25 jun. 2007

Rebecca Romijn-Stamos

Rebecca Romijn-Stamos

De modelo internacional a actriz reconocida: Rebecca Romijn-Stamos dio el salto en su profesoón con relativa facilidad. Consiguió el éxito con su papel de Mística en X-Men. Más tarde llegaron films como Rollerball o Femme Fatale.

Rebecca inició su carrera como modelo internacional, lo que le llevó a viajar por todo el mundo y protagonizar campañas de publicidad para diferentes marcas de prestigio.

Comenzó a alejarse del mundo de la moda con memorables apariciones en las populares series de televisión Friends y Just Shoot Me, así como presentando House of Style en MTV. En aquella primera etapa también tuvo algún cameo en películas como Austin Powers: la espía que me achuchó.

Su primer gran papel en la gran pantalla llegó en 2000 con el éxito de taquilla X-Men, basado en un popular cómic de superhéroes, en el que interpretaba a Mística. Tres años después apareció también en la esperada secuela de este film, X-Men 2, y ya en 2006 volvió a encarnar a la perversa superheroína en X-Men: La decisión final.

La actriz ha actuado también como protagonista en Rollerball, junto a Chris Klein y LL Cool J, y tuvo un breve papel junto a Al Pacino en Simone. Aunque fue su papel en Femme Fatale frente a Antonio Banderas el que le valió el aplauso de la crítica. En este thiller noir, Rebecca interpreta a una mujer que intenta reformarse, mientras es acosada por su sombrío pasado como estafadora.

Rebecca ha seguido saboreando el éxito en sus últimas películas, entre las que destacan El Enviado (Godsend), un film de terror psicológico en el que aparece junto a Robert De Niro y Greg Kinnear; la adaptación del cómic El Castigador (The Punisher), y la comedia Diario de un ejecutivo agresivo.

No hay comentarios: