4 jun. 2007

VICTORIA BECKHAM




Es sin duda un icono de moda, estilo y glamour en todo el mundo.

Acapara portadas y titulares, es envidiada por su matrimonio con el hombre más atractivo del fútbol y es adorada y odiada a partes iguales.

Regla nº 1: Nunca parecer sencilla

Victoria no comulga con el dicho "lo sencillo es elegante" y no se deja fotografiar en posturas que no sean absolutamente fantásticas.

Ahí está la clave de su éxito: No parecer humana, como el resto de mortales...


A Victoria Beckham le sobran razones para ser una diva, ¡compruébalo!

Su esbelta figura es su arma de seducción

Para posar como Victoria es necesario tener un cuerpo de impresión. Ella ha tenido
problemas con la alimentación y, si bien ahora tiene una imagen más saludable, sigue siendo extremadamente delgada.

Nadar en la abundancia

Podría haber intentado ser admirada por sus dotes como escritora, su talento como oradora o sus labores humanitarias, pero la ex Spice pija ha optado por ser envidiada por su vida llena de lujos y riqueza.

Es por ello que no tenga reparos a la hora de mostrar públicamente sus frívolos caprichos, como regalar diamantes a todos los invitados de la fiesta de cumpleaños de su marido (que ya tenían los suyos propios, porque tampoco va cualquiera a esas fiestas...) o instalar una fuente de chocolate en su lujosa residencia, apodada "Beckhingham Palace" en clara alusión a la residencia de la reina de Inglaterra, el Buckhingham Palace.

Ser retratada en yates (como en esta foto) junto a amigos del más alto nivel (estrellas de Hollywood, diseñadores de moda...) es otra de sus estrategias.

No hay comentarios: