28 jun. 2007

Guillermo Toledo

Guillermo Toledo

Se ha convertido en uno de los actores cómicos más de moda gracias a su trabajo en la serie Siete vidas y en películas como El otro lado de la cama y Seres queridos. Pero Willy Toledo llevaba ya una destacada carrera en el cine y también en los escenarios.

Aunque pueda parecer un recién llegado al mundo del cine, Guillermo Toledo -Willy para los amigos- lleva bastantes años trabajando para la gran pantalla, y unos cuantos más subido a los escenarios madrileños.

Su temprano interés por la interpretación le llevó a trasladarse a Estados Unidos en 1986, donde pasó una temporada estudiando en un instituto de teatro. Años más tarde, ya de vuelta en Madrid, se inscribió en la escuela de Cristina Rota: allí coincidió con otros dos futuros actores, Ernesto Alterio y Alberto San Juan, con los que poco después fundó la compañía de teatro Animalario.

Willy Toledo debutó en el cine en 1994 con Morirás en Chafarinas, y a partir de entonces ha ido apareciendo en algunos de los títulos más destacados del cine español reciente, entre ellos Insomnio, de Chus Gutiérrez; La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda; Manolito Gafotas, de Miguel Albaladejo; La mujer más fea del mundo, de Miguel Bardem, o Amor, curiosidad, Prozac y dudas de Miguel Santesmases.

Pero lo que hizo realmente famoso a Toledo fue su trabajo en televisión, y en especial su papel en la exitosa serie Siete Vidas, por el que incluso ha ganado algún premio.

Convertido ya en una cara popular entre el gran público, en los últimos tiempos hemos podido verle en las películas Intacto, de Juan Carlos Fresnadillo; Locura de amor, de Vicente Aranda; El otro lado de la cama, una comedia musical de Emilio Gutiérrez Lázaro donde se estrena como cantante, Peor imposible y la comedia Seres Queridos.

Debido al gran éxito de El otro lado de la cama, ahora se estrena la segunda parte, Los dos lados de la cama, dónde Guillermo vuelve a a interpretar uno de los papeles protagonistas.
Recientemente le hemos visto también en Crimen Ferpecto, de Álex de la Iglesia, o en El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo.

Uma Thurman

Uma Thurman

Como otras muchas, comenzó en el mundo de la pasarela soñando con dedicarse al mundo de la interpretación, y los resultados son evidentes: lo consiguió. Una nominación al Oscar por su actuación en Pulp Fiction certifica su talento como actriz.

Hija de un profesor de budismo y una psicoterapeuta sueca, Uma Thurman, cuyo nombre de pila deriva del de una diosa hindú, deseaba desde pequeña dedicarse al mundo de la interpretación. Tras encariñarse con las representaciones teatrales en su colegio, con sólo 15 años se trasladó de Boston a Nueva York para probar suerte como modelo.

La pasarela le aburría soberanamente, y su gran oportunidad le llegó al encarnar a la víctima de los tejemanejes eróticos del vizconde de Valmont en Las Amistades Peligrosas, con tan sólo 18 años. Aunque había participado en un par de películas anteriormente, fue este papel el que le hizo conocida, y su nombre empezó a estar en boca de directores y productores del Hollywood de los noventa.

Hasta que un día de 1994, Quentin Tarantino escogió a Uma Thurman para encarnar el papel de Mia Wallace en la exitosa Pulp Fiction. Su sensual baile con John Travolta aún es recordado por los cinéfilos, y la Academia estadounidense reconoció su trabajo nominándola para el Oscar a la mejor actriz secundaria.

Tras este papel, Uma Thurman compaginó su participación en películas de corte independiente con algunas de lo más comercial. Prueba de ello es su encarnación de la maléfica Poison Ivy en Batman y Robin (1997), su caracterización como una de Los Miserables (1998) de Víctor Hugo, o su actuación bajo la batuta de Woody Allen en el filme Acordes y Desacuerdos (1999).

En 2002, Uma Thurman produjo y protagonizó para la cadena de televisión estadounidense HBO el filme Hysterical Blindness, dirigido por la india Mira Nair, por el que ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de telefilme al año siguiente.

Su reencuentro con Quentin Tarantino llegó en pleno 2003, cuando el director la escogió para protagonizar las dos partes de la peculiar saga Kill Bill. En ellas, Uma Thurman exhibió su dominio de las artes marciales y encarnó a La Novia más sangrienta y vengativa del cine, consagrándose como una de las actrices fetiche del director.

Actualmente tiene varias películas pendientes de estreno, pero la primera que veremos en España es Los Productores, basada en el exitoso musical de Broadway ganador de varios premios Tony. Con este papel protagonista, Uma Thurman nos demuestra que su carrera va para largo, y que a lo largo de los próximos años su talento interpretativo va a dar mucho que hablar.

Emma Thompson

Emma Thompson

Emma Thompson es una de las actrices con más talento de la prestigiosa escuela inglesa. Una mujer que ha sabido forjar su destino alrededor de su gran pasión; el teatro y el cine.

Hija de actriz y director teatral, la vocación de Emma Thompson por la interpretación no tardó en imponerse a todo lo demás y, siendo todavía estudiante de literatura en Cambridge, se subió al escenario para no dejarlo nunca más.

Gracias a esas primeras experiencias en el teatro -y luego en la televisión-, Kenneth Branagh la llamó para un casting y acabó escogiéndola para el papel de Catalina de Francia en su oscarizada adaptación del Enrique V de Shakespeare. Ella y Branagh se casaron poco después y durante los cinco años que duró su matrimonio trabajaron en películas tan conocidas como Los amigos de Peter y Mucho ruido y pocas nueces.

Pero el impulso definitivo en la carrera de Emma Thompson llegó en 1992 gracias a su magnífico trabajo en Regreso a Howards End. Por ese papel Emma ganó el Oscar y el respeto de toda la industria.

Y siguió abriendo frentes en el cine eligiendo muy bien los papeles que interpretaba. Así, era capaz de hacer de abogada defensora de Daniel Day-Lewis en En el nombre del padre y de irse a Hollywood para cuidar a un embarazado Arnold Schwarzenegger en Junior.

Además de actriz, Emma Thompson también es una magnífica escritora. La mejor prueba de su talento con las palabras es el guión de Sentido y Sensibilidad –en la que también actuaba–. Y es que su adaptación de la novela le valió el reconocimiento de la Academia con el Oscar en 1996.

En lo personal, fue por esa época cuando se separó de Keneth Branagh y conoció a su actual pareja, el actor Greg Wise, con el que tiene una hija.

Entre las curiosidades de su biografía se puede destacar que Emma Thompson estuvo a punto de interpretar el papel de Sharon Stone en Instinto Básico y el papel de Dios en el Dogma de Kevin Smith.

En su filmografía más reciente destacan otros títulos como Primary Colors, Wit, Planeta del Tesoro de Disney, donde le dio su voz a la felina capitana Amelia, o más recientemente Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, donde aceptó el papel de la Profesora Sybil Trelawny para hacer feliz a su hija Gaia.

Charlize Theron

Charlize Theron

De bailarina a estrella cinematográfica, Charlize Theron es conocida por sus poderosas interpretaciones. Con su trabajo ha demostrado que es algo más que otra cara bonita, y hasta ha conseguido un Oscar por Monster.

Charlize empezó su carrera como modelo en su nativa Sudáfrica. Después se desplazó a Estados Unidos como bailarina del Joffrey Ballet, mucho antes iniciar su viaje hacia el mundo del cine.

Debutó en la gran pantalla en 1995 con el film de terror Children of the Corn III, pero su papel fue muy breve y su nombre ni siquiera apareció en los títulos de crédito. Su primer trabajo "en condiciones" llegó un año más tarde con Dos días en el valle. Aunque la película pasó bastante desapercibida, a Charlize le sirvió para acceder a su primer papel protagonista en el thriller y éxito de taquilla Pactar con el diablo, junto a Al Pacino y Keanu Reeves.

Poco a poco, Theron fue labrándose un nombre en Hollywood, como lo demuestra el hecho de que Woody Allen la llamara para hacer un cameo en Celebrity. Años más tarde, el prestigioso director volvería a contar con ella en La maldición del escorpión de jade.

Aunque la película que dio impulso a su carrera fue Las normas de
la casa de la sidra
, de Lasse Hallström. El film fue todo un éxito (obtuvo varias nominaciones a los Oscar y se llevó dos de ellos, a la mejor película y al mejor actor secundario para Michael Caine) y sirvió para popularizar de manera definitiva el nombre de Charlize Theron.

Entre sus últimos trabajos figuran el drama romántico Noviembre dulce, junto a Keanu Reeves; el film de acción The Italian Job, en el que comparte cartel con Mark Wahlberg y Edward Norton, y sobre todo el drama carcelario Monster, en el que interpreta a una asesina en serie por la que se llevó el Oscar 2003 a la mejor actriz.

Otros títulos de su filmografía son No pierdas el juicio, Mi gran amigo Joe, La cara del terror, Hombres de honor, Operación Reno, La leyenda de Bagger Vance, Atrapada o Juegos de mujer.

En Aeon Flux, sin duda uno de los proyectos más novedosos de la actriz, interpreta a una temible asesina que se encarga de proteger a una comunidad amenazada por un terrible virus en el siglo XXV. Este nuevo y agresivo look ha dejado de piedra tanto al público cómo a la crítica. Pero ha sido su interpretación en En tierra de hombres, la que ha abierto los ojos a los miembros del jurado, nominándola así para los Oscar de 2005.

27 jun. 2007

Dwayne Douglas Johnson

The Rock

Conquistó el mundo de la lucha libre profesional batiendo récords antes de iniciarse en el campo de la actuación. Ahora, el protagonista de El regreso de la momia y El rey escorpión es una de las estrellas más vistas de Hollywood.

Nacido en San Francisco y criado en Hawai, Dwayne Douglas Johnson se convertiría en la tercera generación de lucha libre profesional, siguiendo la carrera de dos legendarios luchadores: su padre, Rocky Johnson, y su abuelo, Samoan High Chief Peter Maivia. Destacó como deportista en la universidad; tras graduarse jugó al fútbol americano profesional, pero pronto tuvo que dejarlo por lesiones.

Por eso cambió hacia la lucha libre y adoptó el nombre de Rocky Maivia, que posteriormente acortó a The Rock. Se convirtió en el campeón más joven del WWE World Champion a los 26 años. Rápidamente se convirtió en el Campeón de la Gente. Un innovador y popular luchador que ahora es conocido en el mundo como un icono del entretenimiento y los deportes modernos.

Al querer actuar desde pequeño, The Rock hizo varias apariciones en televisión como estrella invitada y, con más notoriedad, una breve temporada como presentador en Saturday Night Live donde demostró su talento como cómico y cantante. En 2000 apareció en el video musical de Wyclef Jean "It Doesn't Matter", inspirado por The Rock. No contento con estar frente a la cámara, su autobiografía, "The Rock Says", se estrenó en enero de 2000 y se convirtió en el número uno de las listas de los más vendidos del The New York Times.

Su notable debut en 2001 como Scorpion King en El regreso de la momia le llevó a protagonizar un año más tarde El rey escorpión, que batió récords de taquilla en 2002. A ella siguió un film de aventuras, Tesoro del Amazonas, que The Rock protagoniza junto a Seann William Scott.

En Be cool, pudo codearse con actores de la talla de Uma Thurman o John Travolta, cosa que le sirvió para consolidar su carrera profesional y para desencasillarse del papel de "tipo duro" y musculoso al que estaba acostumbrado interpretar. Pero en su última película, la versión cinematográfica del conocido videojuego, Doom, ha vuelto a las andadas, con su interpretación en el papel de mercenario salvador del mundo.

Hilary Swank

Hilary Swank

En los últimos años, Hilary Swank está teniendo un éxito enorme en su carrera profesional. Con tan sólo 30 años, ya guarda en la estantería de su casa dos Globos de Oro y dos Oscars en las categorías de Mejor actriz.

Su nombre completo es Hilary Ann Swank y nació el 30 de julio de 1974 en Nebraska. En el instituto triunfó como deportista y ganó varios campeonatos de natación. En casa tenían serios problemas económicos y al final se mudó a Los Angeles con su madre. Una vez allí, Hilary empezó a dar los primeros pasos de una carrera llena de éxitos.

Al llegar a Los Angeles, una productora de teatro, Suzy Sachs, descubrió el talento de la joven y la introdujo en el mundo del teatro. Se puede decir que su primer papel protagonista en el mundo de la interpretación fue con tan solo nueve años, encarnando a Mowgly en la obra El niño de la selva.

Después de unos cuantos años en el teatro decidió probar suerte en la televisión y durante la década de los noventa participó en varios telefilmes. Fue en 1992 cuando debutó en el cine, en la película Buffy, cazavampiros. En 1994 obtuvo en el cine su primer papel protagonista, con la película El nuevo karate kid. Tres años más tarde participó en la famosísima serie Sensación de vivir. Ese mismo año tras el rodaje de Días tranquilos, se casó con el hermano menor de Rob Lowe, Chad, a quien había conocido en 1992 en una fiesta del Hollywood Athletic club.

Con sólo 25 años, Hilary tocó el cielo al ser galardonada con un Globo de Oro y un Oscar a la Mejor actriz por su papel en la controvertida Boy's don't cry (1999), en el que daba vida a una joven transexual (sin operar) que se enamoraba de otra chica en la América más profunda y atrasada.

Este gran éxito le abre las puertas a numerosas producciones, en las que se embarca casi compulsivamente. Entre las más destacadas figuran Premonición (2000), Insomnio (2002) y 11:14 Destino fatal (2003).

El segundo gran momento en su carrera tiene lugar cuando repite Oscar y Globo de Oro a la Mejor actriz por su papel en el drama deportivo Million Dollar Baby (2004), dirigido por Clint Eastwood.

A este éxito profesional le acompaña un duro año en el terreno personal. Tras 14 años de relación con Chad, Hilary descubre horrorizada algo que no podría haberse imaginado nunca: una adicción de su marido a algo que nunca ha querido especificar. La sorpresa fue muy desagradable y ella misma declaró que "nunca imaginé que pudiera esconderme algo así". La ruptura fue inevitable y el divorcio llegó en el 2006.

Liberada del yugo de su esposo y los problemas maritales, Hilary dio un giro a su carrera eligiendo papeles en producciones de mayor calidad. Encontramos desde entonces La dalia negra (2006), la película de misterio de Brian de Palma donde comparte reparto con Scarlett Johansson y Johs Hartnett; el thriller de Stephen Hopkins, La cosecha (2007), y Diarios de la calle (2007), un drama de contenido social.

Como curiosidad podemos decir que la presentación europea de la película La cosecha tuvo lugar en un céntrico cine de Barcelona, donde Hilary concedió entrevistas amablemente a los medios españoles.

Sus proyectos futuros incluyen el thriller Labyrinth (Laberinto) y el drama P.S. I love you (Post data: Te quiero), en los que se ha embarcado recientemente.

Meryl Streep

Meryl Streep

Con 13 nominaciones, Meryl Streep es la actriz que más veces ha optado al Oscar. Su talento y su capacidad de meterse por completo en la piel de sus personajes quedan demostrados en films como La decisión de Sophie o Memorias de África.

Interesada por la interpretación desde el instituto, Meryl Streep no empezó a actuar en serio hasta su etapa universitaria en Vassar. Más tarde se inscribió en la escuela de arte dramático de Yale, con cuya compañía participó en más de una treintena de producciones.

Comenzó su carrera como actriz profesional en los circuitos de teatro alternativo de Nueva York. Después pasó a Broadway, donde participó en varios espectáculos y hasta fue nominada a un Tony. En 1977 debutó en televisión y ese mismo año saltó al cine con el drama Julia, de Fred Zinnemann, junto a Vanessa Redgrave y Jane Fonda.

Un año más tarde participó en El cazador, por el que obtuvo una candidatura al Oscar a la mejor actriz secundaria. Fue la primera de
13 nominaciones que han situado a Streep como la intérprete más nominada en la historia de estos premios.

La Academia ha reconocido su trabajo en películas como La mujer del teniente francés, la ya clásica Memorias de África, la romántica Los puentes de Madison, el drama Cosas que importan o la entrañable Música del corazón. Aunque sólo dos veces le ha concedido la estatuilla: en 1979, como secundaria en Kramer contra Kramer, y en 1982, como protagonista de La decisión de Sophie.

Su trabajo durante la década de los 80 consagró a Streep como una de las mejores intérpretes dramáticas de su generación. Meryl quiso entoces demostrar a todos que también podía ser una eficaz actriz cómica, y así lo hizo interviniendo en films como La diablesa o La muerte os sienta tan bien. A mediados de los 90 incluso se atrevió con el cine de acción convirtiéndose en la heroína de Río salvaje.

Otras películas de su filmografía son: Manhattan, Bajo sospecha, Enamorarse, Se acabó el pastel, Tallo de hierro, Un grito en la oscuridad, Postales desde el filo, La casa de los espíritus, Antes y después, La habitación de Marvin...

En 2002 demostró su talento por partida doble en dos grandes títulos del año: Las horas, de Stephen Daldry, donde su trabajo como una de las tres mujeres protagonistas recibió una nominación al Globo de Oro como recompensa, y Adaptation, de Spike Jonze, que le valió un Globo de Oro y su más reciente opción al Oscar como secundaria.

Sharon Stone

Sharon Stone

Sharon Stone llegó a las pantallas de todo el mundo para demostrar que ser sensual y atractiva no está reñido con la inteligencia. La actriz, cuyo cociente intelectual la convierte en superdotada, se dio a conocer en 1992 en la piel de la fría Catherine Tramell, en Instinto básico.

Hija de un operario de fábrica y de una ama de casa que vendía productos cosméticos a domicilio, Sharon Vonne Stone (su nombre completo) ya comenzó a demostrar su inteligencia superior desde muy niña. Su cociente intelectual de 154 le llevó a formar parte de una asociación de niños superdotados.

Su talento y su belleza le hicieron muy popular en la adolescencia, y con sólo 15 años consiguió una beca para estudiar arte y escritura en la Universidad de Edinboro, en su Estado natal. Además, llegaría a presentarse al concurso de Miss Pennsylvania.

En la segunda mitad de la década de los setenta comenzó a trabajar como modelo, compaginándolo con sus estudios de interpretación. Durante los ochenta comenzó a trabajar en el cine con pequeños papeles, y no fue hasta la década de los noventa cuando su nombre empezó a tener una posición privilegiada en las carteleras.

En 1992, una casi desconocida Sharon Stone protagonizaba Instinto básico, un thriller erótico dirigido por Paul Verhoeven en el que encarnaba a la fría y calculadora escritora Catherine Tramell. Su insinuante cruce de piernas marcaría un antes y un después en su carrera, y su poder de seducción la convertiría en uno de los mitos eróticos de los noventa. No en vano, por encarnar a la pérfida escritora, recibió una nominación al Globo de Oro.

Después de ser encumbrada por crítica y público, Sharon Stone decidió no encasillarse en el papel de 'femme fatale' e interpretó varios papeles de mujer víctima en películas como Acosada (1993), Entre dos mujeres (1994) o El especialista (1995), aunque volvería a interpretar una despiadada mujer en el remake del éxito francés Diabólicas (1996).

La crítica norteamericana no se olvidó de ella, y en 1995 recibió el Globo de Oro a la mejor actriz dramática y una nominación al Oscar por su papel en Casino, de Martin Scorsese, ambientada en la ciudad de Las Vegas en plenos años setenta. Su tercera nominación al Globo de Oro le llegó con Un mundo a su medida (1998).

Posteriormente intervino en la comedia irónica La musa (1999), interpretada y escrita por Albert Brooks y en la que compartía protagonismo con Andie McDowell. Su papel le valió otra nominación a los Globos de Oro, en la categoría de mejor actriz de comedia.

Su último trabajo ha sido volverse a meter en la piel de la escritora Catherine Tramell en Instinto básico 2, la segunda parte de la película que la dio a conocer en el mundo entero. Una mujer que tira dignamente por los suelos el tópico de la rubia tonta.

Patrick Stewart

Patrick Stewart

El británico Patrick Stewart cuenta con una destacada trayectoria en teatro, cine y televisión. Se hizo popular como el capitán Picard en la serie Star Trek; ahora seduce a las nuevas generaciones como el profesor X de la saga X-Men.

Patrick Stewart se labró una importante carrera en los escenarios antes de dar el salto a la televisión. Su trayectoria en el teatro le ha permitido ganar numerosos premios no sólo por sus interpretaciones, sino también por su trabajo adaptando y dirigiendo diferentes obras.

En 1996, en reconocimiento a su labor, Stewart recibió el prestigioso Will Award otorgado por el Shakespeare Theatre de Washington, D.C., concedido con carácter anual a aquella personalidad que hace "una contribución significativa al teatro clásico en los Estados Unidos".

Entre sus trabajos en televisión se pueden destacar papeles tanto protagonistas como secundarios en varias series y aclamadas miniseries como Yo Claudio o Moby Dick, por la que recibió sendas nominaciones a los premios Emmy y a los Globos de Oro. También ha presentado varias series documentales.

Aunque su trabajo más destacado en este medio fue su interpretación como el primigenio capitán Jean-Luc Picard en la exitosa serie Star Trek: la próxima generación, que estuvo emitiéndose desde 1988 hasta 1994. Este papel le hizo acreedor de varias nominaciones a distintos premios y, lo más importante, le aportó una gran popularidad que le permitió pasarse al cine. Además de interpretar a uno de los protagonistas de la serie, también dirigió varios episodios, incluyendo A fistful of datas, que ganó un Premio Emmy.

Entre los muchos trabajos cinematográficos de Stewart destacan los
de Jeffrey, Hedda, Dune, Excalibur, Tres mujeres para un caradura, El tren de la muerte, Las locas, locas aventuras de Robin Hood, Gunmen, Mentes maestras, El guardián de las palabras, Conspiración, Safe house y Doc Savage.

Además, Stewart puso la voz al personaje del faraón Seti en la película de dibujos animados El príncipe de Egipto, y fue también la voz del rey Goobot en el largometraje de animación Jimmy Neutron: el niño inventor, que tanto éxito tuvo en la pantalla.

Recientemente, Stewart ha podido ser visto de nuevo en la piel del capitán Jean-Luc Picard en la última entrega de la muy exitosa franquicia de Star Trek, Star Trek: Nemesis. También ha vuelto a interpretar a uno de sus personajes más populares, el profesor Xavier de X-Men, en las dos secuelas, hasta el momento, de esta superproducción: X-Men 2 y X-Men: La decisión final.

Sylvester Stallone

Sylvester Stallone

Stallone ha logrado consagrarse internacionalmente como actor, guionista, productor y director desde que interpretó el papel principal en Rocky. Destacado héroe de acción, ha protagonizado éxitos como Rambo o Máximo riesgo.

Nacido en Nueva York, Stallone fue al colegio en Filadelfia, donde empezó a interesarse por la interpretación. Pasó dos años en el American College of Switzerland en Ginebra. De vuelta en los Estados Unidos, se matriculó en arte dramático en la Universidad de Miami, donde también dio sus primeros pasos como guionista. En 1973 pasó por casi todos los castings de la ciudad, pero tuvo poco éxito.

Durante este período, Sylvester se volcó en la escritura de guiones.
Su primera oportunidad relevante se le presentó en 1974 cuando consiguió uno de los papeles principales en The Lords of Flatbush. Este film le supuso también su primer crédito como guionista; concretamente por los diálogos adicionales.

Con el dinero que ganó gracias a este trabajo, Stallone dejó Nueva York y se mudó a Hollywood. Ya instalado, comenzó de nuevo a llamar a todas las puertas de los estudios y de los representantes artísticos, consiguiendo algunos papeles de reparto en cine y televisión. Paralelamente, continuó con su trabajo como guionista.

El púgil Rocky Balboa cobró vida en un guión que Stallone escribió enteramente a mano. Varios productores le hicieron suculentas ofertas por el guión, a condición que el papel principal de la película fuera interpretado por un actor de renombre. Pero Stallone insistía en que debía ser él quien encarnara a Rocky. Sly se mantuvo firme y su perseverancia dio finalmente resultado: Rocky ganó el Oscar a la mejor película en 1976 y le valió el Oscar al mejor guión original.

Los créditos de Stallone como actor, guionista y director a la vez incluyen Rocky II y La cocina del infierno. Como actor y coguionista ha hecho F.I.S.T., Acorralado, Rambo II, Rhinestone y Rambo III. También ha coescrito, dirigido y producido La fiebre continúa y ha protagonizado Halcones de la noche, Evasión o victoria, Tango y Cash y Encerrado. Rocky V, protagonizada y escrita por Stallone y dirigida por Jon Avildsen, se estrenó en 1990.

A su vez, Stallone ha encabezado el reparto de Get Carter, Máximo riesgo, Demolition Man, El especialista, Asesinos, Pánico en el túnel y Driven, y ha interpretado el difícil y emotivo papel de Freddy Heflin en la producción Copland, trabajo que le valió el aplauso unánime del público y la crítica internacional.

A sus 59 años, el actor ha decidido desempolvar aquellos dos míticos papeles que le alzaron hasta lo más alto, los de Rocky y Rambo. Para ello, no ha dudado en volver a ponerse los calzones para rodar la sexta entrega del mítico boxeador, bautizada como Rocky Balboa (2007), en la que el viejo y acabado italiano se plantea el reto de volver a triunfar sobre el cuadrilátero. Para el 2008 nos sorprenderá con la cuarta parte del ex combatiente del Vietnam, cuyo título provisional es Rambo IV: En los ojos de la serpiente, y en la que tendrá que volver a la carga para liberar a su hija secuestrada.

Sissy Spacek

Sissy Spacek

Cinco nominaciones al Oscar y una estatuilla son la mejor carta de presentación de esta actriz tejana. Su carrera no sólo ha estado plagada de éxitos, también ha sido y es un ejemplo de profesionalidad y rigor interpretativo.

Sissy Spacek empezó a estudiar arte dramático desde muy joven. Sus padres, dos auténticos apasionados por el teatro, la animaron a completar su formación también con estudios de canto y baile. Su primer contacto con la gran pantalla tuvo lugar en 1972, cuando una productora cinematográfica acudió a la escuela en la que Spacek estudiaba en busca de una joven para interpretar un papel destacado en la película Carne viva, un trabajo que le abrió las puertas de Hollywood.

El primer gran éxito de la actriz llegó cuatro años más tarde, cuando protagonizó una cinta de terror que se ha convertido en película de culto: Carrie, de Brian de Palma. Su papel en ese film le supuso su primera nominación al Oscar a la mejor actriz. Pero no sería la única vez que Spacek optase a ese premio: en 1980 le fue concedido el Oscar por su recreación de la cantante country Loreta Lynn en Quiero ser libre.

En su filmografía destacan también películas como JFK, Buenas noches, madre o Una historia verdadera. Además, ha participado en varios telefilmes y series de televisión. La candidatura de Spacek por En la habitación representó su sexta nominación al Oscar, tras haber optado al premio también con Desaparecido, Cuando el río crece y Crímenes del corazón.

Will Smith

Will Smith

¿Quién no se ha partido de risa con las ocurrencias de El príncipe de Bel Air? Will Smith es responsable directo de las carcajadas de miles de humanos frente al televisor. Un rapero con alma de actor y con una carrera marcada por el éxito que ha demostrado su talento en la gran pantalla tanto en comedias como en películas de acción.

Willard Christopher Smith Jr. nació el 25 de septiembre de 1968 en Philadelphia (Pensilvania). Hijo de un ingeniero y de una profesora, destacó desde pequeño en el colegio tanto por su carácter alegre y bromista como por sus buenas notas. El Instituto de Tecnología de Massachussets le ofreció una beca escolar pero la rechazó para dedicarse a lo que realmente quería: el mundo del espectáculo.

El pequeño Will se ganó el apodo de "Príncipe" por su habilidad de salir él solito de los líos en los que se metía. Un sobrenombre que se convirtió en su sello distintivo cuando se hizo popular como rapero, siendo todavía muy joven.

Su debut como actor -y también su fama- le llegó con la serie de televisión El príncipe de Bel Air, en la que Smith prácticamente se interpretaba a sí mismo. Will, que rapeaba desde los 12 años, unió a su compañero de reparto Jeff Townes para formar un dúo musical. Posteriormente, Will se afianzaría ya en solitario en el rap con discos como Born to reign, Greatest hits o Lost and Found. Por esta época, y gracias a la popularidad de la serie, conocería a actores de la talla de Bill Cosby, Whoopi Goldberg, Sydney Poitier o Denzel Washington.

Más centrado en el cine, participó en películas como Seis grados de separación (1993) o Dos policías rebeldes (1995). Esta película obtuvo tanto éxito que Will empezó a cobrar 5 millones de dólares por filme y le comenzaron a llover ofertas para interpretar sobre todo papeles que mezclaran la acción y el humor.

Asentado y acomodado en Hollywood, su consolidación definitiva llegaría de la mano de la corrosiva Independence Day (1996).

En su filmografía destacan títulos principalmente de acción, algunos de ellos muy taquilleros: ahí están por ejemplo Men in Black (I y II), Enemigo público o Wild Wild West. Por la banda sonora de Men in black fue premiado en los Grammy de ese año como Mejor intérprete de rap. También obtuvo dos nominaciones en los MTV Music Video Awards como Mejor vídeo masculino por Just the two of us y Mejor video de rap por Gettin Jiggy With It.

Este éxito le animó de nuevo a volver a los estudios de grabación. Big Willie Style, su primer álbum en cuatro años, salió a la venta en noviembre de ese mismo año.

Su gran papel llegó en 2001 con Ali, que le abrió un nuevo camino hacia interpretaciones más complejas, que le permitieron alejarse de los papeles cómicos y de acción a los que nos tenía acostumbrados.

Con Yo, Robot (2004) volvió a tocar el éxito con la punta de los dedos demostrando que la suya es una de las carreras más sólidas de Hollywood, aunque no haya destacado por ser muy prolífico. A finales de 2004 y ya en el 2005, el joven de Pensilvania interpretó dos nuevas películas de dudosa calidad, El espantatiburones y Hitch: Especialista en ligues.

Con el 2007 le ha llegado su segunda nominación a los Oscar como actor protagonista, por su papel de Chris Gardner en el drama En busca de la felicidad (rodada en 2006), un filme que ha supuesto un nuevo cambio de registro y en el que aguanta sobre sus hombros todo el peso de la película.

Pero pronto volveremos a tener noticias del actor, que tiene actualmente tres títulos en la recámara, cuyos nombres provisionales son Soy una leyenda (prevista para este 2007) y Él viene esta noche y Tiempo compartido (previstas para 2008).

En cuanto a su vida personal, Will Smith estuvo casado con Sheree Zampiro durante tres años, con quien tuvo a su hijo Willard C. Dos años después del divorcio, rehizo su vida sentimental junto a Jada Pinkett, con la que ha tenido a sus hijos Jaden Christopher Syre y Willow Camille Reign.

Maggie Smith

Maggie Smith

Considerada por los expertos una de las diez mejores actrices de toda la historia del cine inglés, Maggie Smith es hoy por hoy uno de los buques insignias de la interpretación en habla inglesa. Su profesionalidad y su dilatada experiencia en todos los formatos (teatro, cine, televisión), han hecho de ella una de las actrices más apreciadas y queridas de la profesión.

Maggie Smith estudió interpretación en la Universidad de Oxford, donde se familiarizó con los textos de William Shakespeare. Siendo todavía joven debutó en el teatro con la obra Noche de Reyes, y más tarde trabajó también en Broadway. Su carrera profesional se ha desarrollado principalmente en los escenarios: además de formar parte de importantes compañias de teatro y ganar varios premios prestigiosos por su trabajo, ha sido directora de la United British Artist.

Su debut en la gran pantalla tuvo lugar en 1956 con Child in the House, aunque no se dio a conocer internacionalmente hasta 1969, cuando protagonizó Los mejores años de Miss Brodie y ganó el Oscar a la mejor actriz. Nueve años más tarde volvería a hacerse con este galardón (esta vez como actriz secundaria) por su trabajo en California Suite.

En la filmografía de Smith figuran todo tipo de producciones, desde títulos comerciales a proyectos de bajo presupuesto. Algunas de sus películas más conocidas son Furia de titanes, Una habitación con vistas, Othelo, Ricardo III o las dos sagas de Harry Potter. Su participación en Gosford Park le valió su sexta nominación al Oscar.

Christian Slater

Christian Slater

Además de ser uno de los chicos más sexys de su generación, Christian Slater ha demostrado su talento y variedad de registros a lo largo de su carrera artística. Comenzó a trabajar a los nueve años en Broadway y participó en distintas obras teatrales que le formaron como actor. Con 16 años se convirtió en una de las más prometedoras estrellas del cine adolescente gracias a su salto a la gran pantalla.

Natural de Nueva York, debutó en los escenarios con 9 años en The Music Man, protagonizada por Dick Van Dycke. Desde su debut cinematográfico en The Legend of Bilie Jean, ha pasado a ser uno de los actores protagonistas más solicitados. Pero fue la película El nombre de la Rosa (1986) de Jean-Jacques Annaud, que protagonizó junto a Sean Connery, la que le dio a conocer entre el gran público.

A partir de ese momento empezó a protagonizar comedias de acción juveniles como Al filo del abismo, La escuela o El Imperio del mal, ideales para el aspecto de chico gamberrete que le caracteriza. Slater también ha protagonizado el filme de John Woo Windtalkers, junto a Nicholas Cage.

Asimismo, hemos podido verlo en la comedia Quién es Cletis T, junto a Tim Allen y Portia de Rossi. Posteriormente, ha protagonizado, junto a Val Kilmer, Dinero Sucio, dirigida por Peter Antonijevic.

Slater encabezó el reparto de la comedia negra Very Bad Things, junto a Cameron Diaz, de la que también ha sido productor. Anteriormente, también había producido e interpretado Hard Rain y la película independiente Basil. Realizó su debut como director con el cortometraje Museum of Love, para Showtime.

La filmografía de Slater incluye además otras películas como Alarma nuclear, dirigida por John Woo, Homicidio en primer grado, Entrevista con el vampiro, Amor a quemarropa, Robin Hood, Príncipe de los ladrones, o la película de Francis Ford Coppola Tucker, un hombre y su sueño, en la que interpretaba al hijo de Jeff Bridges.

Este amante de Star Treck (sus cejas son como las de Spock) también está cosechando grandes éxitos en los teatros de Broadway.

25 jun. 2007

Santiago Segura

Santiago Segura

Es uno de los actores más populares del cine español. Y sin duda uno de los directores que más triunfa en taquilla. Pero si tuviera que pasar a la historia por una sola cosa, sería probablemente como "padre" del inefable policía Torrente.

Santiago Segura nació en el popular barrio madrileño de Carabanchel. Después de estudiar Bellas Artes, todo indicaba que su futuro estaba en la enseñanza. Pero una oportuna reconsideración de la situación le hizo comprender que lo suyo era, en realidad, el mundo artístico.

Los inicios no fueron fáciles, pero a base de compaginar diferentes empleos con la participación en concursos de televisión pudo ahorrar dinero suficiente para financiar sus primeros cortos. En 1989, con sólo 7.000 pesetas, dirigió Relatos de medianoche. En 1992 realizó Evilio, su primer trabajo como profesional, y al año siguiente dirigió Perturbado, con el que obtuvo el Goya al mejor cortometraje. Poco después llegó la secuela de Evilio, Evilio vuelve (El Purificador).

Dejando aparte sus propios cortos, que él mismo protagonizaba, Segura dio sus primeros pasos en la interpretación con películas como Acción mutante, Todos a la cárcel o Todo es mentira. Aunque fue su papel de heavy enrollado en El día de la bestia, de Álex de la Iglesia, el que le hizo popular y le valió el Goya al actor revelación. A partir de ahí comenzó a aparecer como secundario en numerosas películas: Two Much, Airbag, Perdita Durango, La niña de tus ojos, El corazón del guerrero...

Entre sus últimos trabajos destacan su actuación en la comedia Muertos de risa, en la que compartió protagonismo con el Gran Wyoming; Paris Tombuctú, de Luis García Berlanga; el thriller fantástico Blade II, dirigido por Guillermo del Toro y protagonizado por Wesley Snipes; y la comedia negra Asesino en serio, donde interpreta a un cura envuelto en un extraño caso de asesinato.

En 2002, mientras presenta Asesino en serio en el Festival Internacional de Cinema de Sitges, participa como actor en Beyond Re-Animator (tercera entrega de la saga Re-Animator para la Fantastic Factory) y estrena El oro de Moscú, primer largometraje de su amigo Jesús Bonilla.

Como director, Segura es el máximo responsable de dos de los títulos más taquilleros en la historia del cine español: Torrente, el brazo tonto de la ley, su primer largometraje, que le valió el Goya al mejor director novel; y la secuela, Torrente II: Misión en Marbella.

En los últimos años, Segura ha combinado apariciones puntuales en grandes producciones como Hellboy y Agent Cody Banks 2: Destination London, con otras en producciones más modestas como Una de zombis. Eso sin olvidar su faceta de protagonista, como demuestra su trabajo en la comedia Isi + Disi donde hace pareja con Florentino Fernández.

Con el tiempo y con pinta de todo menos de hombre de negocios, ha acabado montando su propia productora, Amiguetes Entertainment por lo que es de esperar que la filmografía de este talento llamado Santiago Segura seguirá creciendo. Sin duda una buena noticia.

Seann William Scott

Seann William Scott

Muchos le conocen como Stifler, uno de los protagonistas de American Pie. Seann William Scott ha demostrado ser un gran actor cómico, aunque también se "defiende" en películas de acción como El monje o Tesoro del Amazonas.

Scott ha recorrido un largo camino desde 1995, cuando trabajó haciendo turnos dobles en el cine local mientras terminaba el bachillerato en Cottage Grove, Minnesota. Inspirado por todas las películas gratis que pudo ver, decidió que su futuro era la actuación. Terminó el bachillerato un semestre antes y dejó la seguridad que le daban sus padres, sus seis hermanos y hermanas y su pequeño pueblo para mudarse a Los Ángeles, donde todavía vive.

Consiguió su primer papel importante como el salvaje Steve Stifler,
el organizador de fiestas escandalosas, en la primera parte de las estridentes comedias de sexo American Pie, dirigida por Chris y Paul Weitz. Continuó con Viaje de pirados, la comedia de éxito ¿Colega, dónde está mi coche? y el thriller Destino final.

En el verano de 2001, Scott volvió a interpretar a Stifler en el éxito de taquilla American Pie 2. Además de su inolvidable cameo en Jay y Bob el Silencioso contraatacan, Scott también apareció en la comedia de ciencia ficción Evolution.

Seann recientemente volvió a interpretar su ya clásico papel de Stifler en American Pie. ¡Menuda boda!, la tercera y última parte de la trilogía, y protagonizó junto a Chow Yun-Fat el film de accíón El monje. También hizo un cameo en la comedia de éxito Aquellas juergas universitarias y coportagonizó el film de aventuras Tesoro del Amazonas junto a The Rock.

Además, Scott ha creado su propia empresa de producción, Identity Films, y está en proceso de desarrollar varios proyectos únicos en el estudio para actuar o producir.

Ridley Scott

Ridley Scott

Ridley Scott es un director atípico. Ha dirigido cine pero también anuncios publicitarios de gran repercusión. También ha producido un sinfín de proyectos de gran éxito. Sin embargo por algunos de sus títulos más emblemáticos se le puede reconocer: Thelma y Louise, Alien, Blade Runner o Gladiator son el mejor ejemplo de su maestría.

Ridley Scott estudió arte y cine antes de iniciarse como diseñador de escenarios para la BBC. Fue en esta misma cadena de televisión donde comenzó su carrera como director, encargándose de varios capítulos de series y programas. Poco después abandonó ese trabajo para montar su propia productora, con la que realizó multitud de spots comerciales antes de emprender su primer proyecto en el cine, en 1977, con Los duelistas.

No pasaron muchos años antes de que Scott viera reconocida su labor como director gracias a dos películas. En primer lugar, el thriller fantástico Alien, el octavo pasajero, un auténtico éxito de taquilla con el que el realizador británico se metió en el bolsillo a los amantes del terror y la ciencia ficción. Y en segundo lugar, el film futurista Blade Runner, que no tardó en convertirse en cinta de culto y punto de referencia para la estética del cine fantástico posterior.

En la filmografía de Scott destacan también producciones como la road movie feminista Thelma y Louise, que le valió su primera nominación al Oscar al mejor director, y proyectos menos afortunados como Legend, 1492: La conquista del paraíso o La teniente O'Neill. Sus últimos trabajos han tenido un éxito considerable, especialmente Gladiator, uno de los films triunfadores en los Oscar 2000. A éste siguieron Hannibal y Black Hawk derribado.

Martin Scorsese

Martin Scorsese

Scorsese lleva tres décadas cautivando a crítica y público con su particular forma de hacer cine. Su talento como contador de historias y estilista visual le ha dado gran prestigio y un éxito reservado por lo general a cineastas más comerciales.

Martin Scorsese no tuvo una infancia fácil: el asma que sufría le impedía practicar deportes o participar en actividades propias de un niño normal. Así que se refugió en las películas, y de esa forma descubrió su pasión por el séptimo arte. Con el tiempo se matricularía en la escuela de cine de la Universidad de Nueva York, donde dio sus primeros pasos como director de varios cortometrajes.

Trabajó como montador en Hollywood hasta que en 1968 dirigió su primer largometraje, el drama ¿Quién llama a mi puerta?, protagonizado por Harvey Keitel. Más tarde regresó a su Nueva York natal para rodar Malas calles (1973), trabajo que atrajo la atención de la crítica norteamericana e internacional. En este film aparecían ya las marcas de estilo habituales de Scorsese, como el empleo de antihéroes o la obsesión por la religión y el estilo de vida de los gangsters. Con Malas calles, además, estableció su relación con Robert de Niro, uno de los actores habituales en su filmografía.

En los años siguientes, el director fue responsable de varias películas que le revelaron como uno de los nuevos talentos del cine de su país: Alicia ya no vive aquí (1974), su particular respuesta a quienen creían que no podría dirigir un "film de mujeres"; Taxi Driver (1976), una cinta que explora la violencia en la sociedad estadounidense, con Robert De Niro y una adolescente Jodie Foster; Toro salvaje (1980), uno de sus trabajos más ambiciosos, de nuevo con De Niro...

Scorsese ha dirigido más de 25 películas, entre las que se incluyen también New York New York, El color del dinero, La última tentación de Cristo, Uno de los nuestros, La edad de la inocencia, Casino y Gangs of New York. Su trabajo ha sido reconocido con varias nominaciones al Oscar como director y como guionista. También ha ganado diferentes premios en prestigiosos concursos y festivales de todo el mundo.

Por otra parte, Scorsese no ha dudado en apoyar a otros cineastas a través de su faceta de productor. Además, es uno de los fundadores de la Film Foundation, entidad que promueve la restauración de films por parte de archivos y estudios, y posee una compañía dedicada a la restauración y distribución de películas clásicas.

Adam Sandler

Adam Sandler

Adam Sandler ha disfrutado de un enorme éxito en la industria del entretenimiento como actor, escritor, productor, director y músico. Es conocido por sus papeles en éxitos como Ejecutivo agresivo, Un papá genial o Embriagado de amor.

Nacido en Brooklyn (Nueva York) y criado en Manchester (New Hampshire), Sandler tuvo el primer encuentro con la comedia a los 17 años, con una actuación espontánea en el club Boston. Desde entonces actuó con regularidad en clubs de comedia por todo el estado, mientras obtenía el título en Bellas Artes por la New York University.

Debutó en el cine con Los Caraconos, junto a Dan Aykroyd y Jane Curtin. A partir de entonces comenzó a trabajar en películas que alcanzaron éxito de taquilla, como Happy Gilmore, El chico ideal, El aguador, Un papá genial y Mr. Deeds.

Entre su filmografía reciente figuran la comedia Ejecutivo agresivo, que protagonizó junto a Jack Nicholson; Embriagado de amor, de Paul Thomas Anderson, por la que fue nominado a un Globo de Oro como mejor actor; y la comedia romántica 50 primeras citas, junto a Drew Barrymore.

Durante su carrera, Adam Sandler se ha convertido en casi un miniestudio autosuficiente involucrándose en todos los aspectos de la producción de cine. Colaboró en los guiones de Little Nicky, Billy Madison, Un papá genial y El chico ideal, entre otros. También trabajó como productor ejecutivo en diferentes films.

Durante sus descansos en su ocupada agenda de rodaje, Sandler pasa tiempo en su estudio de grabación. Varios de sus álbumes de comedia para Warner Bross Records han sido multiplatino. Hace varios años, Sandler lanzó una página web en la que va incluyendo minipelículas protagonizadas por él mismo, el equipo de Happy Madison, y su perro Meatball, todos ellos en su rutina diaria.

Rebecca Romijn-Stamos

Rebecca Romijn-Stamos

De modelo internacional a actriz reconocida: Rebecca Romijn-Stamos dio el salto en su profesoón con relativa facilidad. Consiguió el éxito con su papel de Mística en X-Men. Más tarde llegaron films como Rollerball o Femme Fatale.

Rebecca inició su carrera como modelo internacional, lo que le llevó a viajar por todo el mundo y protagonizar campañas de publicidad para diferentes marcas de prestigio.

Comenzó a alejarse del mundo de la moda con memorables apariciones en las populares series de televisión Friends y Just Shoot Me, así como presentando House of Style en MTV. En aquella primera etapa también tuvo algún cameo en películas como Austin Powers: la espía que me achuchó.

Su primer gran papel en la gran pantalla llegó en 2000 con el éxito de taquilla X-Men, basado en un popular cómic de superhéroes, en el que interpretaba a Mística. Tres años después apareció también en la esperada secuela de este film, X-Men 2, y ya en 2006 volvió a encarnar a la perversa superheroína en X-Men: La decisión final.

La actriz ha actuado también como protagonista en Rollerball, junto a Chris Klein y LL Cool J, y tuvo un breve papel junto a Al Pacino en Simone. Aunque fue su papel en Femme Fatale frente a Antonio Banderas el que le valió el aplauso de la crítica. En este thiller noir, Rebecca interpreta a una mujer que intenta reformarse, mientras es acosada por su sombrío pasado como estafadora.

Rebecca ha seguido saboreando el éxito en sus últimas películas, entre las que destacan El Enviado (Godsend), un film de terror psicológico en el que aparece junto a Robert De Niro y Greg Kinnear; la adaptación del cómic El Castigador (The Punisher), y la comedia Diario de un ejecutivo agresivo.

Julie Roberts

Es una de las estrellas mejor pagadas de Hollywood. Julia Roberts se convirtió en la novia de América gracias a su entrañable actuación en Pretty Woman, y desde entonces ha sido una de las reinas de la comedia romántica. Aunque su talento alcanza también a papeles serios, como demostró cuando se llevó el Oscar por su trabajo en Erin Brockovich.

Julie Fiona Roberts -ése es su verdadero nombre- creció rodeada de gente del espectáculo: tanto sus padres como años más tarde su hermano Eric se dedicaron a la interpretación. En un principio quería convertise en veterinaria, pero cuando su hermano empezó a triunfar en Hollywood Julia decidió probar fortuna también como actriz.

Roberts se trasladó a Nueva York tras graduarse y comenzó a trabajar para una agencia de modelos mientras esperaba la oportunidad de introducirse en el cine. Su debut llegó en 1986, con un breve papel en una película protagonizada por su hermano. El film no se estrenó hasta tres años después: para entonces Julia ya tenía cierto nombre gracias a trabajos como los de Satisfaction, Mystic Pizza y sobre todo Magnolias de acero, que le valió su primera nominación al Oscar.

En 1990, Julia se convirtió en una de las grandes de Hollywood casi de la noche a la mañana gracias al enorme éxito internacional de Pretty Woman. Su entrañable personaje en esta comedia romántica sedujo a público y crítica y le llevó a ser nominada de nuevo al Oscar.

A Pretty Woman siguió una serie de films de menor calidad que no acabaron de funcionar, como Elegir un amor o Hook: el capitán Garfio. Cuando parecía que la carrera de Roberts se estancaba, la actriz decidió retirarse del cine durante un tiempo para poner en orden su vida personal. Volvió a la gran pantalla con la exitosa El informe Pelícano, aunque sus siguientes films -Me gustan los líos,
Prêt-à-Porter, Mary Reilly- no tuvieron tanta tirada en taquilla.

En 1997, regresó triunfal a la comedia romántica con La boda de mi mejor amigo, a la que siguieron Notting Hill y Novia a la fuga.

Por aquel entonces se había convertido en la actriz mejor pagada de Hollywood y en una de las reinas de la comedia romántica, pero no había logrado demostrar su valía también en papeles más serios. Esa espinita se la sacó unos años más tarde gracias a su interpretación en Erin Brockovich, que le valió por fin el Oscar a la mejor actriz.

En los últimos años, Julia Roberts ha participado en películas como la comedia negra The Mexican, el thriller criminal Ocean's Eleven o la comedia romántica La pareja del año. Su filmografía incluye también Línea mortal, Durmiendo con su enemigo, Todos dicen I love you, Michael Collins, Conspiración, Quédate a mi lado o Confesiones de una Mente Peligrosa, dirigida por George Clooney.

Tim Robbins

Tim Robbins

Una de las voces más respetadas del cine actual. Como actor, ha demostrado su talento en films como Cadena perpetua o Mystic River. Como director, firma proyectos comprometidos como Ciudadano Bob Roberts o Pena de muerte.

Tim Robbins debutó como artista siendo niño. A los 12 años entró en el Theater for the New City; más tarde se unió al club de teatro de su instituto, y allí dio sus primeros pasos como director. Durante su etapa universitaria siguió con la interpretación, y tras graduarse fundó con unos colegas la compañía de teatro vanguardista Actor's Gang.

Tras aparecer como actor invitado en varias series de televisión, Robbins debutó en el cine en 1984 con un pequeño papel en el film Toy Soldiers. Pero su primer trabajo importante llegó cuatro años después, con la comedia sobre béisbol Los Búfalos de Durham.

Empezó a hacerse popular a partir de su aparición en El juego de Hollywood, de Robert Altman. Años después colaboró de nuevo con este director en dos ocasiones, en Vidas cruzadas y Prêt-à-Porter. Tim intervino en esta última, una sátira sobre el mundo de la moda, en 1994. Un año decisivo para él, ya que participó también en otras tres producciones destacadas: la comedia de los hermanos Coen El gran salto; el drama carcelario Cadena perpetua y la comedia romántica El genio del amor, que protagonizó junto a Meg Ryan.

Entre sus últimos trabajos figuran Misión a Marte, Human Nature, Conspiración en la red, Código 46 o el aclamado film de Clint Eastwood Mystic River, por el que Robbins se llevó el Oscar 2003 al mejor actor secundario. Otros títulos de su filmografía son La escalera de Jacob, Cadillac Man, Fiebre salvaje, Nada que perder, Arlington Road o Alta fidelidad.

En cuanto a su faceta como director, Tim Robbins se estrenó tras la cámara en 1992 con Ciudadano Bob Roberts, una parodia política escrita por él mismo y que también protagonizó. El film fue muy bien acogido y recibió numerosos premios.

Su segundo largometraje como director fue Pena de muerte, un crudo drama protagonizado por su mujer, Susan Sarandon, y por Sean Penn. Por él recibió Robbins una nominación al Oscar al mejor director. Más tarde llegó Abajo el telón, su tercera película como guionista y director, también muy premiada.

Robert Redford

Robert Redford

Robert Redford lo ha sido todo en la historia del cine: actor, director, productor, galán, mecenas. Su mareante filmografía y su talante rebelde le han permitido protagonizar un sinfín de premios y títulos de éxito. Sin embargo, el mayor mérito de Redford está en haber sabido ganarse a partes iguales el cariño tanto de la industria, de la crítica como del público.

La juventud de Robert Redford estuvo marcada por turbulencias de todo tipo. La muerte de su madre cuando sólo tenía 18 años y su aversión hacia los estudios hicieron que tardara en encontrar su camino. El alcohol y las pandillas callejeras sustituyeron su pasión por el deporte y, con 20 años, decidió largarse a Europa para ser pintor.

Entre París y Florencia (escapadita incluida a España) se gastó todo el dinero y, más centrado, decidió volver para empezar su carrera como actor. Estudió interpretación en Nueva York, se casó y tuvo tres hijos al tiempo que se centraba en el teatro. Primero debutó en Broadway y, poco más tarde, en 1962, hacía lo propio en el cine con War Hunt.

Sin embargo su gran año fue 1969. Ese año Redford protagonizaría Descalzos por el parque junto a Jane Fonda y meses más tarde Dos hombres y un destino junto a Paul Newman. Encumbrado ya definitivamente el rubio actor consiguió imponer su talento a la etiqueta de sex symbol y gracias a títulos tan memorables como Las aventuras de Jeremiah Johnson, El candidato, El golpe, Todos los hombres del presidente o Brubaker se ganó el respeto de todo el mundo del celuloide.

Conseguidos sus propósitos como intérprete se marcó nuevas metas y en 1980 dirigió Gente corriente, su primer filme como realizador. Con esta cinta ganó el Oscar a la mejor película y al mejor director. (curiosamente como actor no había conseguido ninguna estatuilla) y desde entonces ha intercalado sus apariciones delante y detrás de la cámara. También ha hecho incursiones en el campo de la producción y se ha volcado en ayudar al cine independiente desde su centro de operaciones de Sundance, en Utah, donde también tiene su rancho.

Robert Redford, el mito, acumula una carrera sembrada de éxitos y reconocimientos: nominado al Oscar como mejor actor por El golpe, ganador de una estatuilla por Gente corriente y vuelto a nominar por la dirección de Quiz Show, Redford recibió el Oscar Honorífico por el conjunto de su carrera en el año 2002. Un premio emblemático para un personaje más que emblemático.

Sam Raimi

Sam Raimi

Se dio a conocer entre los aficionados al cine de terror
y el gore con una película de bajo presupuesto que acabó por convertirse en todo un clásico del género: Evil Dead (Posesión infernal). Aunque Sam Raimi se ha atrevido con películas tan variadas como Rápida y mortal, Un plan sencillo o los dos Spider-Man, imprimiendo a todas ellas su particular estilo.

Sam Raimi empezó a aficionarse por la realización a los 13 años gracias a una primitiva cámara de video que tenía un amigo suyo. Hasta la edición de Posesión infernal, había grabado unos 30 films de prácticas. El más célebre entre su pandilla fue The Happy Valley Kid: The Story of a Sudden Driven Mad, la historia de un universitario que es humillado por sus compañeros y vejado por su novia hasta volverse loco y acabar con todos ellos.

En 1981 escribió y dirigió una de las obras más innovadoras del género de fanta-terror: Evil Dead, estrenada en España con el título de Posesión infernal, una acertada combinación de humor negro, terror sobrenatural y el gore más brutal.

Tras acabar el guión de Posesión infernal, Raimi preparó una versión condensada de la historia para comprobar su efectividad ante una audiencia local. Los pases de dicha prueba, el poderoso corto Within The Woods, provocaron los más agudos aullidos de terror entre los asistentes. Un sólido apoyo por parte de la crítica y el permiso de varios exhibidores para poder pasar el corto ayudaron a consolidar la validez del proyecto. Como resultado, el director empezó a trabajar inmediatamente en el largometraje.

Raimi rodó dos secuelas de este film: Terroríficamente muertos, una especie de remake alocado y ultra-gore de su predecesora, y El éjercito de las tinieblas, un film más cómico que terrorífico.

A lo largo de su trayectoria como realizador, Sam Raimi ha creado una gran variedad de películas que van de la comedia de tortazos al terror más gore. Su filmografía incluye Ola de crímenes, ola de risas, coescrita con sus amigos Joel y Ethan Coen; Darkman, Rápida y mortal, Un plan sencillo, Entre el amor y el juego, Premonición, la taquillera Spider-Man y su secuela; Spider-Man 2.

Como actor ha participado en pequeños papeles en películas como Thou' Shall Not Kill, Espías como nosotros, Maniac Cop, Muerte entre las flores, El gran salto o Los Picapiedra, así como en alguna que otra producción para televisión.

Sam Raimi es a su vez un activo productor. Uno de sus proyectos más destacados fue la célebre serie televisiva Hércules, de la que llegó a dirigir los primeros episodios.

Sidney Poitier

Sidney Poitier

Sidney Poitier ha sido seguramente el actor negro más famoso del siglo XX. Ahora prácticamente retirado tiene en su haber más de 50 películas y el privilegio de ser el primer actor negro en recibir un Oscar. Casi siempre encarnando al prototipo de hombre bueno, Poitier integró este papel también en su vida abanderando siempre la lucha contra el racismo.

Aunque nacido en Miami Sidney Poitier procede de una humilde familia de las Bahamas. Con dieciséis años decidió irse a luchar contra los nazis y a su vuelta empezó su carrera como actor. Su exitoso debut en Broadway en 1946 le abrió las puertas del cine: un drama racial de J.L. Mankiewicz titulado Un rayo de luz.

A partir de ahí su fama se asentó. Interpretando papeles controvertidos y con el conflicto racial siempre de fondo Poitier rueda Furtivos (que le valió la primera nominación de un actor negro a los Oscar) o Los lirios del valle (1962) que le dio por fin la preciada estatuilla. Era su época dorada y junto al nobel Martin Luther King se convirtió en referente de la minoría negra.

Rebelión en las aulas, En el calor de la noche o Adivina quién viene a cenar esta noche (primer romance interracial que no acababa en tragedia) fueron otros éxitos que le permitieron interpretar esos personajes que todo afroamericano soñaba ser: médico, abogado, profesor, científico...

Con el asesinato de Luther King y Malcolm X, Poitier recibió duras críticas de la comunidad negra por su supuesta pasividad ante la violencia interracial y, apesadumbrado, se retiró a las Bahamas.

A su regreso a la escena, a principios de los 70, se dedicó a la producción y realización pero no llegó a su éxito anterior. Como actor sólo apareció bajo su propia dirección y a cuentagotas.

Durante los últimos años Poitier vive semiretirado, escribiendo (tiene dos autobiografías), interpretando pequeños papeles o dedicado a su trabajo de embajador de Japón en las Bahamas, donde tiene su residencia habitual desde hace años.

Más que un actor Sidney Poitier es un icono de la cultura norteamericana. Siempre al servicio de la igualdad y la libertad, su compromiso y su trayectoria profesional y vital le valieron el Oscar de Honor de la Academia en el año 2002.

22 jun. 2007

Natalie Portman

Natalie Portman

En poco tiempo, Natalie Portman se ha hecho un hueco entre las actrices más deseadas por el público y más respetadas por la crítica. Un éxito que no debe extrañar después de verla lucirse en cintas tan conocidas como Closer, Mars Attacks!, Beautiful Girls o Star Wars...

Aunque nació en la vieja Jerusalén (Isarel) Natalie Portman se crió desde los 3 años en EEUU. Su padre, médico de profesión, viajó por todo el país hasta que, cuando Natalie tenía 9 años, se instaló con su familia en Nueva York. Y allí empezó la fulgurante carrera de la única hija del matrimonio.

Según ella misma ha revelado, Dirty Dancing fue durante años una de sus películas preferidas y uno de los motivos que la impulsaron a dedicarse al oficio de actriz. Después de trabajar en varios teatros, su primer papel para el cine fue en El Profesional, de Luc Besson. Natalie contaba apenas 11 años y ya se codeaba con actores de la talla de Jean Reno, Gary Oldman y Danny Aiello.

Su excelente debut le abrió las puertas a Beautiful Girls en la que Natalie confirmaría todas las expectativas. Hasta el mismísimo Woody Allen se fijó en ella y la fichó para un papel en su musical Todos dicen I love you. Lo mismo que hiciera Michael Mann para Heat donde Natalie comparte cartel con pesos pesados como Al Pacino, Robert DeNiro y Val Kilmer.

Con quince añitos pero ya con muchas tablas Tim Burton le ofrece el papel de la hija del presidente en su comedia ácida Mars Attacks!. Su carrera en el cine estaba más que encaminada y Natalie decide entonces volcarse en el teatro donde se mete en la piel de la protagonista de El diario de Anna Frank en Broadway, con gran éxito de crítica.

Pero es al alcanzar la mayoría de edad, cuando Natalie subiría otro escalón cinéfilo más. Fue con su interpretación de la reina Amidala en Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma y en sus dos siguientes secuelas; El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith.

Mientras tanto, esta joven estrella ha lucido su versatilidad en la pantalla apareciendo en otras cintas tan destacadas como Cold Mountain, Algo en común o Closer, por la que fue nominada al Oscar en la categoría de Mejor Actriz de Reparto. Su último trabajo es la adaptación del cómic V de Vendetta.

Sidney Poitier

Sidney Poitier

Sidney Poitier ha sido seguramente el actor negro más famoso del siglo XX. Ahora prácticamente retirado tiene en su haber más de 50 películas y el privilegio de ser el primer actor negro en recibir un Oscar. Casi siempre encarnando al prototipo de hombre bueno, Poitier integró este papel también en su vida abanderando siempre la lucha contra el racismo.

Aunque nacido en Miami Sidney Poitier procede de una humilde familia de las Bahamas. Con dieciséis años decidió irse a luchar contra los nazis y a su vuelta empezó su carrera como actor. Su exitoso debut en Broadway en 1946 le abrió las puertas del cine: un drama racial de J.L. Mankiewicz titulado Un rayo de luz.

A partir de ahí su fama se asentó. Interpretando papeles controvertidos y con el conflicto racial siempre de fondo Poitier rueda Furtivos (que le valió la primera nominación de un actor negro a los Oscar) o Los lirios del valle (1962) que le dio por fin la preciada estatuilla. Era su época dorada y junto al nobel Martin Luther King se convirtió en referente de la minoría negra.

Rebelión en las aulas, En el calor de la noche o Adivina quién viene a cenar esta noche (primer romance interracial que no acababa en tragedia) fueron otros éxitos que le permitieron interpretar esos personajes que todo afroamericano soñaba ser: médico, abogado, profesor, científico...

Con el asesinato de Luther King y Malcolm X, Poitier recibió duras críticas de la comunidad negra por su supuesta pasividad ante la violencia interracial y, apesadumbrado, se retiró a las Bahamas.

A su regreso a la escena, a principios de los 70, se dedicó a la producción y realización pero no llegó a su éxito anterior. Como actor sólo apareció bajo su propia dirección y a cuentagotas.

Durante los últimos años Poitier vive semiretirado, escribiendo (tiene dos autobiografías), interpretando pequeños papeles o dedicado a su trabajo de embajador de Japón en las Bahamas, donde tiene su residencia habitual desde hace años.

Más que un actor Sidney Poitier es un icono de la cultura norteamericana. Siempre al servicio de la igualdad y la libertad, su compromiso y su trayectoria profesional y vital le valieron el Oscar de Honor de la Academia en el año 2002.

Brad Pitt

Brad Pitt

Dicen que le queda mucho para ser una leyenda, pero algunos lo consideran ya todo un mito viviente. Es el actor más espectacular del momento, actúa bien y además lleva una vida exenta de escándalos, aunque tiene el suficiente morbo como para que no se deje de hablar de él...

En el estado del sol y las playas se ganó sus primeros dólares desde abajo, haciendo de chofer de limusina de artistas de striptease, cargando neveras en una compañía de mudanzas y vistiéndose de pollo gigante cuando trabajaba en “El Pollo Loco”. Mientras, les decía a su familia y amigos que estudiaba arte en la Escuela de Diseño de Pasadena.

El salto cualitativo lo dio en Seven, haciendo de policía junto al sesudo Morgan Freeman. En ese rodaje conoció a Gwyneth Paltrow, con quien salió durante dos años y medio. Después de Seven, Brad Pitt ya no sería el trozo de carne sexy que era en Thelma y Louis. Aunque las revistas hayan publicado fotos suyas en pelotas, es un actor bastante maduro que ya sabe lo que se siente al ser nominado al Oscar (por su papel de psicópata en Doce Monos, junto a Bruce Willis) y al trabajar con directores de lujo, como Jean-Jacques Annaud (Siete Años en el Tíbet) o Robert Redford (El río de la vida).

Su boda con la actriz de la serie Friends, Jennifer Aniston, fue una de las más impresionantes del año 2000: ni más ni menos que un millón de dólares en gastos. Se lo pudo permitir porque el chico de oro cobra 10 millones por peli y además no le paran de caer papeles cada vez más interesantes.

Brad Pitt ha cosechado éxitos cómo El Club de la Lucha, Snatch, Spy Game, Troya, Ocean's Eleven y su continuación Ocean's Twelve, junto a pesos pesados de la pantalla como Julia Roberts, George Clooney o Catherine Zeta-Jones. A pesar de haber trabajado con actrices tan bellas como éstas, Pitt seguía manteniéndose fiel a su esposa, pero la situación cambió tras el rodaje de su última película, Sr. y Sra. Smith, interpretada junto a Angelina Jolie. Lo que al principio fue un rumor se ha acabado convirtiendo en una de las relaciones más comentadas en el mundo del celuloide; es sin duda, la pareja más guapa de todos los tiempos.

En 2006 nació el hijo biológico de ambos, Shiloh, y Brad estrenó la prometedora Babel, un thriller dramático en el que el actor se desmarcaba con una interpretación desgarradora y potente. En 2007 Brad presenta Ocean's 13, la tercera parte de la saga, en la que comparte cartel con su amigo George Clooney y un nombros grupo de actores reputados de Hollywood. Pero su ritmo de trabajo no decrece; al contrario, este mismo otoño estrenará El asesinato de Jesse James, y ya tiene más de cinco proyectos en previsión.

Joaquin Phoenix

Joaquin Phoenix está llamado, sin duda, a convertirse en uno de los grandes de Hollywood. Pese a haber crecido a la sombra de su desaparecido hermano, River Phoenix, ha demostrado que es uno de los mejores actores de su generación por méritos propios. Temperamental e imprevisible, este fumador compulsivo y enemigo de las entrevistas, derrocha talento en cada una de sus actuaciones. Los rebeldes vuelven a estar de moda.

Aunque parezca extraño, Joaquin Rafael Phoenix nació en San Juan, Puerto Rico. Sus padres, John Bottom y Arlyn Dunitz, eran miembros de la secta religiosa los Niños de Dios y se encontraban recorriendo Latinoamérica predicando sus creencias cuando Joaquin vino al mundo.

Cuando Joaquin tenía seis años, sus padres dejaron Puerto Rico y se trasladaron a Los Angeles. Una vez allí, contrataron a un representante para potenciar las dotes interpretativas de Joaquin y sus hermanos, y la verdad es que no se equivocaron. Su trayectoria profesional se inició con apariciones en anuncios publicitarios y en series de televisión. Probablemente influenciado por los exóticos nombres de sus hermanos: Rain, Liberty, Summer y el desaparecido River, Joaquin comenzó su carrera con el nombre artístico de Leaf (hoja), que cambiaría años después por su nombre original.

Joaquin Phoenix

A los diez años tuvo su primera oportunidad en el cine, con un papel en la película Spacecamp, y un año después consiguió su primer papel protagonista en el drama Russkies, en el que también aparecía su hermana Summer. En 1989, se convirtió en una estrella infantil gracias a su papel en Parenthood.

Tras una temporada alejado de la vida pública, Joaquin volvió a ser noticia debido a la trágica muerte de su hermano River, por sobredosis. Él fue la persona que marcó el número de emergencias en ese trágico suceso. Ese hecho marcó su reticencia a volver al mundo del cine, pero la insistencia de sus amigos acabaron convenciendo a Joaquin para que volviera a la interpretación.

En 1995, ya como Joaquin Phoenix, interpreta a un joven problemático en To die for. Interpretación que le valió excelentes críticas. Después vendría El secreto de los Abbots en la que conocería a Liv Tyler y con la que mantuvo un idilio de cerca de tres años.

El año 2000 marcaría un antes y un después en su carrera. Ese año interpretó al emperador Commmodus en Gladiator, papel que le supuso una nominación al Oscar y a los Globo de Oro como mejor actor secundario. Después vendrían diversas colaboraciones con el director del sexto sentido, M. Night Shyamalan's. Joaquim participó en Señales junto a Mel Gibson y en Bosque, donde interpretó al gentil Lucius Hunt.

Y por fin en 2005 llegó su papel de Johnny Cash en la película En la Cuerda Floja. Centrada en la vida de una de las grandes figuras de la música americana esta película ha supuesto la consagración de este actor como una de las estrellas más prometedoras del momento. Se ha llevado el Globo de Oro al mejor actor y además está nominado cómo mejor actor principal en los Oscar 2005. Seguro que Joaquin Phoenix seguirá dando mucho que hablar.

Michelle Pfeiffer

Michelle Pfeiffer

Talento y una belleza cautivadora son los bazas que han llevado a Michelle Pfeiffer hasta la cima hollywoodiense. Una de las actrices más respetadas de la industria del cine, su trabajo ha sido reconocido con tres nominaciones a los Oscar.

ExMiss Condado de Orange, Pfeiffer trabajó en un supermercado hasta que decidió aventurarse a Hollywood para estudiar arte dramático. En un principio le ofrecieron papeles en series como Delta House y Fantasy Island, y en pequeñas películas como The Hollywood Knights. Su primer papel importante fue en Grease 2, trabajo por el que fue nominada a un Best Young Motion Picture Actress Award.

En el papel de esposa del gangster Tony Montana en El precio del poder, de Brian de Palma, Pfeiffer impresionó al público y la crítica internacional con su despampanante look y su estilo cautivador.

Desde entonces se ha convertido en una de las actrices más respetadas de Hollywood, habiendo participado en algunas de las películas más taquilleras de los últimos años junto a colegas masculinos de la talla de Bruce Willis, George Clooney, Robert Redford, Jack Nicholson y Sean Connery.

Entre otros créditos de Michelle Pfeiffer destacan Historia de lo nuestro, Cómo ser John Malkovich, El sueño de una noche de verano, Un día inolvidable, Íntimo y personal, Mentes peligrosas, Lobo, Batman vuelve, Las brujas de Eastwick, Conexión Tequila, Dulce libertad y Lady Halcón.

Ha sido nominada al Oscar en tres ocasiones: dos a la mejor actriz, por su papel de ama de casa tejana en Por encima de todo y por dar vida a una sexy cantante de nightclub en Los fabulosos Baker Boys, y una tercera a la mejor actriz secundaria por su papel de la sufridora Madame de Tourvel en Las amistades peligrosas.

Además, ha ganado el Globo de Oro a la mejor actriz por su trabajo en Los fabulosos Baker Boys y recibió nominaciones a otros Globo de Oro por sus actuaciones en La edad de la inocencia, Por encima de todo, Frankie y Johnny, La casa Rusia y Casada con todos.

Recientemente, Pfeiffer ha protagonizado la aclamada producción Yo soy Sam, junto a Sean Penn, y el superéxito veraniego Lo que la verdad esconde, junto a Harrison Ford. También la hemos visto en el drama La flor del mal, con Renée Zellweger y Robin Wright Penn.

Sean Penn

Sean Penn

Actor y director cinematográfico de misteriosa e inquietante mirada, Sean Penn se ha ganado a pulso el respeto y cariño de la crítica y el público en general. Su capacidad de ponerse en la piel de sus personajes es tal que, en algún rodaje, más de un miembro del equipo no ha podido contener las lágrimas ante las emotivas interpretaciones de Penn.

Sean Penn nace en el seno de una familia dedicada por entero al espectáculo. Este entorno familiar provoca que de pequeños, Sean y sus hermanos dediquen parte de su tiempo libre a grabar numerosos cortos amateurs en Super-8. Y es que lo lleva en la sangre: su hermano mayor Michael decide dedicarse a la música y, más tarde, a la dirección cinematográfica. Su hermano pequeño Chris también se sube al carro del mundo artístico y se hace actor. Sean se decanta por la carrera de actor y director cinematográfico.

En su adolescencia participa activamente en teatros locales y, en lo que a estudios se refiere, primero piensa en aprender leyes, pero cambia de opinión y decide formarse como actor en una escuela de interpretación de Los Angeles. Además, combina sus estudios con pequeños trabajos en rodajes de películas.

Después de su debut profesional en una serie de televisión, se muda a Nueva York, donde pronto consigue un papel para Heartland, una pieza teatral de Broadway. Su trabajo en esa obra le lleva a debutar en el cine con el papel de un joven cadete militar en Taps (1981).

Dos años más tarde, con su espléndida actuación en el film Bad Boys pasa a conseguir interesantes papeles principales y va ganándose el respeto de la crítica. Su fama y popularidad llegan con Shangai Surprise, film en el que actúa junto a la cantante Madonna con quien por aquel entonces mantenía una relación sentimental.

En 1991 debuta como director con Extraño vínculo de sangre. Y a este título le siguen Cruzando la oscuridad y El juramento, ambas protagonizadas por su tan admirado Jack Nicholson.

Penn ha sido nominado cuatro veces al Oscar como mejor actor; Pena de muerte, Acordes y desacuerdos, Yo soy Sam y Mystic River. Por esta última se llevó el premio de la Academia en los Oscar 2003.

Además de los títulos ya citados, en su filmografía también destacan
El clan de los irlandeses, Atrapado por su pasado, La delgada línea roja o 21 gramos. Recientemente ha participado en La intérprete y Todos los hombres del rey.

Elsa Pataky

Elsa Pataky

En los últimos tiempos, esta bella actriz de ascendencia rumana no ha parado de trabajar y los resultados son cada vez más buenos: tras su triunfo en la serie televisiva Al salir de clase, Elsa Pataky da el salto a la gran pantalla y se convierte en un rostro habitual del cine español.

Elsa Pataky nació en Madrid, pero debe su nombre y ese fisíco nada latino a la familia de su madre, de origen rumano. También de esta parte de la familia le viene la vena artística: fue su abuelo materno, actor de profesión, quien le hizo descubrir su pasión por la interpretación. En honor a él, Elsa adoptó el apellido de su madre para lanzarse como actriz.

Durante años compaginó los estudios de arte dramático y periodismo. Sus primeras apariciones en escena llegaron a través del Centro Cultural Las Rozas y de la compañía de Ángel Gutiérrez. Del teatro pasó a la televisión: su participación en la serie juvenil Al salir de clase, en la que debutó en 1997, la hizo popular y le abrió las puertas de la gran pantalla.

Se estrenó en los largometrajes con un telefilm, Clara, que rodó en 1999. Ese mismo año apareció en Tatawo, de Jo Sol, y poco después llegó su primer gran éxito, el thriller juvenil de Álvaro Fernández Armero El arte de morir, que protagonizó junto a otros jóvenes actores de moda como Fele Martínez o Gustavo Salmerón.

Con todo, la mayoría de las películas en las que ha trabajado Elsa son comedias: Menos es más, de Pascal Jongen; Noche de Reyes, de Miguel Bardem; Sin noticias de Dios, de Agustín Díaz Yanes, o la disparatada Peor imposible, de David Blanco y José Semprún.

El verano 2003 se convierte en el verano de Elsa. Nada más y nada menos que tres estrenos simultáneos en cartelera: El furgón, Atraco a las 3... y media y Beyond Re-Animator.

Aunque su carrera parece centrada ahora en el cine, Pataky no ha dejado de colaborar en otros campos. Volvió a la televisión para participar en la serie Tío Willy, y también ha intervenido en una producción televisiva canadiense llamada Queen of Swords y en Los Serrano. Además, hemos podido verla en Se busca un cadáver, un proyecto exclusivo para Internet, e incluso en un vídeo musical.

Sus trabajos más recientes en la gran pantalla son Romasanta, un film español de terror entorno a la leyenda de un licántropo, y dos películas de José Luis Garci: Tiovivo c.1950 y Ninette.

Sarah Jessica Parker

Sarah Jessica Parker

Gracias a su papel de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York, Sarah Jessica Parker se ha convertido en un auténtico fenómeno social, en el icono del glamour, en la cosmopolita ideal admirada por las mujeres y deseada por los hombres. Pero además de ser la actriz de moda en la televisión norteamericana, Sarah Jessica está volviendo a abrirse camino en la gran pantalla y todo apunta a que su éxito va a ser imparable.

Sarah Jessica nació en Nelsonville, junto a sus otros 7 hermanos, pero fue criada en Cincinnati. Desde muy pequeña empezó a bailar con el Ballet de Cincinnati, pero en 1977 su familia tuvo que mudarse a Englewood, en Nueva Jersey, y ella decidió continuar sus clases de ballet con el American Ballet Theatre. Esto le dio la oportunidad de mejorar su técnica y apareció en obras tan importantes como El Cascanueces. De esta forma comenzó su carrera encima de los escenarios, y tras participar en varias obras, consiguió su primer papel protagonista con Annie en 1979.

Tras los elogios de la crítica que obtuvo como actriz de teatro, Sarah Jessica Parker, abandonó temporalmente los escenarios para dedicarse a la pequeña y a la gran pantalla. Por aquel entonces, y con solo 19 años, Hollywood ya le había puesto los ojos encima, y le dieron la oportunidad de protagonizar su primera película junto a Kevin Bacon, en Footloose, un drama musical para adolescentes que resultó ser un gran éxito de taquilla.

Pero esta película marcaría indudablemente su futuro. Ya que para muchos era la nueva estrella adolescente, a Sarah no le pararon de llover ofertas como Girls Just Want to Have Fun, L.A. Story o Luna de miel en las Vegas, todas ellas películas de desigual éxito, con la excepción de Ed Wood, Miami y Mars Attack. Esto produjo que su carrera fuera igualmente desequilibrada y poco a poco fue quedándose sin ofertas cinematográficas.

Este pequeño resbalón en Hollywood, le hizo volver al mundo del teatro y una vez allí, Sarah Jessica recuperó de nuevo su pasión por la profesión. Demostró que podia volver a triunfar interpretando obras como Sylvia, How to Succeed in Business Without Really Trying o Once Upon a Mattres.

Aunque a Sarah Jessica se le brindara otra nueva oportunidad para triunfar, su momento estelar no vino de la mano del teatro, sino de la televisión. Sexo en Nueva York, fuera la serie que revolucionó la pequeña pantalla norteamericana y que además llevó a la actriz a lo más alto. Esta serie, que contaba las vidas y escapadas sexuales de cuatro mujeres de Manhattan le ha convertido, no solo en el referente de miles de mujeres, sino en un símbolo de glamour, en un ejemplo a seguir en la moda, y sobretodo en una gran actriz.

La serie duró seis temporadas, reflotando su carrera y convirtiéndola en la imagen de la mujer actual. Así que con esta nueva imagen, era imposible que Hollywood no retomase la confianza en ella, y poco después entró otra vez por la puerta grande en el mundo del celuloide. Su primera actuación en el cine, tras Sexo en Nueva York, fue La Joya de la familia, en la que interpreta a una mujer de éxito de Manhattan que recibe una fría acogida por parte de la familia de su novio. Posteriormente, su último trabajo ha sido Novia por contrato y tiene en proyecto otras dos películas.

Gwyneth Paltrow

Gwyneth Paltrow, hija del director Bruce Paltrow y de la actriz Blythe Danner (vista en varias películas de Woody Allen), es una de las actrices jóvenes de mayor prestigio en Hollywood. Con sus poderosas interpretaciones ha demostrado que no es sólo otra cara bonita y ha ganado un Oscar y un Globo de Oro a la mejor actriz por su papel en Shakespeare enamorado.

Después de haber tomado clases de interpretación desde los once años, Gwyneth debutó en la gran pantalla en 1991 con la película Grita, donde compartió reparto con John Travolta. Más tarde, interpretó papeles secundarios en títulos como Hookde Steven Spielberg, Malicia o La Señora Parker y el círculo vicioso.

Los críticos destacaron su talento en 1993 por su retrato de una timadora en Flesh and Bone. Gwyneth Paltrow parecía estar ya lista para los papeles protagonistas, pero optó por los de reparto y rodó seis películas en tres años.

Pero no fue conocida hasta su aparición en las películas Seven (1995), junto a Brad Pitt y Morgan Freeman y Emma. En cambio, fue con Shakespeare enamorado cuando Paltrow saltó definitivamente a la fama. Con este papel consiguió el Óscar y el Globo de Oro a la mejor actriz por su interpretación de Viola de Lesseps.

Desde entonces, la filmografía de Paltrow se ha disparado: participó en la aclamada película dirigida por Wes Anderson Los Tenenbaums: Una familia de genios, en la que compartió cartel con Gene Hackman, Anjelica Huston y Ben Stiller. También protagonizó la comedia Amor ciego y actuó en The Anniversary Party. Además, compartió reparto con Ben Affleck en Algo que contar y en la película A dúo.

Paltrow ha aparecido además en la película El talento de Mr. Ripley, con Matt Damon, Jude Law y Cate Blanchett, y en el éxito Un crimen perfecto, con Michael Douglas y Viggo Mortensen, así como en el éxito internacional de público y de crítica Dos vidas en un instante.

Sky Captain, junto a Angelina Jolie y Jude Law ha sido uno de sus papeles más ambiciosos. Recientemente la hemos visto también en Proof, que protagoniza con Jake Gyllenhaal. En la actualidad baraja decenas de proyectos y es una de las actrices jóvenes con mayor proyección de Hollywood.

Al Pacino

Al Pacino

Si tuviéramos que elaborar un ranking con los mejores intérpretes de la historia, sin duda Al Pacino figuraría en él. Nominado al Oscar ocho veces -aunque sólo una de ellas se hizo con la estatuilla-, este veterano actor es ya una leyenda en Hollywood: todo un ejemplo a seguir para los jóvenes que dan sus primeros pasos en el mundo de la interpretación.

Este neoyorkino de ascendencia italiana empezó a actuar en funciones de su colegio, como vía de escape a las aburridas jornadas escolares. Su interés por la interpretación le llevó más tarde a inscribirse en la afamada High School of the Performing Arts; por aquel tiempo compaginaba las clases con su trabajo de acomodador en un teatro.

Tras estudiar con Herbert Berghof y luego con Lee Strasberg en el Actors Studio, debutó profesionalmente en el circuito periférico del off Broadway. Intervino en varias obras y no tardó en labrarse una reputación en escena que le llevó a ganar un Tony -una especie de Oscar del teatro- por su trabajo en Does a Tiger Wear a Necktie?

Al Pacino saltó a la gran pantalla en 1969 con Me, Natalie, aunque su nombre no empezó a ser conocido hasta tres años después, cuando interpretó a Michael Corleone en El Padrino. Lo suyo le costó obtener el papel, porque los productores preferían a alguien más popular como Robert Redford, Jack Nicholson o Warren Beatty. Pero el director, Francis Ford Coppola, confió en aquel joven todavía desconocido, y no se equivocó: Pacino obtuvo excelentes críticas y se llevó su primera nominación al Oscar como secundario.

En los siguientes años participó en varios films importantes que fueron consolidándole como actor de prestigio y le valieron tres nominaciones consecutivas más a los Oscar, esta vez como actor principal: Serpico, El Padrino II y Tarde de perros. Si sumamos sus otras tres candidaturas al Oscar por Justicia para todos, Dick Tracy y Glengarry Glen Ross, Al Pacino fue nominado en siete ocasiones antes de alzarse finalmente con la codiciada estatuilla, en 1993, por su papel del militar retirado ciego de Esencia de mujer.

En su filmografía destacan todo tipo de títulos siempre interesantes, desde thrillers como Melodía de seducción a dramas policiales como Atrapado por su pasado, Heat o Donnie Brasco; desde films experimentales como Looking for Richard -que él mismo concebió y dirigió- a historias románticas como Frankie y Johnny.

En los últimos tiempos ha intervenido en Un domingo cualquiera,
de Oliver Stone; El dilema, un film de denuncia contra la industria tabacalera donde actúa junto a Russell Crowe; Pactar con el diablo, con Keanu Reeves y Charlize Theron; la comedia fantástica Simone; Insomnio, un thriller dirigido por Christopher Nolan; y el drama sobre escándalos políticos Relaciones confidenciales.

Nick Nolte

Nick Nolte

Excéntrico y polémico se puede decir que Nick Nolte ha vivido más intensamente que muchos de sus personajes. Enemigo de los clichés y del lujo, Nolte se ha convertido con los años en todo un camaleón del celuloide. Un actor controvertido y a la vez respetado que ya ha sido nominado dos veces al Oscar.

Nick Nolte saltó a la fama con la serie de televisión Hombre rico, hombre pobre y a partir de ahí empezó una carrera atípica. A caballo entre el éxito y el fracaso, intercaló papeles en cintas menores con apariciones en grandes superproducciones. Rechazó "caramelos" como Superman o Indiana Jones para irse a rodar cintas que pasarían por las salas sin pena ni gloria. Y así se fue construyendo una filmografía a su medida, llena de altibajos y rarezas.

De esta primera época destacan títulos como Límite: 48 Horas (la más exitosa de esta etapa), Bajo el Fuego, Teachers, Un Loco suelto en Hollywood, Hombres marcados, Adiós al Rey o el capítulo dirigido por Martin Scorsese en Historias de Nueva York.

Con la llegada de los '90 la versatilidad se convirtió en su sello y empezó a elegir mejor sus proyectos. Su interpretación del brutal policía Mike Brennan en Q&A le valió el mejor piropo de Marlon Brando: “Es lo que más miedo me ha producido en mi vida”. Luego vinieron Aflicción y El Príncipe de las Mareas (por las que fue nominado al Oscar), El Cabo del Miedo, Lorenzo's Oil: El Aceite de la Vida y La Delgada Linea Roja. Todas ellas películas de notable éxito que lo catapultaron definitivamente al estrellato.

Un éxito que sólo ha podido empañar su polémica adicción a las drogas y al alcohol. La misma adicción que crece en las épocas en que no tiene trabajo y que el propio Nolte reconoce. La faceta más oscura de una vida de película que no le ha impedido demostrar su innegable talento en trabajos más recientes como El Desayuno de los Campeones, La Copa Dorada, El Buen Ladrón o Hulk.