27 jun. 2007

Dwayne Douglas Johnson

The Rock

Conquistó el mundo de la lucha libre profesional batiendo récords antes de iniciarse en el campo de la actuación. Ahora, el protagonista de El regreso de la momia y El rey escorpión es una de las estrellas más vistas de Hollywood.

Nacido en San Francisco y criado en Hawai, Dwayne Douglas Johnson se convertiría en la tercera generación de lucha libre profesional, siguiendo la carrera de dos legendarios luchadores: su padre, Rocky Johnson, y su abuelo, Samoan High Chief Peter Maivia. Destacó como deportista en la universidad; tras graduarse jugó al fútbol americano profesional, pero pronto tuvo que dejarlo por lesiones.

Por eso cambió hacia la lucha libre y adoptó el nombre de Rocky Maivia, que posteriormente acortó a The Rock. Se convirtió en el campeón más joven del WWE World Champion a los 26 años. Rápidamente se convirtió en el Campeón de la Gente. Un innovador y popular luchador que ahora es conocido en el mundo como un icono del entretenimiento y los deportes modernos.

Al querer actuar desde pequeño, The Rock hizo varias apariciones en televisión como estrella invitada y, con más notoriedad, una breve temporada como presentador en Saturday Night Live donde demostró su talento como cómico y cantante. En 2000 apareció en el video musical de Wyclef Jean "It Doesn't Matter", inspirado por The Rock. No contento con estar frente a la cámara, su autobiografía, "The Rock Says", se estrenó en enero de 2000 y se convirtió en el número uno de las listas de los más vendidos del The New York Times.

Su notable debut en 2001 como Scorpion King en El regreso de la momia le llevó a protagonizar un año más tarde El rey escorpión, que batió récords de taquilla en 2002. A ella siguió un film de aventuras, Tesoro del Amazonas, que The Rock protagoniza junto a Seann William Scott.

En Be cool, pudo codearse con actores de la talla de Uma Thurman o John Travolta, cosa que le sirvió para consolidar su carrera profesional y para desencasillarse del papel de "tipo duro" y musculoso al que estaba acostumbrado interpretar. Pero en su última película, la versión cinematográfica del conocido videojuego, Doom, ha vuelto a las andadas, con su interpretación en el papel de mercenario salvador del mundo.

Hilary Swank

Hilary Swank

En los últimos años, Hilary Swank está teniendo un éxito enorme en su carrera profesional. Con tan sólo 30 años, ya guarda en la estantería de su casa dos Globos de Oro y dos Oscars en las categorías de Mejor actriz.

Su nombre completo es Hilary Ann Swank y nació el 30 de julio de 1974 en Nebraska. En el instituto triunfó como deportista y ganó varios campeonatos de natación. En casa tenían serios problemas económicos y al final se mudó a Los Angeles con su madre. Una vez allí, Hilary empezó a dar los primeros pasos de una carrera llena de éxitos.

Al llegar a Los Angeles, una productora de teatro, Suzy Sachs, descubrió el talento de la joven y la introdujo en el mundo del teatro. Se puede decir que su primer papel protagonista en el mundo de la interpretación fue con tan solo nueve años, encarnando a Mowgly en la obra El niño de la selva.

Después de unos cuantos años en el teatro decidió probar suerte en la televisión y durante la década de los noventa participó en varios telefilmes. Fue en 1992 cuando debutó en el cine, en la película Buffy, cazavampiros. En 1994 obtuvo en el cine su primer papel protagonista, con la película El nuevo karate kid. Tres años más tarde participó en la famosísima serie Sensación de vivir. Ese mismo año tras el rodaje de Días tranquilos, se casó con el hermano menor de Rob Lowe, Chad, a quien había conocido en 1992 en una fiesta del Hollywood Athletic club.

Con sólo 25 años, Hilary tocó el cielo al ser galardonada con un Globo de Oro y un Oscar a la Mejor actriz por su papel en la controvertida Boy's don't cry (1999), en el que daba vida a una joven transexual (sin operar) que se enamoraba de otra chica en la América más profunda y atrasada.

Este gran éxito le abre las puertas a numerosas producciones, en las que se embarca casi compulsivamente. Entre las más destacadas figuran Premonición (2000), Insomnio (2002) y 11:14 Destino fatal (2003).

El segundo gran momento en su carrera tiene lugar cuando repite Oscar y Globo de Oro a la Mejor actriz por su papel en el drama deportivo Million Dollar Baby (2004), dirigido por Clint Eastwood.

A este éxito profesional le acompaña un duro año en el terreno personal. Tras 14 años de relación con Chad, Hilary descubre horrorizada algo que no podría haberse imaginado nunca: una adicción de su marido a algo que nunca ha querido especificar. La sorpresa fue muy desagradable y ella misma declaró que "nunca imaginé que pudiera esconderme algo así". La ruptura fue inevitable y el divorcio llegó en el 2006.

Liberada del yugo de su esposo y los problemas maritales, Hilary dio un giro a su carrera eligiendo papeles en producciones de mayor calidad. Encontramos desde entonces La dalia negra (2006), la película de misterio de Brian de Palma donde comparte reparto con Scarlett Johansson y Johs Hartnett; el thriller de Stephen Hopkins, La cosecha (2007), y Diarios de la calle (2007), un drama de contenido social.

Como curiosidad podemos decir que la presentación europea de la película La cosecha tuvo lugar en un céntrico cine de Barcelona, donde Hilary concedió entrevistas amablemente a los medios españoles.

Sus proyectos futuros incluyen el thriller Labyrinth (Laberinto) y el drama P.S. I love you (Post data: Te quiero), en los que se ha embarcado recientemente.

Meryl Streep

Meryl Streep

Con 13 nominaciones, Meryl Streep es la actriz que más veces ha optado al Oscar. Su talento y su capacidad de meterse por completo en la piel de sus personajes quedan demostrados en films como La decisión de Sophie o Memorias de África.

Interesada por la interpretación desde el instituto, Meryl Streep no empezó a actuar en serio hasta su etapa universitaria en Vassar. Más tarde se inscribió en la escuela de arte dramático de Yale, con cuya compañía participó en más de una treintena de producciones.

Comenzó su carrera como actriz profesional en los circuitos de teatro alternativo de Nueva York. Después pasó a Broadway, donde participó en varios espectáculos y hasta fue nominada a un Tony. En 1977 debutó en televisión y ese mismo año saltó al cine con el drama Julia, de Fred Zinnemann, junto a Vanessa Redgrave y Jane Fonda.

Un año más tarde participó en El cazador, por el que obtuvo una candidatura al Oscar a la mejor actriz secundaria. Fue la primera de
13 nominaciones que han situado a Streep como la intérprete más nominada en la historia de estos premios.

La Academia ha reconocido su trabajo en películas como La mujer del teniente francés, la ya clásica Memorias de África, la romántica Los puentes de Madison, el drama Cosas que importan o la entrañable Música del corazón. Aunque sólo dos veces le ha concedido la estatuilla: en 1979, como secundaria en Kramer contra Kramer, y en 1982, como protagonista de La decisión de Sophie.

Su trabajo durante la década de los 80 consagró a Streep como una de las mejores intérpretes dramáticas de su generación. Meryl quiso entoces demostrar a todos que también podía ser una eficaz actriz cómica, y así lo hizo interviniendo en films como La diablesa o La muerte os sienta tan bien. A mediados de los 90 incluso se atrevió con el cine de acción convirtiéndose en la heroína de Río salvaje.

Otras películas de su filmografía son: Manhattan, Bajo sospecha, Enamorarse, Se acabó el pastel, Tallo de hierro, Un grito en la oscuridad, Postales desde el filo, La casa de los espíritus, Antes y después, La habitación de Marvin...

En 2002 demostró su talento por partida doble en dos grandes títulos del año: Las horas, de Stephen Daldry, donde su trabajo como una de las tres mujeres protagonistas recibió una nominación al Globo de Oro como recompensa, y Adaptation, de Spike Jonze, que le valió un Globo de Oro y su más reciente opción al Oscar como secundaria.

Sharon Stone

Sharon Stone

Sharon Stone llegó a las pantallas de todo el mundo para demostrar que ser sensual y atractiva no está reñido con la inteligencia. La actriz, cuyo cociente intelectual la convierte en superdotada, se dio a conocer en 1992 en la piel de la fría Catherine Tramell, en Instinto básico.

Hija de un operario de fábrica y de una ama de casa que vendía productos cosméticos a domicilio, Sharon Vonne Stone (su nombre completo) ya comenzó a demostrar su inteligencia superior desde muy niña. Su cociente intelectual de 154 le llevó a formar parte de una asociación de niños superdotados.

Su talento y su belleza le hicieron muy popular en la adolescencia, y con sólo 15 años consiguió una beca para estudiar arte y escritura en la Universidad de Edinboro, en su Estado natal. Además, llegaría a presentarse al concurso de Miss Pennsylvania.

En la segunda mitad de la década de los setenta comenzó a trabajar como modelo, compaginándolo con sus estudios de interpretación. Durante los ochenta comenzó a trabajar en el cine con pequeños papeles, y no fue hasta la década de los noventa cuando su nombre empezó a tener una posición privilegiada en las carteleras.

En 1992, una casi desconocida Sharon Stone protagonizaba Instinto básico, un thriller erótico dirigido por Paul Verhoeven en el que encarnaba a la fría y calculadora escritora Catherine Tramell. Su insinuante cruce de piernas marcaría un antes y un después en su carrera, y su poder de seducción la convertiría en uno de los mitos eróticos de los noventa. No en vano, por encarnar a la pérfida escritora, recibió una nominación al Globo de Oro.

Después de ser encumbrada por crítica y público, Sharon Stone decidió no encasillarse en el papel de 'femme fatale' e interpretó varios papeles de mujer víctima en películas como Acosada (1993), Entre dos mujeres (1994) o El especialista (1995), aunque volvería a interpretar una despiadada mujer en el remake del éxito francés Diabólicas (1996).

La crítica norteamericana no se olvidó de ella, y en 1995 recibió el Globo de Oro a la mejor actriz dramática y una nominación al Oscar por su papel en Casino, de Martin Scorsese, ambientada en la ciudad de Las Vegas en plenos años setenta. Su tercera nominación al Globo de Oro le llegó con Un mundo a su medida (1998).

Posteriormente intervino en la comedia irónica La musa (1999), interpretada y escrita por Albert Brooks y en la que compartía protagonismo con Andie McDowell. Su papel le valió otra nominación a los Globos de Oro, en la categoría de mejor actriz de comedia.

Su último trabajo ha sido volverse a meter en la piel de la escritora Catherine Tramell en Instinto básico 2, la segunda parte de la película que la dio a conocer en el mundo entero. Una mujer que tira dignamente por los suelos el tópico de la rubia tonta.

Patrick Stewart

Patrick Stewart

El británico Patrick Stewart cuenta con una destacada trayectoria en teatro, cine y televisión. Se hizo popular como el capitán Picard en la serie Star Trek; ahora seduce a las nuevas generaciones como el profesor X de la saga X-Men.

Patrick Stewart se labró una importante carrera en los escenarios antes de dar el salto a la televisión. Su trayectoria en el teatro le ha permitido ganar numerosos premios no sólo por sus interpretaciones, sino también por su trabajo adaptando y dirigiendo diferentes obras.

En 1996, en reconocimiento a su labor, Stewart recibió el prestigioso Will Award otorgado por el Shakespeare Theatre de Washington, D.C., concedido con carácter anual a aquella personalidad que hace "una contribución significativa al teatro clásico en los Estados Unidos".

Entre sus trabajos en televisión se pueden destacar papeles tanto protagonistas como secundarios en varias series y aclamadas miniseries como Yo Claudio o Moby Dick, por la que recibió sendas nominaciones a los premios Emmy y a los Globos de Oro. También ha presentado varias series documentales.

Aunque su trabajo más destacado en este medio fue su interpretación como el primigenio capitán Jean-Luc Picard en la exitosa serie Star Trek: la próxima generación, que estuvo emitiéndose desde 1988 hasta 1994. Este papel le hizo acreedor de varias nominaciones a distintos premios y, lo más importante, le aportó una gran popularidad que le permitió pasarse al cine. Además de interpretar a uno de los protagonistas de la serie, también dirigió varios episodios, incluyendo A fistful of datas, que ganó un Premio Emmy.

Entre los muchos trabajos cinematográficos de Stewart destacan los
de Jeffrey, Hedda, Dune, Excalibur, Tres mujeres para un caradura, El tren de la muerte, Las locas, locas aventuras de Robin Hood, Gunmen, Mentes maestras, El guardián de las palabras, Conspiración, Safe house y Doc Savage.

Además, Stewart puso la voz al personaje del faraón Seti en la película de dibujos animados El príncipe de Egipto, y fue también la voz del rey Goobot en el largometraje de animación Jimmy Neutron: el niño inventor, que tanto éxito tuvo en la pantalla.

Recientemente, Stewart ha podido ser visto de nuevo en la piel del capitán Jean-Luc Picard en la última entrega de la muy exitosa franquicia de Star Trek, Star Trek: Nemesis. También ha vuelto a interpretar a uno de sus personajes más populares, el profesor Xavier de X-Men, en las dos secuelas, hasta el momento, de esta superproducción: X-Men 2 y X-Men: La decisión final.

Sylvester Stallone

Sylvester Stallone

Stallone ha logrado consagrarse internacionalmente como actor, guionista, productor y director desde que interpretó el papel principal en Rocky. Destacado héroe de acción, ha protagonizado éxitos como Rambo o Máximo riesgo.

Nacido en Nueva York, Stallone fue al colegio en Filadelfia, donde empezó a interesarse por la interpretación. Pasó dos años en el American College of Switzerland en Ginebra. De vuelta en los Estados Unidos, se matriculó en arte dramático en la Universidad de Miami, donde también dio sus primeros pasos como guionista. En 1973 pasó por casi todos los castings de la ciudad, pero tuvo poco éxito.

Durante este período, Sylvester se volcó en la escritura de guiones.
Su primera oportunidad relevante se le presentó en 1974 cuando consiguió uno de los papeles principales en The Lords of Flatbush. Este film le supuso también su primer crédito como guionista; concretamente por los diálogos adicionales.

Con el dinero que ganó gracias a este trabajo, Stallone dejó Nueva York y se mudó a Hollywood. Ya instalado, comenzó de nuevo a llamar a todas las puertas de los estudios y de los representantes artísticos, consiguiendo algunos papeles de reparto en cine y televisión. Paralelamente, continuó con su trabajo como guionista.

El púgil Rocky Balboa cobró vida en un guión que Stallone escribió enteramente a mano. Varios productores le hicieron suculentas ofertas por el guión, a condición que el papel principal de la película fuera interpretado por un actor de renombre. Pero Stallone insistía en que debía ser él quien encarnara a Rocky. Sly se mantuvo firme y su perseverancia dio finalmente resultado: Rocky ganó el Oscar a la mejor película en 1976 y le valió el Oscar al mejor guión original.

Los créditos de Stallone como actor, guionista y director a la vez incluyen Rocky II y La cocina del infierno. Como actor y coguionista ha hecho F.I.S.T., Acorralado, Rambo II, Rhinestone y Rambo III. También ha coescrito, dirigido y producido La fiebre continúa y ha protagonizado Halcones de la noche, Evasión o victoria, Tango y Cash y Encerrado. Rocky V, protagonizada y escrita por Stallone y dirigida por Jon Avildsen, se estrenó en 1990.

A su vez, Stallone ha encabezado el reparto de Get Carter, Máximo riesgo, Demolition Man, El especialista, Asesinos, Pánico en el túnel y Driven, y ha interpretado el difícil y emotivo papel de Freddy Heflin en la producción Copland, trabajo que le valió el aplauso unánime del público y la crítica internacional.

A sus 59 años, el actor ha decidido desempolvar aquellos dos míticos papeles que le alzaron hasta lo más alto, los de Rocky y Rambo. Para ello, no ha dudado en volver a ponerse los calzones para rodar la sexta entrega del mítico boxeador, bautizada como Rocky Balboa (2007), en la que el viejo y acabado italiano se plantea el reto de volver a triunfar sobre el cuadrilátero. Para el 2008 nos sorprenderá con la cuarta parte del ex combatiente del Vietnam, cuyo título provisional es Rambo IV: En los ojos de la serpiente, y en la que tendrá que volver a la carga para liberar a su hija secuestrada.

Sissy Spacek

Sissy Spacek

Cinco nominaciones al Oscar y una estatuilla son la mejor carta de presentación de esta actriz tejana. Su carrera no sólo ha estado plagada de éxitos, también ha sido y es un ejemplo de profesionalidad y rigor interpretativo.

Sissy Spacek empezó a estudiar arte dramático desde muy joven. Sus padres, dos auténticos apasionados por el teatro, la animaron a completar su formación también con estudios de canto y baile. Su primer contacto con la gran pantalla tuvo lugar en 1972, cuando una productora cinematográfica acudió a la escuela en la que Spacek estudiaba en busca de una joven para interpretar un papel destacado en la película Carne viva, un trabajo que le abrió las puertas de Hollywood.

El primer gran éxito de la actriz llegó cuatro años más tarde, cuando protagonizó una cinta de terror que se ha convertido en película de culto: Carrie, de Brian de Palma. Su papel en ese film le supuso su primera nominación al Oscar a la mejor actriz. Pero no sería la única vez que Spacek optase a ese premio: en 1980 le fue concedido el Oscar por su recreación de la cantante country Loreta Lynn en Quiero ser libre.

En su filmografía destacan también películas como JFK, Buenas noches, madre o Una historia verdadera. Además, ha participado en varios telefilmes y series de televisión. La candidatura de Spacek por En la habitación representó su sexta nominación al Oscar, tras haber optado al premio también con Desaparecido, Cuando el río crece y Crímenes del corazón.

Will Smith

Will Smith

¿Quién no se ha partido de risa con las ocurrencias de El príncipe de Bel Air? Will Smith es responsable directo de las carcajadas de miles de humanos frente al televisor. Un rapero con alma de actor y con una carrera marcada por el éxito que ha demostrado su talento en la gran pantalla tanto en comedias como en películas de acción.

Willard Christopher Smith Jr. nació el 25 de septiembre de 1968 en Philadelphia (Pensilvania). Hijo de un ingeniero y de una profesora, destacó desde pequeño en el colegio tanto por su carácter alegre y bromista como por sus buenas notas. El Instituto de Tecnología de Massachussets le ofreció una beca escolar pero la rechazó para dedicarse a lo que realmente quería: el mundo del espectáculo.

El pequeño Will se ganó el apodo de "Príncipe" por su habilidad de salir él solito de los líos en los que se metía. Un sobrenombre que se convirtió en su sello distintivo cuando se hizo popular como rapero, siendo todavía muy joven.

Su debut como actor -y también su fama- le llegó con la serie de televisión El príncipe de Bel Air, en la que Smith prácticamente se interpretaba a sí mismo. Will, que rapeaba desde los 12 años, unió a su compañero de reparto Jeff Townes para formar un dúo musical. Posteriormente, Will se afianzaría ya en solitario en el rap con discos como Born to reign, Greatest hits o Lost and Found. Por esta época, y gracias a la popularidad de la serie, conocería a actores de la talla de Bill Cosby, Whoopi Goldberg, Sydney Poitier o Denzel Washington.

Más centrado en el cine, participó en películas como Seis grados de separación (1993) o Dos policías rebeldes (1995). Esta película obtuvo tanto éxito que Will empezó a cobrar 5 millones de dólares por filme y le comenzaron a llover ofertas para interpretar sobre todo papeles que mezclaran la acción y el humor.

Asentado y acomodado en Hollywood, su consolidación definitiva llegaría de la mano de la corrosiva Independence Day (1996).

En su filmografía destacan títulos principalmente de acción, algunos de ellos muy taquilleros: ahí están por ejemplo Men in Black (I y II), Enemigo público o Wild Wild West. Por la banda sonora de Men in black fue premiado en los Grammy de ese año como Mejor intérprete de rap. También obtuvo dos nominaciones en los MTV Music Video Awards como Mejor vídeo masculino por Just the two of us y Mejor video de rap por Gettin Jiggy With It.

Este éxito le animó de nuevo a volver a los estudios de grabación. Big Willie Style, su primer álbum en cuatro años, salió a la venta en noviembre de ese mismo año.

Su gran papel llegó en 2001 con Ali, que le abrió un nuevo camino hacia interpretaciones más complejas, que le permitieron alejarse de los papeles cómicos y de acción a los que nos tenía acostumbrados.

Con Yo, Robot (2004) volvió a tocar el éxito con la punta de los dedos demostrando que la suya es una de las carreras más sólidas de Hollywood, aunque no haya destacado por ser muy prolífico. A finales de 2004 y ya en el 2005, el joven de Pensilvania interpretó dos nuevas películas de dudosa calidad, El espantatiburones y Hitch: Especialista en ligues.

Con el 2007 le ha llegado su segunda nominación a los Oscar como actor protagonista, por su papel de Chris Gardner en el drama En busca de la felicidad (rodada en 2006), un filme que ha supuesto un nuevo cambio de registro y en el que aguanta sobre sus hombros todo el peso de la película.

Pero pronto volveremos a tener noticias del actor, que tiene actualmente tres títulos en la recámara, cuyos nombres provisionales son Soy una leyenda (prevista para este 2007) y Él viene esta noche y Tiempo compartido (previstas para 2008).

En cuanto a su vida personal, Will Smith estuvo casado con Sheree Zampiro durante tres años, con quien tuvo a su hijo Willard C. Dos años después del divorcio, rehizo su vida sentimental junto a Jada Pinkett, con la que ha tenido a sus hijos Jaden Christopher Syre y Willow Camille Reign.

Maggie Smith

Maggie Smith

Considerada por los expertos una de las diez mejores actrices de toda la historia del cine inglés, Maggie Smith es hoy por hoy uno de los buques insignias de la interpretación en habla inglesa. Su profesionalidad y su dilatada experiencia en todos los formatos (teatro, cine, televisión), han hecho de ella una de las actrices más apreciadas y queridas de la profesión.

Maggie Smith estudió interpretación en la Universidad de Oxford, donde se familiarizó con los textos de William Shakespeare. Siendo todavía joven debutó en el teatro con la obra Noche de Reyes, y más tarde trabajó también en Broadway. Su carrera profesional se ha desarrollado principalmente en los escenarios: además de formar parte de importantes compañias de teatro y ganar varios premios prestigiosos por su trabajo, ha sido directora de la United British Artist.

Su debut en la gran pantalla tuvo lugar en 1956 con Child in the House, aunque no se dio a conocer internacionalmente hasta 1969, cuando protagonizó Los mejores años de Miss Brodie y ganó el Oscar a la mejor actriz. Nueve años más tarde volvería a hacerse con este galardón (esta vez como actriz secundaria) por su trabajo en California Suite.

En la filmografía de Smith figuran todo tipo de producciones, desde títulos comerciales a proyectos de bajo presupuesto. Algunas de sus películas más conocidas son Furia de titanes, Una habitación con vistas, Othelo, Ricardo III o las dos sagas de Harry Potter. Su participación en Gosford Park le valió su sexta nominación al Oscar.

Christian Slater

Christian Slater

Además de ser uno de los chicos más sexys de su generación, Christian Slater ha demostrado su talento y variedad de registros a lo largo de su carrera artística. Comenzó a trabajar a los nueve años en Broadway y participó en distintas obras teatrales que le formaron como actor. Con 16 años se convirtió en una de las más prometedoras estrellas del cine adolescente gracias a su salto a la gran pantalla.

Natural de Nueva York, debutó en los escenarios con 9 años en The Music Man, protagonizada por Dick Van Dycke. Desde su debut cinematográfico en The Legend of Bilie Jean, ha pasado a ser uno de los actores protagonistas más solicitados. Pero fue la película El nombre de la Rosa (1986) de Jean-Jacques Annaud, que protagonizó junto a Sean Connery, la que le dio a conocer entre el gran público.

A partir de ese momento empezó a protagonizar comedias de acción juveniles como Al filo del abismo, La escuela o El Imperio del mal, ideales para el aspecto de chico gamberrete que le caracteriza. Slater también ha protagonizado el filme de John Woo Windtalkers, junto a Nicholas Cage.

Asimismo, hemos podido verlo en la comedia Quién es Cletis T, junto a Tim Allen y Portia de Rossi. Posteriormente, ha protagonizado, junto a Val Kilmer, Dinero Sucio, dirigida por Peter Antonijevic.

Slater encabezó el reparto de la comedia negra Very Bad Things, junto a Cameron Diaz, de la que también ha sido productor. Anteriormente, también había producido e interpretado Hard Rain y la película independiente Basil. Realizó su debut como director con el cortometraje Museum of Love, para Showtime.

La filmografía de Slater incluye además otras películas como Alarma nuclear, dirigida por John Woo, Homicidio en primer grado, Entrevista con el vampiro, Amor a quemarropa, Robin Hood, Príncipe de los ladrones, o la película de Francis Ford Coppola Tucker, un hombre y su sueño, en la que interpretaba al hijo de Jeff Bridges.

Este amante de Star Treck (sus cejas son como las de Spock) también está cosechando grandes éxitos en los teatros de Broadway.