5 jun. 2007

Remington Steele

Pierce Brosnan

Se dio a conocer como Remington Steele, el detective protagonista de la popular serie de TV. Pero el papel que hizo famoso a Brosnan es el de James Bond: le ha encarnado en cuatro películas, entre ellas GoldenEye y Muere otro dia.

La carrera de Pierce Brosnan lo ha llevado lejos de su pueblo natal, Navan, en Irlanda, donde nació y pasó la mayor parte de su infancia. A los once años se trasladó a Londres, a los dieciséis ingresó en una escuela de arte dramático y más tarde participó en obras de teatro como Fulimena y Wait Until Dark representadas en el York Theatre, ambas de Zefferelli.

La miniserie estadounidense de televisión Manions of America le dio a conocer al público americano y su participación como protagonista en Remington Steele lo catapultó a la fama internacional.

Aunque Pierce es conocido especialmente por sus interpretaciones de James Bond en GoldenEye, El mañana nunca muere, El mundo nunca es suficiente y Muere otro día.

Mientras daba un nuevo impulso a la franquicia Bond (obteniendo unos ingresos combinados de taquilla de más de 1000 millones de dólares), Brosnan creó su propia productora. Desde sus comienzos, la empresa ha producido Un amor por descubrir, El secreto de Thomas Crown, Evelyn y, más recientemente, Hasta que la ley nos separe, todas ellas protagonizadas por el propio Pierce.

Brosnan ha interpretado también una gran variedad de papeles en películas como La señora Doubtfire, Mars Attacks! y Un pueblo llamado Dante's Peak, así como en Búho gris, de Richard Attenborough, y El sastre de Panamá, de John Boorman.

Jim Broadbent

Jim Broadbent

Sin duda es uno de los más reputados actores de la escuela inglesa. Jim Broadbent lleva años haciendo teatro, televisión y, cómo no, cine. En su filmografía destacan títulos tan conocidos y variopintos como Superman IV, Ricardo III, Moulin Rouge o Iris. Por esta última cinta fue premiado con el Oscar al mejor actor de reparto en 2001.

Jim Broadbent debutó en un escenario a la edad de cuatro años. La explicación es sencilla: su madre colaboraba en un grupo teatral de la parroquia local. En su adolescencia, y aún siendo un estudiante rebelde, consiguió una plaza para la Escuela de Arte. Pero su verdadera vocación era actuar y se cambió a la Academia de Música y Arte Dramático de Londres.

Terminados sus estudios, sus primeras oportunidades le llegaron como director de escena, pero poco a poco se fue haciendo un hueco como intérprete. Trabajó en televisión, en producciones teatrales y, más tarde, comenzó a despuntar en proyectos cinematográficos. Su esfuerzo y su capacidad interpretativa empezaban a captar la atención de los más reputados directores de cine británicos.

Su salto a Hollywood llegó en 1987, con su participación en Superman IV y, algo más tarde, Woody Allen le reclamó para aparecer en Balas sobre Broadway. Y es que durante la década de los 90, el prestigio de Broadbent fue en aumento. Con títulos como Smila: misterio en la nieve, Los Vengadores y Little Voice, se convirtió en uno de los artistas británicos más reputados a uno y otro lado del charco.

Con la llegada del siglo XXI, su agenda ha seguido llenándose de proyectos tan importantes en taquilla como El diario de Bridget Jones, Moulin Rouge, Gangs of New York o Iris. Su papel en esta última película le supuso su primer Oscar al mejor actor secundario.

Orlando Bloom

Orlando Bloom

Orlando se hizo famoso por su papel de Legolas, uno de los protagonistas de El Señor de los Anillos, aunque llevaba tiempo dedicado a la interpretación. Convertido en actor de moda en Hollywood, volvió a triunfar con Piratas del Caribe.

Podría decirse que Orlando Bloom es actor gracias a su madre: fue ella quien les inculcó a él y a su hermana la pasión por las artes cuando eran pequeños. Animado por ella, Orlando empezó recitando poesía en festivales de su localidad. Y poco después, estando aún en el colegio, decidió que quería dedicarse a la interpretación.

A los 16 años se trasladó a Londres y se unió al National Youth Theatre, donde actuó durante dos temporadas. Más tarde consiguió una beca para estudiar en la British American Drama Academy. Durante aquel tiempo acudió a multitud de castings; eso le permitió hacerse con pequeños trabajos en la televisión británica y con un breve papel en Wilde, con la que debutó en la gran pantalla en 1997.

Su carrera cinematográfica ya había empezado, pero aun así Bloom prefirió tomarse un tiempo para ampliar su educación. Así que se inscribió en la Guildhall School of Music and Drama de Londres, una prestigiosa escuela por la que también ha pasado gente como Ewan McGregor o Ben Chaplin.

Todavía estaba en la escuela cuando le surgió la posibilidad de presentarse al casting de El Señor de los Anillos, la trilogía que preparaba Peter Jackson sobre la obra de Tolkien. Bloom se presentó en un principio para el papel de Faramir, pero Jackson decidió ficharle finalmente para interpretar a Legolas.

Así que Orlando se convirtió en uno de los principales protagonistas de las tres películas: La comunidad del Anillo, Las dos torres y El retorno del rey. El gran éxito del proyecto logró que su nombre se hiciese popular rápidamente y se convirtiera en una de las nuevas estrellas de Hollywood.

Tras participar en El Señor de los Anillos, Orlando Bloom trabajó en otros tres proyectos destacados: el aclamado film bélico Black Hawk Derribado, de Ridley Scott; la película de aventuras Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra, un éxito de taquilla que protagonizó junto a Johnny Depp; y la superproducción épica Troya, junto a Brad Pitt y Eric Bana.

Recientemente estrenó El reino de los cielos, un film épico que protagonizaba junto a Liam Neeson y Eva Green, y Elizabethtown, una comedia romántica en la que compartió cartel con Kirsten Dunst. Tras eso volvió a volcarse en el proyecto de Piratas del Caribe, y en sus dos secuelas: El cofre del hombre muerto y la recién estrenada En el fin del mundo. En 2009 espera estrenar otro filme épico, Pompeya.

Cate Blanchet

Cate Blanchett

Atractiva e inteligente, esta actriz australiana entró en el mundo del cine por una casualidad. Desde entonces ha trabajado en excelentes películas como El Señor de los anillos, Elizabeth o El Aviador, con la que ha ganado el oscar a la mejor actriz de reparto.

Cate Blanchett, de padre estadounidense y madre australiana, nació hace 36 años en Melbourne. Su padre falleció cuando ella tenía 10 años. A los 18 años empezó sus estudios de economía y arte en la universidad de Melbourne. Pero nunca llegó a acabarlos.

Ese mismo año, Cate viajó a Egipto y fue entonces cuando el destino cambió el rumbo de su vida. Una mañana, un hombre que se hospedaba en su mismo hostal le comentó que necesitaban extras para una película que se estaba rodando en la ciudad. Cate no lo dudó ni un segundo y al día siguiente dio su primer paso en el mundo del cine: apareció durante apenas un segundo junto a un montón de extras.

Pero este hecho fue suficiente para que a Cate le picara el gusanillo del cine y decidió dejar sus estudios de economía para cursar clases de interpretación en el Instituto de Arte Dramático Nacional de Australia. En los inicios de su carrera se dedicó al teatro e hizo un gran trabajo, ya que ganó importantes premios. También trabajó para la televisión hasta que en 1994, debutó en el cine con la película australiana Police Rescue.

Su salto a la gran pantalla americana no tuvo lugar hasta tres años más tarde, en el año 1997, cuando junto a la gran actriz Glenn Close participó en Camino al paraíso. Fue un buen año para Cate, ya que ese mismo año, rodando la película Thank god he met Lizzie, conoció a su actual marido, Andrew Upton, escritor y montador cinematográfico. Con él la actriz ha tenido dos hijos.

Un año más tarde, consiguió un gran éxito profesional por su actuación en la película Elizabeth , con la que ganó un Globo de Oro y una nominación al Oscar . A partir de entonces, hemos tenido la suerte de verla en bastantes películas entre las cuales se encuentra la famosísima película El señor de los anillos . Según dijo la actriz en una entrevista de la Fox, aceptó el papel de la dama Gadriel porque siempre había soñado encarnar a alguien con las orejas puntiagudas. Ahora la podemos ver junto a Leonardo Di Caprio en el último trabajo de Martín Scorsese, El Aviador , la película con la que ha conseguido su primer oscar interpretando a Katharine Hepburn.

Halle Berry

Halle Berry

Con un Oscar en su haber, Halle Berry es una de las estrellas más respetadas en Hollywood. Después de Monster's Ball su carrera entró en una espiral de éxitos que la llevaron a ser Tormenta en los dos X-Men, chica Bond en Muere Otro Día y una logradísima Catwoman. Esta es la historia de su vida...

Halle Berry empezó su carrera artística en el mundo de la moda: primero participó en diferentes concursos de belleza, y después se hizo modelo profesional. En este sector trabajó durante varios años, llegando a ser la imagen publicitaria de la conocida marca de cosméticos Revlon.

Su experiencia en el mundo de la moda hizo que su primer papel como actriz fuera el de una joven modelo en una serie de televisión. A partir de ese momento, se alejó del mundo de las pasarelas y destinó todas sus energías hacia la interpretación.

En 1991 se produjo su debut cinematográfico con la película Fiebre salvaje, del conocido director Spike Lee. A este film le siguieron algunos títulos de aire más comercial -entre ellos El último Boy Scout, junto a Bruce Willis, o Boomerang: el príncipe de las mujeres, con Eddie Murphy- y también otras películas del circuito independiente, como La carrera del sol o Corazones rasgados.

Con el tiempo, la carrera y la popularidad de Berry han ido en ascenso, y con cada una de sus interpretaciones se ha ido ganado el respeto de la crítica. Su punto álgido llegó en 2002, cuando consiguió su primera nominación y su primer Oscar como mejor actriz por su papel de mujer luchadora en Monster's Ball.

En su filmografía también destacan títulos como Los Picapiedra, adaptación a la gran pantalla de la serie de dibujos animados; Girl 6, de nuevo con Spike Lee; X-Men, la versión cinematográfica del famoso cómic; y Operación Swordfish, un thriller sobre hackers informáticos protagonizado por John Travolta y Hugh Jackman.

En los últimos tiempos hemos podido verla como chica Bond en la última entrega de las aventuras de 007, Muere otro día; de nuevo enfundada en el traje de la superheroína Tormenta en X-Men 2 y como psiquiatra rodeada de espíritus en Gothika. Pero sin duda, su último éxito es Catwoman, donde Halle Berry borda el papel de la heroína más felina del cómic.

Tras poner la voz a uno de los personajes de Robots (2005), Halle Berry vuelve a interpretar a Tormenta en la tercera parte de X-Men: La decisión final.

Drew Barrymore

Drew Barrymore

Una actriz de éxito desde su infancia, Drew Barrymore ha cautivado a los cinéfilos durante cerca de dos décadas. Desde su debut cinematográfico, su excepcional talento y su carisma le ha hecho ganar elogios de la crítica y éxito de taquilla.

Barrymore hizo su debut en cine en la película de 1980 Viaje alucinante al fondo de la mente, con William Hurt. Su siguiente película fue E.T. el Extraterrestre, donde su interpretación de Gertie le hizo ganar el premio Yourth in Film Award y una nominación al BAFTA (British Academy of Film & Television Arts) como mejor debutante.

Continuó protagonizando films como Ojos de Fuego, Diferencias irreconocibles (por la que recibió una nominación al Globo de Oro como mejor actriz secundaria) y una película escrita especialmente para ella, Cat’s Eye, en la que interpretó cinco papeles diferentes.

En su filmografía se incluyen títulos tan conocidos como Cuatro mujeres y un destino, Sólo ellas... los chicos a un lado, Batman Forever, Por siempre jamás, El chico ideal, Todos dicen I Love You o Scream... Vigila quién llama.

Recientemente hemos podido verla en la exitosa saga de Los Ángeles de Charlie, Confesiones de una mente peligrosa, Los chicos de mi vida, Duplex o 50 primeras citas.

Jennifer Aniston

Jennifer Aniston

Conocida por su papel de Rachel Green en la popular serie de televisión Friends, imitada por su característico corte de pelo a capas y envidiada a lo largo y ancho del planeta por su matrimonio con Brad Pitt, Jennifer Aniston es en la actualidad una de las actrices más populares de los últimos tiempos.

Nacida el 11 de febrero de 1969, Jennifer Anastassakis creció en una pequeña villa californiana. Su familia, originaria de Grecia, se trasladó a Nueva York tras haber vivido un año en el país helénico. Fue en ese momento que dejaron atrás sus raíces griegas y pasaron a llamarse Aniston.

Su interés por la interpretación le vino de familia. El mismo año que partieron hacia Nueva York, John Aniston, padre de la actriz, consiguió un papel en el culebrón Los mejores años de nuestra vida y además, su padrino fue Telly Savalas, más conocido por su papel del famoso detective Kojak. Cuando ya tenía 11 años, Jennifer empezó a actuar en el club de arte dramático en la Escuela de Rudolf Steiner. Su experiencia en esta escuela le hizo desarrollar su pasión por el arte y una de sus pinturas fue seleccionada para participar en una exposición en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Pero su llegada a la televisión no fue gracias a las obras de teatro que interpretó tras salir de la escuela, ni tampoco a su talento como artista. Curiosamente, Jennifer Aniston fue seleccionada para la serie Friends por su pelo. La revista Rolling Stones organizó el concurso "El mejor pelo de América" y su original melena a capas conquistó a los productores de la serie. Desde ese momento, miles de admiradoras imitarían su peinado hasta la saciedad.

Desde que en 1994 empezara a interpretar a la glamourosa y dulce Rachel, su caché, impulsado por el enorme éxito de la serie en todo el mundo, ha aumentado como la espuma. Pero Jennifer tenía muy claro que no quería estancarse en el medio televisivo y dos años después dio el salto a la gran pantalla con Ella es única, dirigida e interpretada por Edward Burns. Después de este film, Aniston participó en otras comedias románticas como Novio de alquiler, junto a Kevin Bacon, o Mucho más que amigos.

Si ya era popularmente conocida, su boda con Brad Pitt la situó en el punto de mira de toda la prensa. Por unos años pasó de ser la novia de Hollywood a ser la novia del actor más deseado. Pitt y Aniston contrajeron matrimonio en 2000, pero su feliz matrimonio sólo duró cuatro años y medio. A pesar de la ruptura Jennifer confesó que siempre seguiría enamorada de su ex-marido.

En 2002 Jennifer consiguió un papel con el que rompería su encasillamiento como actriz de comedia romántica. La película fue The good girl, una producción independiente de Miguel Arteta, que protagonizó junto a Jake Gyllenhaal, gracias a la cual obtuvo, por primera vez, el reconocimiento de la crítica.

Pero, pese a sus múltiples esfuerzos por labrarse una carrera más o menos decente en la gran pantalla, a Jennifer le pesa aún su papel de Rachel. Después de The good girl, la hemos visto en otros éxitos de taquilla como Como Dios, junto a Jim Carrey, o Y entonces llegó ella. Un año después, ya en 2005, se estrenó el thriller Sin control, donde está acompañada por uno de los nuevos galanes del cine, Clive Owen. El mismo año protagonizaba la comedia de éxito Dicen por ahí, inspirada en la famosa película El graduado.

El 2006 la trajo con Amigos con dinero. Pero la que ha sido sin duda la película del año para Jenni es Separados, en cuyo rodaje conoció y se enamoró del actor Vince Vaughn. Con él ha vivido un año de amor y ha olvidado (temporalmente) a Brad Pitt. Llegaron a prometerse pero la relación no terminó de cuajar y la pareja ha comenzado el 2007 ya separados. Se ha rumoreado que la actriz no soportaba por más tiempo las intromisiones de la madre de él, pero algún amigo cercano a la estrella ha comentado que ella "no puede olvidar a Brad y así se lo ha dicho a Vince". Parece que el carácter alocado de Vince tampoco le iba mucho a Jennifer.

Alejandro Amenábar

Alejandro Amenabar

Más que un director de cine Alejandro Amenábar parece un coleccionista de premios. Su cuarta película, Mar Adentro, ha sido la última demostración de talento de este creador que ya asombró a propios y extraños con éxitos como Tesis, Abre los Ojos o Los Otros.

Hijo de chileno y española, Alejandro Amenábar llegó a Madrid con sólo un añito, huyendo de la dictadura de Pinochet en Chile. En la capital de España estudió Imagen y, a los 19 años, empezó su carrera como director con el corto La cabeza, que ganó el primer premio de la Asociación Independiente de Cineastas Amateurs (AICA).

Luego rodaría Himenóptero, un mediometraje que dejó tan impresionado a José Luis Cuerda que decidió ayudarle en la producción de su primer largo, Tesis. La película fue todo un éxito de taquilla y todo un trampolín para él.

De la mano del mismo productor, en 1997 Amenábar rodaría Abre los ojos, otro thriller muy bien acogido tanto por la crítica como por el público. Y que gustó también fuera de España porque Tom Cruise se decidió a rodar el remake americano de la cinta, Vanilla Sky.

Amenábar iba lanzado, su nombre sonaba ya entre los más grandes, escribía, rodaba y ponía música a sus películas (su otra gran pasión). Así las cosas, en 2000 se alió con Nicole Kidman para rodar The Others (Los otros), una película de misterio que conquistó ocho premios Goya, entre ellos los de Mejor Película y Mejor Dirección.

Pero pese al éxito conseguido con este formato, Amenábar decide cambiar de palo. Hace pública su homosexualidad y rueda Mar adentro, una película mucho más intimista con Javier Bardem en el papel del tetrapléjico gallego Ramón Sampedro, un hombre que estuvo postrado en cama durante 30 años y que luchó hasta el final por tener una muerte digna. Otro éxito aplastante que obtiene 14 Goyas y un Oscar a la mejor película extranjera.

Así es Amenábar, sin duda el realizador con más futuro del panorama cinéfilo español.

Robert Altman

Robert Altman

Robert Altman es un auténtico peso pesado del cine. Guiado por su permanente interés por el séptimo arte, Altman ha hecho prácticamente de todo: guionista, director, productor, actor. Un hombre que conoce como nadie los entresijos de la profesión y que tiene a sus espaldas un sinfín de títulos interesantes tanto en cine como en televisión.

Robert Altman es uno de los directores más personales y respetados del cine actual, y eso que llegó al oficio casi por casualidad: antes de introducirse en este mundo había probado fortuna en otros campos, desde alistarse en el ejército a estudiar ingeniería.

Su primer contacto con el cine le llevó hasta Nueva York, donde trabajó como guionista, pero después regresó a Kansas y durante un tiempo se dedicó a la creación de películas empresariales y documentales. Ese empleo le permitió ahorrar el dinero para financiar sus propias producciones: de ahí surgió en 1957 The Delinquents, que ya mostraba el particular estilo cinematográfico del director.

Altman tuvo una destacada carrera como director de programas televisivos, entre los que figuran episodios de series como Alfred Hitchcock presenta o Bonanza. Eso le permitió experimentar con la técnica narrativa y aprender a sacarle partido a un presupuesto limitado. En 1970 llegó su primer gran éxito en la gran pantalla: MASH, con el que obtuvo numerosos premios y varias nominaciones a los Oscar, entre ellas la de mejor director.

También forman parte de su filmografía títulos como Nashville, El juego de Hollywood o Vidas cruzadas, tres películas por las que Altman fue nominado al Oscar al mejor director. En su currículum cinematográfico aparecen también trabajos como Prêt-à-Porter, Kansas City, Cookie's Fortune o más recientemente El doctor T y las mujeres y Gosford Park.

Pedro Almodóvar

Pedro Almodovar

Vivió la movida madrileña como escritor, actor teatral y músico, aunque su mayor prioridad fue siempre hacer cine. Desde su debut con Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón hasta su último éxito con Hable con ella, Almodóvar se ha ido labrando un prestigio internacional con su particular estilo que ha sido reconocido incluso con un par de Oscars.

Interesado por el séptimo arte desde pequeño, Pedro Almodóvar se lanzó a conseguir su sueño de hacer cine a los 16 años, cuando se trasladó a Madrid con la intención de estudiar y labrarse una carrera. Durante años trabajó en diferentes empleos y ahorró dinero suficiente para comprarse una cámara de súper ocho: con ella empezó a rodar sus primeros cortos, que le sirvieron de aprendizaje como cineasta.

En aquellos tiempos, Almodóvar alternaba sus inicios en el cine con otras actividades artísticas: escritor (guiones de cómic, colaboraciones en periódicos y revistas underground, novelas), actor teatral (formó parte del grupo Los Goliardos, donde conoció a Carmen Maura), músico (creó un grupo de punk-glam-rock junto a McNamara)...

Pedro incluso escribió por encargo una fotonovela para la revista
El Víbora, que más tarde serviría como base para su primer largometraje: Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980). Pese a la falta de medios con la que se rodó, el innovador estilo del cineasta causó sensación y convirtió el film en película de culto.

Dos años después llegó Laberinto de pasiones, que fue muy bien acogido por el público y le convirtió en un referente del cine español. Con su tercer film, Matador, Almodóvar empezó a darse a conocer en el extranjero. Pero fue la comedia Mujeres al borde de un ataque de nervios (1987) la que le dio la fama definitiva: además de batir récords de taquilla, recibió varios premios nacionales e internacionales y fue nominada al Oscar al mejor film extranjero.

El director manchego pasó a ser una de las figuras imprescindibles del cine español, y sus obras posteriores recibieron una excelente acogida por parte del público, como demostraron los buenos resultados de Átame o Tacones lejanos.

Aunque el gran momento de Almodóvar estaba por llegar. En 1999, Todo sobre mi madre alcanzó un éxito sin precedentes, se hizo con infinidad de premios y obtuvo el Oscar al mejor film de habla no inglesa. Algo similar ocurrió en 2002 con Hable con ella, que también logró varios premios internacionales y le valió al cineasta otro Oscar, esta vez al mejor guión original, y una nominación al mejor director.

En la filmografía de Almodóvar destacan también Entre tinieblas (1983), ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984), La ley del deseo (1986), Kika (1993), La flor de mi secreto (1995) y Carne trémula (1997) y La mala educación (2004).

Volver (2006) supone el regreso de Carmen Maura al universo del director manchego, uniendo fuerzas con las espectaculares Penélope Cruz, Lola Dueñas y Blanca Portillo. Aunque no ha sido nominada a los Oscars de este año, sí le ha reportado, entre muchos otros premios, cinco Goyas a la Mejor película, Mejor director, Mejor actriz protagonista (Penélope Cruz), Mejor actriz de reparto (Carmen Maura) y Mejor música original (Alberto Iglesias).

Ben Affleck


Ben Affleck

Logró el éxito con su trabajo como actor y guionista en 'El indomable Will Hunting', aunque antes ya había cosechado buenas críticas por su interpretación en 'Persiguiendo a Amy'. Protagonista de grandes producciones como 'Armageddon', 'Shakespeare in Love' o 'Pearl Harbor', Ben Affleck es en la actualidad uno de los actores más solicitados en Hollywood.

Ben Affleck siempre había querido ser actor, o al menos así lo recuerda. De hecho, tomó un primer contacto con el mundo artístico siendo aún muy pequeño -apareció en un anuncio de Burger King-, aunque su primer trabajo como intérprete no llegó hasta los 8 años, cuando consiguió un papel en una serie de televisión.

Por aquella época, Ben conoció a un chaval un par de años mayor que él con el que haría muy buenas migas y que con el tiempo llegaría a ser, como él, toda una estrella en Hollywood: Matt Damon.

Durante su adolescencia, Affleck participó en bastantes telefilms y en varias series de televisión. Uno de sus primeros trabajos para la gran pantalla fue el drama School Ties (1992), junto a Brendan Fraser, Chris O'Donnell y Matt Damon. Un año después llegó el film juvenil Jóvenes desorientados, y en 1995 comenzó sus colaboraciones con el director Kevin Smith en la comedia independiente Mallrats.

Ben y su amigo Matt intentaban hacerse un hueco en la industria del cine por aquel entonces. Hartos de conseguir sólo papeles menores, decidieron escribir ellos mismos su propia película y reservarse los personajes protagonistas. Así surgió el guión de El indomable Will Hunting (1997), que los dos amigos lograron vender a una gran productora con la condición de mantener el control sobre el proyecto.

Antes de que el film se estrenara, Affleck trabajó ese mismo año de nuevo con Kevin Smith en la comedia Persiguiendo a Amy, por la que recibió buenas críticas en el Festival de Sundance. Ben empezaba a ser conocido, y el éxito de El indomable Will Hunting reforzó su buena racha: con un Oscar al mejor guión en su haber, tanto él como Damon pasaron a ser las nuevas jóvenes promesas de Hollywood.

En adelante, Affleck pudo acceder a proyectos más importantes. En 1998 protagonizó dos grandes producciones: Shakespeare in Love (que triunfó en los Oscar aquel año) y Armageddon (un éxito de taquilla en el que aparecía junto a Bruce Willis y Liv Tyler), y no tardó en convertirse en uno de los actores más solicitados.

En su filmografía destacan además la comedia romántica Las fuerzas de la naturaleza (1999), junto a Sandra Bullock; la polémica Dogma (1999), de nuevo a la órdenes de Kevin Smith; la superproducción bélica Pearl Harbor (2001) o los films de acción Pánico nuclear (2002), El informador (2000) y Al límite de la verdad (2002). Uniéndose a la moda de adaptar cómics a la gran pantalla, Ben Affleck ha protagonizado Daredevil en el 2003, donde da vida a uno de los superhéroes más famosos.

Aunque tuvo un sonado pinchazo con la comedia romántica Gigli (2003), en la que aparecía junto a su pareja sentimental de entonces, Jennifer Lopez, pudo reencauzar su carrera con las comedias Una chica de Jersey (2004) y Diario de un ejecutivo agresivo (2006).

El 2006 ha sido un año muy productivo para este guapo actor, que ha rodado películas tan sonadas como Clerks 2, Hollywoodland junto a Adrien Brody, y Ases calientes, con Andy García, que promete convertirse en uno de los más importantes títulos de su filmografía.