28 may. 2007

Mike Lowell


Mike Lowell, un deportista que no sólo se destaca en la cancha.

Foto: AP

Para Mike Lowell el alce en su producción ofensiva está temporada no significa que renació como pelotero.

Primero hay que morir para poder resucitar y el antesalista de los Medias Rojas nunca consideró que sus destrezas como pelotero perecieron el año pasado.

Sí, tuvo sus dificultades con el madero (.236, 8 jonrones, y 58 remolques con los Marlins) pero a la vez conquistó su primer Guante de Oro.

El invierno fue un periodo de cambios para el puertorriqueño de padres cubanos. Boston lo adquirió en el trueque con Florida que también trajo al abridor Josh Beckett y al relevista Guillermo Mota a cambio de Hanely Ramírez y tres lanzadores (Aníbal Sánchez, Jesús Delgado y Harvey García). El periodo además ayudó a Lowell a determinar porque bajó tanto su producción ofensiva. "Yo tenia que descifrar todo lo que hacia", declaró el veterano de nueve campañas en la gran carpa a un grupo de reporteros reunidos en frente de su casillero luego de disfrutar de un noche en Filadelfia en que bateó tres hits en tres turnos oficiales. Uno de sus indiscutibles fue un jonrón. "Trabajé en conseguir un camino consistente. Mi swing no estaba muy directo el año pasado. Sentí que estaba bateando para 'foul' a muchos de los lanzamientos que eran buenos para mi". explicó Lowell sin querer entrar en muchos detalles.

Nadie estaba más decepcionado que Lowell por su baja producción al bate la temporada pasada. "Sentí que si yo hubiera tenido un buen año, el equipo hubiese llegado a los playoffs". En cuanto el efecto de su mala producción a su carácter, Lowell dijo: "Yo creo que tengo suficiente carácter. He atravesado dificultades en mi vida con mi batalla contra el cáncer. Una temporada mala no me va a hacer más fuerte". En el 1999, a la edad de 24 años, un mes y medio antes de que los Marlins le entregaran un puesto fijo en su alineación, un cirujano le removió uno de sus testículos porque los doctores le hallaron un tumor canceroso. El cáncer testicular azota principalmente a jóvenes entre las edades de 15 a 34 años. Es una enfermedad que si no se le presta atención inmediata puede causar la muerte.

Lowell derrotó al cáncer y se recuperó a tiempo para participar en 97 desafíos esa temporada. En el 2000, floreció como pelotero (22 cuadrangulares, 91 carreras impulsadas y .270 de promedio en 140 juegos) y empezó a establecerse como el mejor defensor del tercer saco en la historia del béisbol.

El nativo de San Juan, Puerto Rico comenzó la temporada del 2006 portando el mejor promedio de fildeo (.976) de un antesalista en la historia de la gran carpa con por lo menos 650 desafíos defendiendo la tercera base. Lo sigue Brooks Robinson (.971 con los Orioles 1955-77).

El fildeo de Lowell ha fortalecido a los Medias Rojas de tal manera que el 19 de mayo disfrutaban de la colección más pequeña de errores en la liga (7). Boston lideraba la liga en fildeo (.991) y amenazaba con concluir la temporada número uno en defensa por primera vez desde el 1950.

Lowell también ayudaba a su nuevo equipo con su tolete. El hombre de 33 años de edad, abrió el tercer fin de semana de mayo como líder en las mayores en dobles con 20 'tubeys' en su nombre y se encontraba empatado con Albert Pujols en la segunda posición en la lista de lideres de hits de extra bases (25) en las grandes ligas.

Su éxito ofensivo reivindica a Lowell por dos razones. Primero, porque su nuevo enfoque en la caja de bateó le ha trabajado. Segundo, porque está produciendo para aquellas personas que no perdieron fe en él. "Los Medias Rojas arriesgaron su pescuezo porque ustedes, 'los expertos', andaban dando explicaciones sobre porque tuve una temporada tan mala y porque mi swing era malo. No obstante todo eso, John Henry (el dueño principal del equipo) y la gente de los Medias Rojas aún consideraron que yo era un buen 'riesgo'".

Lowell ahora busca continuar produciendo para un equipo que como él ya ha probado que tener éxito no es milagro.

fuente: http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=441401

No hay comentarios: