8 jun. 2007

Johnny Depp

Se ha ganado el respeto de crítica y público tras encarnar a todo tipo de personajes inolvidables. Comenzó su carrera como ídolo para quinceañeras, pero superó esa etapa y demostró ser uno de los mejores actores de su generación. Ha cautivado a miles de espectadores a lo largo de tres décadas. Su último personaje, el extravagante pirata Jack Sparrow, es uno de sus más memorables trabajos.

Aunque nació en Kentucky, Johnny Depp se crió en Florida. En un principio iba para músico: formó parte de varios grupos de rock, y uno de ellos, The Kids, tuvo bastante éxito. No se interesó por el cine hasta algo más tarde, cuando su esposa en aquel tiempo le presentó al actor Nicolas Cage. Fue él quien le animó a intentar ser actor.

Debutó en 1984 con Pesadilla en Elm Street, donde daba vida a una de las víctimas de Freddy (años después, siendo ya una estrella, hizo un cameo en otra entrega de la saga). A aquel primer film siguieron otros, entre ellos el oscarizado Platoon de Oliver Stone. Pero lo que realmente marcó su carrera y le convirtió en ídolo de adolescentes fue protagonizar durante cuatro temporadas la serie 21 Jump Street.

Johnny volvió al cine en 1990 con dos trabajos que despertaron la atención de la crítica: el de Cry-Baby y, sobre todo, el de Eduardo Manostijeras. Su entrañable papel en el film de Tim Burton lo situó entre los artistas más deseados de Hollywood. Depp volvió a colaborar con Burton en otras tres películas: Ed Wood, Sleepy Hollow y, más recientemente, Charlie y la fábrica de chocolate.

Tras el éxito de Eduardo Manostijeras, Johnny siguió sorprendiendo a crítica y público con su buen hacer en títulos como Benny & Joon, ¿A quién ama Gilbert Grape? o Dead Man. Incluso fue nombrado mejor actor de su generación por su actuación en Donnie Brasco, donde compartía protagonismo con Al Pacino.

Ya en la nueva década, Johnny Depp ha participado en proyectos como la comedia romántica Chocolat, coprotagonizada por Juliette Binoche; el film de aventuras Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra, en el que comparte cartel con Orlando Bloom y Geoffrey Rush y por la que fue nominado al Oscar, así como en su secuela Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto, ; El mexicano, la tercera parte de El mariachi de Robert Rodriguez, que interpreta junto a Antonio Banderas y Salma Hayek; y el thriller La ventana secreta.

Otros títulos de su filmografía son Don Juan DeMarco, Antes que anochezca, Vidas furtivas, La novena puerta, Miedo y asco en Las Vegas, Nick of Time, Blow, Desde el infierno...Además, Depp debutó como director en 1997 con The Brave, una película que coescribió junto a su hermano y también protagonizó. El film llegó a ser nominado a la Palma de Oro en Cannes.

Tras disfrutar de una gran éxito con sus Piratas del Caribe, ya encumbrado y reconocido como uno de los mejores intérpretes de las artes cinematográficas, Johnny se embarcó en un proyecto vertiginoso, la grabación de The Libertines. En la película, su personaje sufría una terrible enfermedad degenerativa fruto de su degenerada vida y promiscuidad sexual, y ofreció las imágenes más desagradables que hayamos visto del guapo Depp.

Johnny alternó este trabajo con las películas Descubriendo Nunca Jamás (2004) y Charlie y la Fábrica de Chocolate (2005), así como el doblaje del personaje principal de La novia cadáver, que estrenó a finales de ese mismo año. El 2006 fue el año de la secuela de Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto, y su éxito eclipsó todas las espectativas.

2007 fue un año especialmente difícil en la vida del actor, que tuvo que ingresar a su hija Lily-Rose, fruto de su unión con la cantante Vanessa Paradis, en un hospital londinense, aquejada de una extraña enfermedad. El rodaje del musical Sweeney Todd tuvo que ajustarse a las necesidades del actor, que pasó mucho tiempo junto a su familia en el centro hospitalario. Finalmente, Lily-Rose fue dada de alta,y Johnny pudo volver a volcarse en su trabajo.

Este año ha estrenado la última de las entregas de Piratas del Caribe, que llevaba por título En el fin del mundo, con gran acogida de público. Se espera que Sweeney Todd vea la luz a finales de este año en Estados Unidos, y además se rumorea que Johnny podría intervenir en las dos secuelas de la exitosa Sin City, de Frank Miller y Robert Rodríguez, ya en el 2008.

No hay comentarios: