18 jun. 2007

Heath Ledger

Heath Ledger

Heath Ledger es sin duda uno de los actores con más talento que ha exportado Australia en los últimos tiempos. Ha conseguido, gracias a sus acertadas actuaciones con algunos de los mejores directores de Hollywood, colocarse en el reducido grupo de jóvenes interpretes aspirantes a alcanzar el éxito. Gracias a su asombrosa actuación en Brokeback Mountain se ha convertido en la estrella revelación de 2005.

Desde que nació, Heath ya estaba predestinado a entrar en el mundo de la interpretación. Y es que Heath proviene de Heathcliff, el nombre del protagonista de la novela de Emily Bronte, Cumbre borrascosas. En el instituto destacaba por su aptitud para los deportes, en especial el hockey, pero tentado más por la idea de ser actor, dejó de jugar para formar parte de la compañía teatral Globe Shakespeare Company.

Tras este corto período de aprendizaje, Heath decidió viajar a Melbourne y una vez allí, logró convertirse rápidamente en una súper estrella de la televisión Australiana, gracias a su actuación en algunas series. Su juventud, su experiencia y su forma de actuar delante de las cámaras hicieron que este atractivo australiano, de cara aniñada y mirada penetrante, consiguiera pronto un representante en Estados Unidos. Es así como en 1999 dio el gran salto en su carrera y viajó al continente americano.

Una vez en Estados Unidos, no tuvo grandes problemas para encontrar papeles. Su primera película fue 10 razones para odiarte, una versión de La fierecilla domada de Shakespeare, que obtuvo un gran éxito de taquilla. Con este papel, Heath y su compañera de reparto, Julia Stiles, se convirtieron en nuevos ídolos para adolescentes.

Un año más tarde, en 2000, Heath consiguió hacer realidad uno de sus sueños más preciados: trabajar con su compatriota Mel Gibson. El patriota estaba ambientada en la lucha de Estados Unidos por independizarse del Imperio Británico, y su interpretación hizo eco en gran parte de las críticas. Posteriormente trabajó en películas como Destino de caballero, Monster’s Ball, dónde trabajó junto a Halle Berry, ganadora de un Oscar por su interpretación en esta película, o Las cuatro plumas.

El joven Ledger fue creciendo, no sólo como persona sino también como actor. A pesar de no tener una filmografía muy extensa, lograba tener buenas críticas con cada papel que interpretaba. En 2003 su película más exitosa fue Ned Kelly, una historia que narraba la vida del legendario héroe revolucionario de las clases bajas Autralianas. Pero no fue hasta el 2005 que consiguió su año prolífico. Entre su filmografía de ese mismo año, destacan películas como Lords of Dogtown, El secreto de los Hermanos Grimm o la aún no estrenada, Casanova. Con Brokeback mountain, la película premiada con cuatro Globos de Oro dónde se le ha reconocido su brillante interpretación y su gran talento, le han nominado al Oscar por mejor actor del 2005, y de momento parece ser el favorito a optar al premio.

No hay comentarios: