12 jun. 2007

Hackman

Gene Hackman

No importa si encarna al sádico sheriff de Sin perdón, al excéntrico patriarca de la familia Tenenbaum o al villano Lex Luthor de Superman: lo cierto es que Gene Hackman convence en todo lo que hace. Sus numerosos premios y el respeto unánime de crítica y público le confirman como uno de los actores más importantes de su generación.

Hackman estudió periodismo, tuvo diversos empleos e incluso sirvió
en la Marina antes de hacerse actor. De hecho, no tomó esta decisión hasta los 30 años: entonces se unió a una compañía de teatro, comenzó a actuar en escenarios alternativos y apareció brevemente en televisión antes de debutar en Broadway.

Su primer contacto con el cine llegó en 1961, con Mad Dog Coll, aunque en aquella ocasión su nombre ni siquiera apareció en los títulos de crédito. Podría decirse que su auténtico debut fue tres años más tarde en Lilith, un drama protagonizado por Warren Beatty.

El trabajo de Hackman en este film hizo que Beatty se acordara de él cuando preparaba su siguiente proyecto, Bonnie & Clyde, del que era protagonista y productor. Esta película le valió a Hackman su primera nominación al Oscar como secundario y un lugar en los historiales de las academias de interpretación a las que había acudido de joven.

Tres años más tarde volvió a ser nominado en esa misma categoría por su trabajo en el drama Nunca canté para mi padre. Y en 1971 consiguió su primer Oscar, como actor protagonista, por su papel en el thriller criminal Contra el imperio de la droga.

A ese éxito le siguieron otros, tanto de taquilla como de crítica, en films como La conversación, Rojos, Bajo el fuego o Hoosiers: más que ídolos. En aquellos años, Hackman interpretó a personajes tan dispares como el ermitaño ciego de la comedia El jovencito Frankenstein, de Mel Brooks, o el malvado Lex Luthor de la saga Superman. En 1988, su trabajo en Arde Mississippi le valió una nueva nominación al Oscar al mejor actor.

La segunda estatuilla de Hackman, obtenida en 1992 por su actuación como secundario en Sin perdón, cimentó su reputación ante una nueva generación de espectadores. De hecho, su currículum parece un libro de texto sobre la historia del cine americano de las últimas décadas. Y es que en su filmografía reciente aparecen títulos como Una jaula de grillos, Marea roja, La tapadera, Cómo conquistar Hollywood, Las seductoras, Tras la línea enemiga, Los Tenenbaums: Una familia de genios o El último golpe.

Hackman ha añadido recientemente a su currículum la faceta de ensayista, co-escribiendo con el arqueólogo Dan Lenihan el aclamado best-seller Wake of The Perdido Star.

No hay comentarios: