5 jul. 2007

John Travolta

John Travolta

Grease, Pulp Fiction, Phenomenon, Basic... Vista desde la distancia la carrera de John Travolta es como una montaña rusa de éxitos, lagunas y fracasos. Y es que este tipo con fama de bonachón fue todo un icono de los '70, un actor olvidado en los '80 y de nuevo una estrella en los '90.

Dicen que John Travolta era tan mediocre en la escuela como brillante en la escena. Quizá por eso su madre, que era actriz, le animó a dejar los estudios y a tomar clases de voz, danza e interpretación con el hermano de Gene Kelly, Fred Kelly.

Y acertaron porque con apenas 20 años John Travolta ya tenía en su nómina taquillazos como Carrie, Grease o Fiebre del Sábado Noche, ésta última con nominación al Oscar incluida. Su radiante sonrisa, su rebelde flequillo negro y su sensual manera de moverse le habían convertido en todo un icono de la música disco de los '70.

Pero en la década siguiente el triunfo se volvió contra él. Su personaje se quemó y Travolta empezó a dar tumbos. El drama Vivir el momento fue un fisaco. Luego vino Cowboy de Ciudad, una buena película que no obtuvo el éxito esperado. Y más tarde tropezó con Brian De Palma en Impacto. Lo mismo que hizo con Staying Alive: La fiebre continúa, dirigida, curiosamente, Silvestre Stallone.

Ya en plena caída libre Travolta aceptó papeles como la comedieta Tal para cual o la insulsa Perfect. Pero no hubo manera. Aunque tuvo en sus manos guiones como Splash, American Gigolo y Oficial y Caballero la cosa no fructificó. Y poco a poco su teléfono dejó de sonar y Travolta se autoimpuso un exilio que duró varios años.

Pero con los '90 todo volvió a cambiar. En The Experts conoció a su mujer, Kelly Preston, y se inició con ella en la iglesia de la Cienciología. Luego rodó la comedia familiar Mira Quién Habla, un éxito inesperado de la que hizo dos secuelas más. Y, cuando parecía que Hollywood volvía a darle la espalda, se metió en la piel de Vincent Vega en Pulp Fiction. Un personaje que Tarantino había escrito para él y que le valió a Travolta otra nominación al Oscar.

Desde entonces este fanático de los aviones, piloto aficionado y actor bonachón ya no se ha bajado del tren de la fama. Al menos así lo han demostrado en trabajos como Broken Arrow, Michael, Phenomenon, Cara a cara, Primary Colors, La Hija del General, La Delgada Línea Roja, Operación Swordfish, Basic, El Castigador (The Punisher) o Be Cool.

Recientemente John ha estrenado Cerdos salvajes, que tuvo una gran acogida de público, y este año verá la premiere de Corazones Solitarios junto a Salma Hayek. También está previsto que se estrene el musical Hairspray, que ambientado en la América de los años 60, nos mostrará un Travolta completamente distinto: su personaje es el de Edna, una señora gruesa que canta y baila.

No hay comentarios: