5 jun. 2007

Alejandro Amenábar

Alejandro Amenabar

Más que un director de cine Alejandro Amenábar parece un coleccionista de premios. Su cuarta película, Mar Adentro, ha sido la última demostración de talento de este creador que ya asombró a propios y extraños con éxitos como Tesis, Abre los Ojos o Los Otros.

Hijo de chileno y española, Alejandro Amenábar llegó a Madrid con sólo un añito, huyendo de la dictadura de Pinochet en Chile. En la capital de España estudió Imagen y, a los 19 años, empezó su carrera como director con el corto La cabeza, que ganó el primer premio de la Asociación Independiente de Cineastas Amateurs (AICA).

Luego rodaría Himenóptero, un mediometraje que dejó tan impresionado a José Luis Cuerda que decidió ayudarle en la producción de su primer largo, Tesis. La película fue todo un éxito de taquilla y todo un trampolín para él.

De la mano del mismo productor, en 1997 Amenábar rodaría Abre los ojos, otro thriller muy bien acogido tanto por la crítica como por el público. Y que gustó también fuera de España porque Tom Cruise se decidió a rodar el remake americano de la cinta, Vanilla Sky.

Amenábar iba lanzado, su nombre sonaba ya entre los más grandes, escribía, rodaba y ponía música a sus películas (su otra gran pasión). Así las cosas, en 2000 se alió con Nicole Kidman para rodar The Others (Los otros), una película de misterio que conquistó ocho premios Goya, entre ellos los de Mejor Película y Mejor Dirección.

Pero pese al éxito conseguido con este formato, Amenábar decide cambiar de palo. Hace pública su homosexualidad y rueda Mar adentro, una película mucho más intimista con Javier Bardem en el papel del tetrapléjico gallego Ramón Sampedro, un hombre que estuvo postrado en cama durante 30 años y que luchó hasta el final por tener una muerte digna. Otro éxito aplastante que obtiene 14 Goyas y un Oscar a la mejor película extranjera.

Así es Amenábar, sin duda el realizador con más futuro del panorama cinéfilo español.

No hay comentarios: