15 jun. 2007

Nicole Kidman

Nicole Kidman

Son muy pocos los aficionados al cine que no se hayan rendido aún al encanto de Nicole Kidman. Esta australiana de adopción ha demostrado una enorme capacidad interpretativa en una carrera tan exitosa como trabajada. Nominada al Oscar por primera vez con Moulin Rouge, no tardó en hacerse con una estatuilla gracias a su actuación en Las horas.

Aunque nació en Hawaii, Nicole Kidman creció en Sydney, en el seno de una de las familias más ricas de Australia. Su interés por el baile y la interpretación surgió siendo aún niña. Pronto inició sus estudios de arte dramático y debutó como actriz en el canal de televisión Disney.

En el cine se inició con pequeños papeles en películas australianas, algo que compaginaba con su participación en la serie de televisión Vietnam. Su trabajo en esta producción le valió el premio como mejor actriz del año en Australia en 1989 y llamó la atención de un agente norteamericano que le abrió las puertas de Hollywood al ofrecerle un papel en Calma total. Gracias a este thriller, Tom Cruise y el productor Robert Towne se fijaron en ella y la ficharon para protagonizar Días de trueno, la película que la lanzó en EEUU.

En su filmografía destacan también títulos como Retrato de una dama, Batman Forever, Malicia o Todo por un sueño. Esta última película le permitió ganar el Globo de Oro a la mejor actriz secundaria y demostrar a la crítica que era una intérprete de primera, capaz de trabajar también en papeles cómicos.

Sus papeles más sonados se los debe a películas como Eyes Wide Shut, la obra póstuma de Stanley Kubrick, y Los otros, la superproducción de Alejandro Amenábar que tantos éxitos de crítica y público cosechó a ambos lados del Atlántico. Aunque recibió grandes elogios por su interpretación en esta película, fue su papel en Moulin Rouge (2001) el que le proporcionó su primera nominación al Oscar y un status de primera espada de Hollywood.

En 2002, Kidman repitió nominación a los Oscar como mejor actriz gracias a su recreación de la escritora Virginia Woolf en la aclamada película Las horas, de Stephen Daldry. Esa vez sí se llevó el premio.

Desde entonces, Nicole entró en un fragor productivo que le llevó a protagonizar títulos tan exitosos como variados: Cold Mountain, La Mancha Humana, Dogville, Las Mujeres Perfectas o La intérprete son un buen ejemplo.

2006 ha sido para Nicole un año de descanso, después de una etapa muy intensa sobre los escenarios. Puso voz a uno de los personajes de la película de animación Happy feet y rodó a las órdenes de Steven Shainberg Retrato de una obsesión, filme que se estrena en España un año después. En el terreno personal, conoció al cantante y compositor australiano Keith Urban, con quien ha mantenido un romance que terminó en boda ese verano.

Tras un año casi sabático, dedicado a cuidar su vida íntima y a su marido, que sufría de adicción al alcohol, regresa en 2007 a su ajetreada agenda laboral con las películas Margot and the wedding, La invasión, His dark materials: The golden compass, y Australia y Necesidad, proyectos ya para el 2008.

No hay comentarios: