25 may. 2007

Renée Zellweger


Esta rubia de indiscutible origen nórdico es una de las revelaciones del cine norteamericano de los últimos años. Ganadora de un Oscar por Cold Mountain y nominada a este premio en otras dos ocasiones -por El diario de Bridget Jones y Chicago-, Renée Zellweger se ha situado entre las intérpretes más solicitadas de Hollywood.


Hija de padre suizo y madre noruega, Renée Zellweger empezó a interesarse por el teatro en la escuela, allá en su Texas natal. Durante toda la juventud compaginó esta afición con sus estudios y, tras graduarse, decidió seguir con su carrera artística. Eso sí, prefirió quedarse en Texas antes que desplazarse a la glamourosa Hollywood.

De esa primera época son filmes como Reality Bites o una de las secuelas de la mítica saga de terror La matanza de Texas. Cuando empezó a ser conocida se mudó a Los Angeles y allí continuó con su trabajo en diferentes películas, principalmente independientes.

Su primer gran éxito llegó en 1994 con Jerry Maguire, película que protagonizó junto a Tom Cruise y por la que obtuvo varios premios y el respeto cada vez mayor de crítica y público.

Entre las películas que destacan en su filmografía se pueden citar Cosas que importan, El soltero, Abajo el amor, Yo, yo mismo e Irene o Persiguiendo a Betty, por la que consiguió el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia. Sin embargo su interpretación más celebrada es El diario de Bridget Jones, que le permitió figurar entre las candidatas al Oscar por primera vez en su carrera.

Recientemente ha protagonizado el drama La flor del mal, en el que aparece junto a Michelle Pfeiffer y Robin Wright Penn. En 2002 vuelve a ser nominada a los Oscar como mejor actriz por su papel en el musical Chicago, de Rob Marshall, en el que además de interpretar demuestra sus dotes para el baile y la canción.

Y como no hay dos sin tres, un año más tarde repite nominación
-en esta ocasión a la mejor actriz secundaria- por su papel en Cold Mountain, en la que aparece junto a Jude Law y Nicole Kidman. Esta vez sí: Renée obtiene el Oscar.

Con el 2004 llegó la segunda parte de su personaje más conocido, Bridget Jones, SobreviviréHugh Grant por Russell Crowe en Cinderella Man, El hombre que no se dejó tumbar.

El 2007 nos devuelve a una bella Zellweger vestida de época para Miss Potter, la biografía cinematográfica de la inteligente y carismática escritora de libros de niños Beatrix Potter. Comparte cartel con el que ha sido probablemente su mejor 'partenaire' en el cine, Ewan McGregor, con quien ya rodó Abajo el amor.

Entre sus proyectos futuros está el estreno de dos películas que ya ha grabado: el thriller Case 39, donde da vida a una trabajadora social que se verá enredada en el caso de una niña maltratada; y la comedia romántica situada en los años 20 Leatherheads, que la reunirá con su ex amante George Clooney.

Entre las curiosidades referentes a su vida privada destacan sus amoríos con el humorista Jim Carrey, el piropeado George Clooney y el cantante de los White Stripes Jack White. Y es que, sin menospreciar su talento, Renée debe parte de su popularidad a su rubia belleza. No en vano la revista People la eligió en 2001 entre las 50 mujeres más hermosas del mundo. Su última conquista es nada más y nada menos que el guapo Luke Perry, conocido por su papel de Dylan en la serie televisiva Sensación de vivir, tras poner fin a su breve matrimonio con el cantante de country Kenny Chesney.

No hay comentarios: