18 jun. 2007

John Malkovich

John Malkovich

Precedido por una sólida reputación labrada en los escenarios, a John Malkovich no le costó meterse a crítica y público en el bolsillo cuando saltó al mundo del celuloide: sus dos nominaciones al Oscar son buena prueba de ello. Desde entonces, el nombre de este actor camaleónico se ha convertido en garantía de calidad para cualquier director.


John Malkovich comenzó su carrera artística en el afamado Steppenwolf Theatre de Chicago, una prestigiosa compañía que él mismo fundó junto a su amigo y compañero Gary Sinise. Entre 1976 y 1982, Malkovich intervino como actor, director o escenógrafo en más de cincuenta montajes del Steppenwolf.

De Chicago pasó a los escenarios neoyorquinos, donde debutó con True West, una pieza teatral de Sam Shepard llevada a escena por su propia compañía. Más tarde protagonizó en Broadway Muerte de un viajante, la conocida obra de Arthur Miller, en la que coincidió con Dustin Hoffman. La versión televisiva que vino a continuación le valió un premio Emmy.

En 1984 llegó su salto a la gran pantalla, y no tardó demasiado en obtener un reconocimiento unánime por su talento. Lo cierto es que Malkovich ganó el premio de la crítica nacional al mejor actor de reparto por sus dos primeras películas: En un lugar del corazón, de Robert Benton, que también le valió la primera candidatura al Oscar, y Los gritos del silencio, de Roland Joffe. También fue nominado al Oscar, al Globo de Oro y al BAFTA (el máximo galardón británico) por su trabajo en En la línea de fuego, dirigida por Wolfgang Petersen y con Clint Eastwood como oponente.

A lo largo de su carrera ha interpretado una amplia variedad de personajes en las películas más destacadas y eclécticas de los últimos quince años. Algunas de ellas son El imperio del sol, de Steven Spielberg; El zoo de cristal, de Paul Newman; Las amistades peligrosas, de Stephen Frears; El cielo protector, de Bernardo Bertolucci; Sombras y niebla, de Woody Allen, y De ratones y hombres, dirigida y coprotagonizada por Gary Sinise.

En los últimos tiempos hemos podido verle en Juana de Arco, de Luc Besson; El convento, de Manoel de Oliveira; Más allá de las nubes, de Michelangelo Antonioni; El ogro, de Voker Schlondorff, o Retrato de una dama, de Jane Campion. Incluso ha encarnado una versión fantástica de sí mismo en Cómo ser John Malkovich, una curiosa película dirigida por Spike Jonze y protagonizada por John Cusack y Cameron Diaz.

Su último trabajo es Ajuste de cuentas, una comedia negra de los guionistas y directores Brian Koppelman y David Levien, en la que Malkovich comparte reparto con Dennis Hopper y Vin Diesel.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En la revista de playboy hay una entrevista a malkovich, denle una leída, la verdad es interesante saber un poco sobre el pensamiento de este hombre, solo visiten http://www.playboy.com.mx/