4 jun. 2007

Jesús Velázquez

Jesus Vazquez

Es el presentador de moda en la televisión. Con su naturalidad ha sabido ganarse al público en todos los programas en los que ha trabajado. "Gente con chispa", "Gran Hermano",
"Operación Triunfo" o "Allá tú" son algunos de los títulos que engrosan el currículum de este profesional, que también ha ejercido como modelo, actor y cantante.

Jesús nació en Ferrol, pero siendo todavía niño su familia se trasladó a vivir a Madrid. Le costó adaptarse –era un chico bastante tímido–, aunque poco a poco se fue haciendo a su nuevo hogar. Eso sí: nunca renegó de sus orígenes gallegos; cada año volvía a su tierra para veranear.

Al llegar el momento de ir a la universidad, Vázquez optó por la Veterinaria. Pero en tercero abandonó la carrera para entrar en el mundo del espectáculo: alguien le dijo que podría trabajar de modelo, así que decidió intentarlo. También comenzó a estudiar Arte Dramático. Tras varios trabajos publicitarios y pasar por varios castings, Jesús se estrenó en televisión como presentador del programa juvenil "La 5ª marcha", en el que coincidió con una jovencísima Penélope Cruz.

Aunque el programa que le hizo popular fue "Hablando se entiende la basca", por el que obtuvo el TP de Oro al Mejor Presentador. Después de aquello llegaron otras muchas oportunidades: "Desde Palma con amor",
"La ruleta de los jóvenes", "Entre amigos"...

A principios de los 90, Jesús decidió probar fortuna en otros terrenos artísticos. Debutó en el cine con la película "El que no corre vuela", junto a Alfredo Landa; grabó el álbum "A dos milímetros escasos de tu boca", con el que obtuvo un disco de Oro; y se estrenó en el teatro con "La importancia de llamarse Ernesto", que tuvo bastante éxito.

Llegó entonces una díficil etapa personal para Jesús Vázquez que le obligó a mantenerse alejado de la pequeña pantalla durante un tiempo. Incluso fijó su residencia en Londres una temporada. A su regreso, volvió a televisión con pequeñas colaboraciones en programas como "Entre Morancos y Omaítas" o "Ketty no para", y consiguió un papel como actor en la serie "Manos a la obra".

A finales de los 90, su carrera comenzó a remontar gracias al concurso "Gente con chispa", al que siguieron "De qué hablan las mujeres" y "Ésta es mi gente".

Ya en el nuevo milenio, Vázquez se convirtió en uno de los presentadores de moda al conducir algunos de los programas con más éxito de los últimos años: "Popstars", "Hotel Glam", "Vivo cantando", "Supervivientes" y "Gran Hermano", para el que ha moderado los debates en ediciones sucesivas y del que presentó las versiones VIP.

El público masivo se ha rendido a su encanto en las dos ediciones de "Operación Triunfo" que ha presentado. De la del 2005 salió el simpático talento de Soraya, que ahora triunfa sobre los escenarios, y de la edición del 2006 destacó sobre todo uno de los miembros del jurado: Risto Mejide. El guapo presentador gallego ha sabido lidiar con las masas como ninguno.

Actualmente, Jesús triunfa al frente del concurso "Allá tú", donde su habilidad como showman juega un papel imprescindible, y seduce a partes iguales a espectadores y concursantes.

Paula Vázquez

Paula Vazquez

Popularmente conocida por presentar un sinfín de galas televisivas y programas como "El Juego del Euromillón" o "Gran Hermano 3", Paula Vázquez, mujer de larga melena rubia y curvas pronunciadas, es una de las españolas más buscada en internet.

Esta belleza de mujer que derrocha simpatía por los cuatro costados, nació en Galicia en 1975. De pequeña vestía y actuaba como un chico, motivo suficiente para que su madre la apuntara a una escuela de modelos para que aprendiera a ser femenina. Empezó su carrera como modelo en desfiles y trabajando como extra televisiva. En 1993 fue seleccionada para ser azafata del "Un, dos, tres".

A partir de entonces y hasta el momento, su carrera es un no parar televisivo. Fichó por Antena 3 TV y trabajó en programas como "No te olvides el cepillo de dientes". Con el tiempo se convirtió en uno de los rostros más populares de la cadena privada. Su naturalidad ante las cámaras hizo que le adjudicaran multitud de galas y programas especiales. Además, participó en programas de verano como "Sonrisas de España" y finalmente, junto a Constantino Romero, presentó "La Parodia Nacional".

Desde allí y tras varios años en Antena 3, la bella gallega pasó a la plantilla de Telecinco. Presentó "Inocente, Inocente" junto a Juan y Medio y desde principios de 1998 condujo "El Juego del Euromillón" y consiguió amenizar las comidas del mediodía de miles de españoles. Por supuesto, y aunque esta vez desde Telecinco, no dejó de deleitarnos como presentadora de galas y especiales como los momentos previos a las campanadas de fin de año del 98 y del 99. En 2002 presenta, junto a Pepe Navarro, la tercera edición del Gran Hermano español. Y de nuevo trabajando para Antena 3, Paula se desplaza a la República Dominicana para copresentar con éxito dos ediciones de "La isla de los famosos", primero junto a Alonso Caparrós y, después, con Nuria Roca.

La fama le sienta bien. Lleva en el mundillo desde muy joven y su popularidad ha crecido gradualmente. Dispone de los mejores atributos para llegar lejos en tv: físico y ambición. Sus méritos son de naturaleza física, aunque según ella misma, de pequeña era como un patito feo: pelo negro, flaca y muy alta, con gafas de culo de botella... Además, no es conformista, aspira a más cada día. No suele trabajar con mucho guión. Se nota. Y como últimamente se han puesto de moda los presentadores que hablan como de andar por casa, Paula es la reina.

Extrovertida y con una capacidad de decir mil palabras en un solo minuto, estas cualidades le han abierto un hueco en la tv donde, a pesar de su juventud, Paula Vázquez ya ha trabajado en más de setecientos programas.

Paz Vega

Paz Vega

Es una de las actrices que más triunfa actualmente en las carteleras españolas, y ya empieza a asomar la nariz en el cine internacional. Muchos recuerdan a Paz Vega como la niña pija atractiva de la serie "7 vidas", pero la joven sevillana es mucho más que eso: el reconocimiento unánime de la crítica a raíz de su papel en "Lucía y el sexo" lo demuestra.

Podría haberse convertido en la embajadora de España en México, en una periodista reconocida o en deportista de élite. Porque todo eso quería ser Paz Campos Trigo de pequeña. Pero el destino quiso que esta sevillana fuera un día a ver una representación de "La casa de Bernarda Alba" y supiera entonces que lo suyo era ser actriz. Cambió su nombre por Paz Vega, viajó a Madrid a probar fortuna y ahora es una de nuestras actrices más valoradas.

Paz hizo sus primeros pinitos artísticos en su Sevilla natal. Mientras esperaba que la admitieran en el Centro Andaluz de Teatro montó un grupo teatral y llegó a dirigir alguna obra. Tras dos años estudiando arte dramático y periodismo, la chica decidió liarse la manta a la cabeza. Así que cogió su currículum y unas fotos y se plantó en Madrid dispuesta a comerse el mundo.

Durante los primeros meses, Paz pasaba las noches sirviendo copas en diversos bares y dedicaba los días a acudir a todos los castings que se le presentaban. No tardó en llegarle su primera oportunidad en la televisión: fue la serie "Más que amigos", en la que interpretaba a una joven que, curiosamente, también había ido a Madrid a triunfar como actriz y trabajaba de camarera mientras lo conseguía.


De "Más que amigos" pasó a "Compañeros", y de ahí a "7 vidas", la serie que la lanzó a la fama. Entretanto, Paz empezó a hacerse un hueco también en el mundo del cine. Debutó en la gran pantalla con "Zapping", y más tarde llegaron papeles secundarios en "Sobreviviré" y "Nadie conoce a nadie".

"7 vidas" se convirtió en todo un éxito y consolidó a Paz Vega en la pequeña pantalla. Pero después de varias temporadas con la serie, la sevillana sintió que necesitaba un cambio, que le apetecía hacer algo importante en el cine.

Por suerte en ese momento dos grandes directores se fijaron en ella: Pedro Almodóvar la fichó para "Hable con ella", y Julio Medem le dio la oportunidad de interpretar su primer papel protagonista en "Lucía y el sexo", con el que se llevó el Goya a la Mejor Actriz Revelación en el 2002.

Esas dos interpretaciones la catapultaron como una de la actrices más solicitadas dentro del panorama cinematográfico español. Prueba de ello son su trabajo en "El otro lado de la cama" (2002) y su papel protagonista como Carmen, en el film homónimo del director Vicente Aranda, donde Paz reencarna magistralmente al mito inmortal de esa bella y apasionada mujer.

Además de protagonizar el fogoso papel de Carmen, Paz también ha desempañado papeles cómicos como el de Estrella Cuevas en “Di que sí” o el de Flor Moreno en el largometraje “Spanglish”, este último ya dentro de su carrera internacional en la que se incluyen también, 10 items or less (2006), en la que trabajó junto a Morgan Freeman; el thriller ingles titulado “Fade to Black”, no muy conocido en nuestro país; y La casa de las alondras.

Sus últimos trabajos han sido un poco más dramáticos como en la película “Los Borgia” el 2006, o “Teresa, el cuerpo de Cristo” estrenada en el 2007.

A parte de su carrera como actriz, Paz Vega esta ahora más feliz que nunca a punto de dar a luz a su primer hijo con el venezolano Orson Salazar, propietario de tiendas de zapatos y restaurantes que conoció cuando ambos estaban de vacaciones y con el que se casó en la primavera del 2002 en Venezuela, cinco meses después de haberse conocido. Esto sí que es amor a primera vista…

Carlos Vives

Carlos Vives

El cantante y actor colombiano Carlos Vives, es conocido popularmente como "el rey del vallenato". Con su grupo "La provincia", Vives ha rescatado la esencia pura del vallenato, le ha dado un toque moderno y se lo ha ofrecido a su público.


Hijo de Aracelly Restrepo y Luis Aurelio Vives, estudia la carrera de publicidad. Ya en la escuela, forma parte de grupos musicales y de teatro, rutina que no piensa cambiar en su vida profesional. Casado y divorciado de Margarita Rosa de Francisco, celebra sus segundas nupcias con la puertorriqueña Herlinda Gómez con quien tiene 2 hijos.

Sus primeros logros son como actor en un montón de producciones para la televisión colombiana y puertorriqueña. En la telenovela "Escalona" se encarga con éxito de la banda sonora de la serie ("Escalona" y "Escalona, vol II"), iniciándose así en la música vallenata. Recoge las canciones de Rafael Escalona, las modifica con tonos electrónicos y agrega nuevos instrumentos.

Así, aprovecha su éxito televisivo para abrirse puertas en la canción y en 1986, lanza su disco "Carlos vives por fuera y por dentro" mientras graba la telenovela "Gallito Ramírez". Un año más tarde con "No podrás escapar de mí" le llueven una cantidad de ofertas y con "Al centro de la ciudad" su imagen internacional se fortalece.

Siempre con su grupo "La Provincia", el proceso de afianzamiento de su música se desarrolla con su trabajo discográfico "Clásicos de la provincia". Las discográficas miran este trabajo como la alternativa refrescante del mercado latinoamericano. La vivesmanía se entrega por completo con esta recopilación de vallenatos. Y es en 1995, en "La tierra del olvido" donde aparecen por primera vez sus propias composiciones.

En 1996 crea el sello Gaira Música Local con el fin de explorar nuevos ritmos colombianos y apoyar a nuevos talentos y, al mismo tiempo, trabaja en el desarrollo de su disco "Tengo fe". Su siguiente trabajo, "El amor de mi tierra" llega lleno de ritmos caribeños y letras que cantan el amor por su tierra. En 2001 presenta "Déjame entrar": un álbum con música del caribe colombiano y pop tropical. En definitiva, una fusión de muchas variantes de la cultura popular latinoamericana, moderna y renovada.

Carlos Vives y "La provincia" han rescatado la esencia pura del vallenato, le han dado un toque moderno y se lo han ofrecido al mundo. Apoyados por su indiscutible calidad y creatividad, han logrado popularizar este género musical de la costa caribeña y recuperar las leyendas vallenatas de los grandes compositores del género.

Robbie Williams

Robbie Williams

A simple vista, Robbie Williams parece un tipo extravagante: en el ampliamente censurado videoclip de su reciente éxito Rock DJ, se arranca la piel y los músculos (virtualmente, claro) en medio de una pista de baile para impresionar a las chicas más sexys. Tiene fama de ser un tipo alocado y de tener un gran ego: en la portada del álbum “Sing when you are winning”, aparece multiplicado en diversos jugadores de fútbol que le están levantando en brazos. Pero escuchando con atención sus canciones, que suenan tan bien, con un ritmo peculiar como él mismo, llegamos a ver un lado suave.
Cuando era un teenager, como era un mal estudiante se fue a hacer cástings, cosa que a su padre, que era humorista, no le desagradaba del todo. Tuvo suerte y lo cogieron para una “banda de chicos”. En los años noventa estuvo triunfando con la boyband Take That, vendiendo en Gran Bretaña más discos que los Beatles y conquistando el corazón de las adolescentes. Pero pasados cinco años se marchó, después de que los periódicos hubiesen aireado muchas de sus juergas, y tras una pelea (claro) con el cantante, Gary Barlow. Era éste quien parecía destinado a triunfar en solitario. En cambio, el que mejor sobreviviría a la versión europea de los New Kids on the Block iba a ser Robbie, eso sí, tras seis meses de peleas legales con su anterior grupo y una temporada en una clínica desintoxicándose de las drogas.
Su primer paso en solitario fue el álbum “Life Thru a Lens” (1997), disco multiplatino igual que el siguiente, “I’ve Been Expecting You”, donde aparece uno de sus mayores bombazos, Millenium, una canción que suena a película de James Bond. De hecho, Williams ha dicho a la productora de los films de 007 que le gustaría reemplazar a Pierce Brosman. De momento, sólo ha conseguido grabar un videoclip recreando el ambiente glamuroso del superagente secreto.
En 1998 gana tres trofeos de los prestigiosos premios Brit Awards: Mejor Artista Masculino, Mejor Single (Angels) y Mejor Videoclip (Millenium). El año siguiente intenta conquistar el difícil mercado estadounidense haciendo un recopilatorio de sus mejores temas.
Su trayectoria personal y su carácter arrogante y descarado dan a entender que a Robbie Williams le queda mucho jugo por exprimir. Además ha sabido hacer que cada uno de sus movimientos sea extensamente cubierto por los medios de comunicación, como su ruptura con Nicole Appleton, cantante del grupo de chicas All Saints, y el posterior desafío con Liam Gallagher, cantante de Oasis, y padre del hijo de su ex.
Sus letras tienen sentido y hablan de muchas más cosas que del amor (Heaven From Here), habiendo entrado en el delicado terreno de la religión (Jesus in a Camper Van), o el de la violencia (Karma Killer), que va tan a menudo asociado a la música actual, al igual que el consumo de drogas, que Williams nunca ha escondido. Aunque ahora afirma que las toma con moderación. Otra señal de que Robert Peter Williams, que se autodefine como actor y hombre del espectáculo, está intentando madurar-

VICTORIA BECKHAM




Es sin duda un icono de moda, estilo y glamour en todo el mundo.

Acapara portadas y titulares, es envidiada por su matrimonio con el hombre más atractivo del fútbol y es adorada y odiada a partes iguales.

Regla nº 1: Nunca parecer sencilla

Victoria no comulga con el dicho "lo sencillo es elegante" y no se deja fotografiar en posturas que no sean absolutamente fantásticas.

Ahí está la clave de su éxito: No parecer humana, como el resto de mortales...


A Victoria Beckham le sobran razones para ser una diva, ¡compruébalo!

Su esbelta figura es su arma de seducción

Para posar como Victoria es necesario tener un cuerpo de impresión. Ella ha tenido
problemas con la alimentación y, si bien ahora tiene una imagen más saludable, sigue siendo extremadamente delgada.

Nadar en la abundancia

Podría haber intentado ser admirada por sus dotes como escritora, su talento como oradora o sus labores humanitarias, pero la ex Spice pija ha optado por ser envidiada por su vida llena de lujos y riqueza.

Es por ello que no tenga reparos a la hora de mostrar públicamente sus frívolos caprichos, como regalar diamantes a todos los invitados de la fiesta de cumpleaños de su marido (que ya tenían los suyos propios, porque tampoco va cualquiera a esas fiestas...) o instalar una fuente de chocolate en su lujosa residencia, apodada "Beckhingham Palace" en clara alusión a la residencia de la reina de Inglaterra, el Buckhingham Palace.

Ser retratada en yates (como en esta foto) junto a amigos del más alto nivel (estrellas de Hollywood, diseñadores de moda...) es otra de sus estrategias.