrera artística en el teatro. Tras pasar por la Escuela de Arte Dramático de Yale y conseguir varios papeles en televisión, fue aceptado como alumno en el prestigioso Actors' Studio. En 1953 debutó en Broadway con Picnic: allí fue descubierto por los ejecutivos de la Warner Bros, que de inmediato le contrataron.

En 1954 se estrenó en el cine con El cáliz de plata, un poco acertado film que no le reportó buenas críticas. Dos años más tarde interpretó a un boxeador en Marcado por el odio, y su brillante actuación le encaminó hacia el estrellato. Otras dos películas confirmaron su buena racha: El largo y cálido verano y, sobre todo, La gata sobre el tejado de zinc, que supuso su primera nominación al Oscar en 1958.

Newman ha optado a los premios de la Academia como protagonista en ocho ocasiones, y otra más como actor secundario. La segunda nominación llegó en 1961, cuando encarnó a un timador de billares en El buscavidas. 25 años más tarde volvería a dar vida a ese personaje en El color del dinero, de Martin Scorsese. Ésa fue la única vez que se llevó la estatuilla, curiosamente el mismo año que recibía un Oscar honorífico en reconocimiento a su carrera.

El resto de nominaciones corresponden a sus actuaciones como un ranchero sinvergüenza en El más salvaje entre mil (1963), un prisionero inconformista en La leyenda del indomable (1967), un hombre de negocios injustamente difamado en Ausencia de malicia (1981), un abogado alcoholizado en Veredicto final (1982) y un entrañable obrero sesentón en Ni un pelo de tonto (1994). En 2002 optó por primera vez al Oscar al mejor actor secundario por su papel de patriarca mafioso en Camino a la perdición.

Newman protagonizó uno de los dúos masculinos más atractivos del séptimo arte cuando se unió a Robert Redford para protagonizar Dos hombres y un destino (1969). El film, dirigido por George Roy Hill, fue uno de los westerns más taquilleros de la historia del cine. Actores y director volvieron a colaborar en la comedia sobre timadores El golpe (1973), que se llevó el Oscar a la mejor película.

Aunque ahora trabaja únicamente cuando el guión le inspira, Paul Newman cuenta con una filmografía que roza las 100 películas. En ella figuran títulos como Éxodo, Dulce pájaro de juventud, Harper, investigador privado, Cortina rasgada, El coloso en llamas, El castañazo, Distrito Apache o El gran salto.

Además, Newman ha ejercido como director en diversas ocasiones. Debutó tras la cámara en 1968 con Rachel, Rachel, que fue nominada al Oscar al mejor film. Otros proyectos suyos son Casta invencible, Harry e hijo o El zoo de cristal.

Paul Newman es conocido también por su carácter altruista, que le mantiene unido a diversas obras benéficas, y por su compromiso con la política. En 1994, la Academia de Hollywood le distinguió con el prestigioso Oscar humanitario Jean Hersholt.

Paul Naschy

Paul Naschy

Apodado el "Boris Karloff" español, Paul Naschy se ha convertido con los años en todo un actor de culto. Y es que, con más de cien películas a sus espaldas, Naschy lo ha sido todo dentro del cine de terror. Legendarias son sus interpretaciones de hombre lobo en la saga de Walpurgis. O sus trabajos como guionista, productor y director.

Paul Naschy (Jacinto Molina de nombre real) ha sido actor, guionista, director y productor. Su carrera empezó en 1966 en las ramas de dirección y producción y le ha llevado a todos los frentes imaginables dentro del séptimo arte. Pero antes de lanzarse a su vocación, Naschy tuvo tiempo de cursar bachillerato superior en Madrid, la carrera de ciencias exactas e iniciar la carrera de arquitectura.

Además de estudiante ejemplar Naschy también tuvo tiempo de ser deportista elite en la rama olímpica de halterofilia de la que es varias veces campeón de España. Aparte de estas actividades, trabajó como dibujante e ilustrador profesional y publicó numerosas novelas de género. Además él fue el autor de las portadas discográficas que lanzaron a Elvis Presley, Bill Hally y Frankie Lane en España.

Ya en su faceta de actor, en 1968 guioniza y protagoniza la película La Marca del Hombre Lobo que inicia el "boom" del cine Fantástico en España. Posteriormente surgen títulos (muchos de ellos ya de culto) como La Noche de Walpurgis, Los Monstruos del Terror, El Jorobado de la Morgue, El Gran Amor del Conde Drácula o El Espanto Surge de la Tumba.

Así hasta rebasar el centenar; con otros títulos tan significativos como El Caminante, Madrid al desnudo, Disco Rojo, Mi amigo el vagabundo o Los ojos azules de la muñeca rota. Contratado por la industria japonesa Naschy inicia una larga etapa como documentalista, con obras como El Museo del Prado, Las Cuevas de Altamira, El Palacio Real de Madrid o La Máscara del Juyo.

Más tarde es nombrado delegado en España de la NHK Japonesa y produce series de TV y películas para el país nipón. En 1982, El Museo del Prado es premiada como la mejor película del año en Tokyo.

Tras el largo periplo japonés Paul Naschy regresa a España retomando su carrera. Desde entonces son numerosos los premios y homenajes que ha recibido, tanto en nuestro país como en el extranjero. Los dos últimos más destacados han sido el Karl Laemmle en Washington y en 2001 la Medalla de Oro de las Bellas Artes. Y es que Naschy cuenta con seguidores en todo el mundo, sobre todo en EEUU y Alemania.

Entre sus últimos trabajos podemos citar Érase otra vez (2000), la serie de televisión Desenlace, School Killer (2001), Octavia (2002), Mucha Sangre (2002), Crimson Tears (Donald f. Glut), The Unliving (2003) y Rojo Sangre (2003) con guión del propio Naschy y dirigida por Christian Molina.