24 may. 2007

Brad Pitt

A diferencia de James Dean, todavía no es una leyenda (por mucho que una de sus películas, "Leyendas de Pasión", lleve esa palabra en el título). Pero va por el buen camino: el del actor guapo que además actúa bien.

El salto cualitativo lo dio en "Seven", haciendo de policía junto al sesudo Morgan Freeman. En ese rodaje conoció a Gwyneth Paltrow, con quien salió durante dos años y medio. Después de "Seven", Brad Pitt ya no sería el trozo de carne sexy que era en "Thelma y Louis". Aunque las revistas hayan publicado fotos suyas en pelotas, es un actor bastante maduro que ya sabe lo que se siente al ser nominado al Oscar (por su papel de psicópata en "Doce Monos", junto a Bruce Willis) y al trabajar con directores de lujo, como Jean-Jacques Annaud ("Siete Años en el Tíbet") o Robert Redford ("El río de la vida").

Pero Brad Pitt no ha sido siempre el actor multimillonario rompecorazones de actrices de hollywood: Juliette Lewis con 16 años (con quien compartía reparto en la serie de TV "Too young to Die?"), Geena Davis, Gwyneth Paltrow... (¿Qué pasará ahora con Julia Roberts, con quien comparte cast en The Mexican?) Primero tuvo que estudiar publicidad en la Universidad de Missouri, dejar la carrera a falta de dos créditos, y largarse sólo a California.

En el estado del sol y las playas se ganó sus primeros dólares desde abajo, haciendo de chofer de limusina de artistas de striptease, cargando neveras en una compañía de mudanzas y vistiéndose de pollo gigante cuando trabajaba en "El Pollo Loco". Mientras, les decía a su familia y amigos que estudiaba arte en la Escuela de Diseño de Pasadena.

Con sólo unas cuantas clases de interpretación bajo el brazo, consiguió el papel de novio de la hija de Priscilla Presley en "Dallas". Pero lo que le catapultó a la fama fue el papel de autoestopista cachondo en "Thelma y Louise". Allí forjó una imagen mítica e imborrable para sus fans: un pack de seis abdominales perfectamente marcados. Después de protagonizar la carrinclona "Leyendas de Pasión", la revista "People" le declaró El Hombre más Sexy del Mundo.

Su boda con la actriz de la serie "Friends", Jennifer Aniston, ha sido una de las más impresionantes del año 2000: ni más ni menos que un millón de dólares en gastos. Se lo puede permitir porque el chico de oro cobra 10 millones por peli y además no le paran de caer papeles cada vez más interesantes: "El Club de la Lucha", "Snatch"...

No hay comentarios: